Las + Recientes

¡Vaya aniversario!

¡Vaya aniversario!

Los aniversarios sonfechas a celebrar o lamentar. Al Stuaz, hoy Sindicato de Trabajadores al Servicio de la Universidad Autónoma de Zacatecas, presidido por Rafael Rodríguez Espino, tocaba celebrar un año más de su existencia  institucional, el viernes 5 de septiembre de 2014, en fortuita coincidencia con el segundo Informe a rendir por el Rector Silva Cháirez, sobre el estado que guarda la UAZ. Coincidencia temporal y, en principio, espacial: se suponía a los trabajadores, atentos a reunirse y ocupar el recinto universitario donde, sin previo aviso, el Rector Silva presentaría su segundo Informe. La estrategia del Stuaz no sonaba mal: preveía el Rector acudiera a rendir su informe a tres recintos que grupos de trabajadores universitarios ocuparon desde la noche del jueves. Por supuesto, la obligación de informar del Rector estaría dirigida, al H. Consejo Universitario de la UAZ, comisiones respectivas, a los universitarios y público en general. El viernes, lo único firme era la hora fijada para el acto universitario: 10 horas.

En el teatro Calderón había trabajadores universitarios con la expectativa de que acudiera el Rector Silva Cháirez y sin impedir la ceremonia, cuestionarlo in situ sobre compromisos contraídos por él, durante eventos anteriores y solicitar los cumpliera. No han faltado esfuerzos por parte del Stuaz o intentos por entrevistarse con él, como máxima autoridad unipersonal universitaria; ni tampoco tolerancia. En forma simple dicen, no lograr ser escuchados por el Rector, intentos de comunicación, tolerancia y esperas, ha habido.

¿Qué ven los trabajadores universitarios en riesgo por la falta de comunicación y los incumplimientos de la patronal universitaria? Una retrospectiva histórica se integraría con exigencias como ésta: “no es posible ni siquiera subsistir con los bajos salarios que los trabajadores ganan”. “El Sr. Rector… les había prometido un aumento al inicio de su gestión administrativa, pero hasta la fecha no ha cumplido”. Otro trabajador “exhorta a los asistentes a que sin temor expongan la situación, para hacer ver a las autoridades la injusticia y la arbitrariedad con que se ha procedido con los trabajadores al servicio de la UAZ”. Otro trabajador expuso: “que sí se les proporciona asistencia médica pero en forma esporádica e inadecuada, piensa que la atención médica debería proporcionarse a través de una institución médica y de un contrato colectivo de trabajo”. Problema que se pensaba fuera soluble por el IMSS, promesa ofrecida e  incumplida por el Rector, Magdaleno Varela, fallecido. Esa discusión precipitó el inicio de otra: “La Presidencia de debates hizo uso de la palabra y recalcó que nadie va a ayudar a los trabajadores si es que ellos mismos no se ayudan y se organizan para defender sus derechos legalmente constituidos y consagrados en el art. 123º de la Constitución Política de México y la Ley Federal del Trabajo. Se pasó enseguida a analizar los aumentos de sueldo registrados desde el ingreso de cada trabajador hasta la fecha. Tomó la palabra un trabajador “y dijo que cuando empezó a trabajar para la Universidad, o sea hace trece años, entró con un sueldo de diez pesos diarios; dos años después le fue aumentado el sueldo a 12 pesos diarios y actualmente gana 16 pesos. Tomó la palabra Fernando Ramírez y dijo que llevaba doce años para la Universidad y que trabajaba doce horas diarias sin que se le paguen horas extras. Subrayó el hecho de que durante la gestión del Lic. Varela no hubo ningún aumento. Un jardinero agregó: “a los jardineros no se les da el séptimo día que marca la Ley.” Uno de los mozos señaló: “todos los mozos trabajan ordinariamente doce horas y aún más en tiempo de exámenes y que no se les pagan horas extras y carecen de vacaciones de ley”. De los veladores, se señaló que “tenían una jornada de doce horas”, sin relevo; incluso, “trabajan los domingos y no se les paga el séptimo día ni horas extras”.

La sesión continuó y el Orden del Día, incluía “buscar la forma de organización más adecuada para defender los comunes intereses”, se pensaba: un sindicato. Así, “Tomó la palabra la Presidencia de Debates y preguntó a los presentes si todos estaban de acuerdo en que el Sindicato fuera la forma de organismo que se debería de tomar, a lo que se respondió en forma afirmativa por unanimidad, por lo que se procedió inmediatamente a integrar el Comité Ejecutivo”. La Presidencia de Debates leyó los puestos que éste debería tener, estuvieron de acuerdo por unanimidad y se procedió a elegirlos. Para secretario general se propusieron tres candidatos: Jesús Garay, Pedro Rodríguez y Manuel López, en ese orden. Con el siguiente resultado: Jesús Garay 13 votos, Pedro Rodríguez 6 y Manuel López 2. Así se eligió a los demás integrantes del Comité Ejecutivo.

Entonces como ahora hay problemas en la UAZ y formas y voluntad de resolverlos, como universitarios, urgidos de imaginación, comunicación y organización, fluidas e interminables, con sentido del ser y hacer universitario como ejes para desplegar la política y dimensionar la grilla. Cuestión de anteponer lo académico y con justicia, firmeza y colegialidad auténticas, intervenir. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70