Busca el feminismo la igualdad de mujeres y hombres como personas, exponen activistas

Busca el feminismo la igualdad de mujeres y hombres como personas, exponen activistas
Las integrantes de Aquelarre Zacatecas y Vivas Nos Queremos #24A dieron a conocer sus conceptos en el programa Acentos, de La Jornada Zacatecas TV ■ FOTO: MIGUEL ÁNGEL NÚÑEZ

■ Se trata de un sistema de pensamiento antisistémico, por lo que causa ámpula y escozor

■ No es “una secta queriendo matar varones”; intenta acabar con la opresión a ambos sexos

Al igual que el machismo, el feminismo no tiene género, lo asumen por igual hombres y mujeres. Pero en este caso, el objetivo no es la supremacía de unas sobre los otros sino la búsqueda de la igualdad de ambos como personas. Es asimismo, una de las vetas del pensamiento antisistémico, pues se expresa contra el patriarcado, cuyas cualidades refieren estructuras jerárquicas de competencia, dominación y control.

En tanto que el feminismo cuestiona el sistema de privilegios, causa ámpula y escozor, de tal manera que para denostarlo se han acuñado términos para referirse a quienes lo asumen, como “feminazis”, se expuso en Acentos el programa de La Jornada Zacatecas TV.

A la serie conducida por Carlos Navarrete, las invitadas en esta ocasión fueron Cristal Fivela y Ana Pinedo, integrantes de la colectiva feminista Aquelarre Zacatecas, y de la causa, Vivas Nos Queremos #24A.

Entre los mitos que fueron aclarados, se precisó que el feminismo no es “una secta queriendo matar hombres” ni desaparecerlos o dominarlos, sino pretende acabar con un sistema opresor tanto de hombres como de mujeres, que exige de ellos una defensa constante de serlo, y de ellas, la invisibilización y la dependencia, y por tanto el sometimiento, uno que para ejercerse requiere diferentes tipos de violencia, incluida la feminicida.

El feminismo es un sistema de pensamiento que busca la libertad, la equidad entre hombres y mujeres, dijo desde su experiencia Ana Pinedo, quien agregó luego, que es darse cuenta que se es persona antes que un ser sexuado.

El feminismo se ejerce en todas las situaciones y los ámbitos de la vida, por ejemplo, cuando se valora la reacción que debe tenerse ante un chiste sexista. “Y tú piensas: ¿me tengo que reír o indignarme?”.

Es también el asumir en la relación de pareja que se es capaz de tomar decisiones propias, más allá de la “simbiosis”.

Considerarse feminista agregó por su parte Cristal Fivela, “es un modo y estilo de vida. Es ir contra un sistema en el cual estamos inmersas e inmersos”, que privilegia a unos, y en este caso, oprime a otras u otros.

A la palabra feminismo se le tiene miedo, dijo, y por tanto también existen los feminifóbicos que le temen a lo que desconocen o que hacen caso de apreciaciones erróneas sobre su significado.

Agregó aquí la observación de que los cuestionamientos al feminismo se hacen “desde el miedo de que sea lo mismo que el machismo”, cuando en realidad busca la igualdad y la equidad entre todas las personas.

Las invitadas citaron varios ejemplos de cómo se manifiesta lo que denominaron micromachismos, es decir, lenguajes y códigos cotidianos, desde una visión de apropiación, acoso y sometimiento, que invisibilizan a las mujeres o les dan trato de cosas; entre otros, los que suceden cuando una mujer dice “no” a alguna situación, pero su negativa no es tomada en cuenta.

Al respecto de estas formas de violencia citaron el caso de una violación reciente, ocurrida en Pamplona, España, en el contexto de la celebración más grande de aquel país, y que tuvo como reacción una manifestación masiva de rechazo desde la que se corearon consignas feministas por grupos izquierdistas del País Vasco.

En México la violencia contra las mujeres expresada por miles de feminicidios, ha generado movimientos como el denominado 24A, pues comentó Ana Pinedo, “no importa la edad, no importa el estatus, todas son víctimas de un sistema que nos está matando”. -Y que es patriarcal”, agregó Cristal Fivela.

Un punto que recuperó el conductor de la serie para proponer al feminismo como un sistema de pensamiento antisistémico que busca reconfigurar valores “y darles completamente la vuelta”.

El patriarcado dijo es capitalismo puro, existen en él las jerarquías, la competencia, la dominación, el control y la exclusión.

Esta definición del feminismo es importante comentó Fivela, porque su propuesta es una deconstrucción de “cómo nos vemos las mujeres, y qué papel jugamos en la sociedad”. Es una reapropiación de un espacio donde “siempre has sido invisibilizada”, por eso genera “mucho choque”, dijo.

“¿Quién quiere perder esos privilegios?”, agregó el cuestionamiento Carlos Navarrete, para agregar que por ello el feminismo causa tanto escozor y tanta ámpula.

No existe una lucha de poderes, por lo menos propuesta desde el feminismo, “no estamos contra los hombres (…) ni se trata de ver quien tiene el pantalón más largo o la falda más corta”, sino se busca la igualdad, la horizontalidad entre las personas, dijo Cristal.

