Presupuesto: obediencia e inercia

Presupuesto: obediencia e inercia

Una política presupuestaria tiene la función de asignar bienes públicos a una sociedad y con ello hacer posible el cumplimiento de derechos sociales por parte del Estado. También tiene la función de distribuir los recursos públicos para propiciar la equidad en esta sociedad de alta desigualdad; y como el mercado no distribuye con justicia, el Estado tiene que hacer esta tarea esencial. Igualmente con la llamada Estabilización: política presupuestaria para impulsar un alto nivel de empleo y mantener una razonable estabilidad de precios. Y los presupuestos tradicionales diseñados con el criterio simple de incrementar partidas inercialmente, han mostrado que no funcionan para cumplir con las tres funciones básicas señaladas.

Los modernos sistemas presupuestarios buscan superar los problemas relacionados con los sistemas tradicionales, y han recibido una acogida favorable los criterios de mejoramiento de los procedimientos de planeación y fiscalización de los programas de gasto. Pero además del inexorable aumento del gasto, existe un rosario de problemas relacionados con los crecientes déficit presupuestarios, el deterioro de la base presupuestaria, la conjugación de altas tasas de desempleo y la opinión general de los mexicanos de que los gobiernos (en sus tres niveles) no saben cómo administrar la economía. Desde la segunda mitad del siglo 20, se han tomado medidas más enérgicas en el mundo para mejorar los sistemas, cuyo éxito ha variado de acuerdo con los problemas que enfrentan los países y sus niveles de desarrollo fiscal e institucional. Pero México (y Zacatecas en particular) se ve muy rezagado en relación con las formas avanzadas de diseñar, implementar y fiscalizar su ciclo presupuestal.

Durante el proceso de asignación presupuestaria, el gobierno establece sus prioridades  y refleja las decisiones sobre sus responsabilidades: garantizar el acceso a la salud, mantener el equilibrio fiscal, proveer a los ciudadanos de fuerzas de seguridad o construir infraestructura urbana. Y en condiciones normales la asignación y aprobación es una etapa de fuerte negociación, pero si el Ejecutivo tiene ventajas numéricas en el Legislativo, pues la negociación se convierte en obediencia, y sin negociación no hay discernimiento sobre mejores formas de asignación; o también: con la obediencia no ocurre la deliberación, esencial de un parlamento. Y a su vez, sin el ejercicio de la esencia parlamentaria, las potencias de innovación para modernizar el ciclo presupuestal quedan anuladas.

En tiempos de crisis es especialmente importante la innovación en el tema de presupuesto porque es el instrumento de política pública más importante para poner a rodar estrategias para revertir la situación negativa. Sin embargo, lo que tenemos enfrente y podemos predecir sin ser profetas, es que el paquete económico que manda el Ejecutivo será aprobado y obedecido con muy pocas comas modificadas. Y por tanto, podemos predecir igualmente que muy poco se moverán las tendencias de nuestra realidad económica y social del estado de Zacatecas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70