“Es como la pregunta que siempre le hago a los compañeros, ¿oye no estás cansado de ser hombre, de todo el tiempo estarte posicionando como hombre, y lo que implica ser hombre en una sociedad machista?”.

Ella sostiene que ha decidido no ser mujer en una sociedad machista donde serlo no le privilegia, y que a diferencia eligió ser feminista.

Estas posturas que cuestionan al sistema y sus imposiciones, como la forma de vestir, de sentarse, de moverse, de actuar, son por antisistémicas, “mitificadas con un halo de maldad, por desconocimiento y por miedo”, comentó Navarrete.

Cuando se utilizan términos como “feminazis” para referirse a quienes se oponen a la violencia contra las mujeres, puede devolverse otra vez la pregunta, ¿quiénes son los genocidas, los asesinos, ellas o aquellos que como el caso reciente de un feminicidio ocurrido en el país, el agresor le aventó en la cara a la víctima una caja de herramientas causándole la muerte?, agregó.

Las violencias contra las mujeres son simbólicas, pero también van desde el acoso callejero hasta el asesinato, comentó Cristal.

Es difícil que la gente entienda la diferencia entre machismo y feminismo, el primero además de ser reproducido por hombres y mujeres forma parte del sistema educativo “que se nos mete en la médula desde que nacemos”.

Recordó Ana Pinedo, corre en las redes un mensaje que busca concientizar a los hombres sobre la agresión contra las mujeres con mensajes como “respeta a una mujer porque es tu mamá, tu hermana, tu tía, tu abuelita…”, pero observó, “no tenemos que pertenecer a alguien” para tener el derecho a ser respetadas.

Es entonces la empatía a lo que alude el feminismo y no al sentido de posesión, agregó Cristal Fivela.

Ser mujer en un contexto machista es difícil pero ser feminista es dificilísimo comentó Carlos Navarrete.

No es necesario pronunciarse en este último carácter para serlo dijo Fivela, sino decidir desde la propia conciencia. Ser conscientes de los actos machistas es complicado porque han sido “súper interiorizados”, pero son visibles cotidianamente, comentó, por ejemplo, cuando una mujer elije qué ropa ponerse.

“Voy a salir de noche, ah no me tengo que poner faldas, porque pues ahorita pueden pasar algunas cosas, mejor me pongo un pantalón (….) voy a viajar, mejor me pongo pantalones, jeans y una faja porque soy menos violable y me da tiempo para correr”. El sistema machista y patriarcal se permite todo tipo de violencias contras las mujeres, expusieron.

En un sistema opresor como este “yo creo que debemos ser libres de elección, pero también tener cuidado de dónde nos movemos, con quién nos movemos”, dijo Cristal Fivela, pues dijo, a veces el solo hecho de pronunciarse como feminista implica convertirse en sujeto de riesgo.

Las feministas no piden que se les respete por ser mujeres sino por ser personas, reiteró. Pues el feminismo sostiene que ellas tienen los mismos derechos y obligaciones que ellos sin obviar que hay diferencias fisiológicas.

“Se pelea mucho por el hecho de que si tú puedes cargar el garrafón, si tú puedes llorar, de si yo me permito sentarme así, o puedo ser más amanerado”, todo esto es opresión. Una que no deja ser o que cuando observa un “desvío” de la norma produce una reacción violenta por parte de quien detenta los controles sociales.

“Por eso el miedo, por eso la discriminación, por eso tanta injusticia cuando uno se pronuncia feminista”.

Si en Pamplona se pudo aprehender a los cinco agresores sexuales de la mujer, en México los feminicidios siguen lastimando a la sociedad, “¿cómo vivir el feminismo?” en este país donde la reacción de la gente puede no condenar a los agresores sino cuestionar a las mujeres, “¿pero qué hiciste para que te haya pegado?, ¿cómo estabas vestida?”.

“El autocuidado es importante”, ser feminista en un mundo machista genera confrontación, “tampoco podemos ir por el mundo diciendo que somos paz cuando la violencia es todo el tiempo cotidiana, también está la autodefensa”, dijo Fivela.

En un contexto violento como lo es actualmente México para todos y para todas, los hombres son potenciales violentadores amen de él, un hecho ante lo que sólo queda la educación, o mejor dicho, la reeducación. Desaprender.

“Es hacer conciencia de que estás violentando al otro, de que estás minorizando al otro, de que estas oprimiendo al otro, y eso es bien difícil desde una posición privilegiada”, pero no imposible, dijo.

Finalmente las integrantes de Aquelarre Zacatecas, activistas también de VivasNosQueremos #24A, movimiento que recientemente ha hecho varias manifestaciones localmente contra los feminicidios y otras expresiones de la violencia de género, se despidieron con una invitación a “no tenerle miedo al feminismo”, porque “es algo muy lindo que te hace darte cuenta, te hace ser consciente, te hace ser libre, te hacer ser persona”. Es inclusión y una forma de lucha contra un sistema opresor.

Banner Home Videos 578 x 70

Noticias relacionadas

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