Trabajadores de la Salud: Entre la precariedad o la regularización

Trabajadores de la Salud: Entre la precariedad o la regularización

La calidad en el servicio de salud depende, en mucho, de la condición laboral del personal que atiende a los enfermos: médicos, enfermeras y personal de auxilio. Un trabajador de la Salud con seguridad en el empleo, goce de vacaciones, aguinaldo, servicio médico, etcétera, probablemente brindará una atención adecuada a los enfermos que los trabajadores que tienen un contrato temporal, bajos salarios y carga de trabajo a destajo. A todos los ciudadanos debe preocuparnos las condiciones laborales de los médicos y enfermeras que nos atienden, porque es un factor esencial de la calidad de atención que recibimos.

En los últimos años el sistema de salud, al igual que otros sectores, ha sido llevado a la flexibilidad laboral, lo cual se ha traducido en un proceso continuo de inestabilidad en el empleo. Aunado con el proceso de la transición demográfica en el país (de envejecimiento de la población) que ha encarecido los servicios de Salud porque el cambio epidemiológico de este fenómeno social y el aumento de atención de enfermedades crónicas, hacen especialmente caro el servicio, lo cual degrada aún más la calidad de las ofertas laborales en el Sector Salud.

Lo que podemos constatar y medir con claridad es que desde el llamado ‘ajuste estructural’ en México, el volumen de trabajadores de plaza de base se ha mantenido casi constante; y la modalidad de contratación que se ha usado en forma hegemónica es la contratación temporal sin beneficios de ley. Y con los procesos de descentralización se debilitó aún más el poder de negociación de los trabajadores de la Salud, porque se fragmentó el gremio, y así, el sindicalismo menos pudo hacer para impulsar la creación de plazas de base en lugar de contrataciones temporales precarias y de trabajo a destajo. Por ello, la bandera para combatir la precariedad en el trabajo de la Salud, ha sido el impulso de los procesos de regularización laboral. Ahí se ubica la tensión entre trabajadores y autoridades. Y ahí mismo se juega la relevancia del sindicato: la capacidad de provocar procesos de estabilidad en el empleo con todos los beneficios de ley.

El SNTSA cuenta con más de 200 mil afiliados en todos los estados, pero su conducta ha sido siempre oficialista y poco combativa; sin embargo, no pueden sustraerse del tema de la regularización, ya que las diferencias salariales entre los trabajadores contratados por honorarios y los de plaza son de enorme asimetría: llega a ser de 50 por ciento. Por ello, a la población de Zacatecas debe preocupar que los trabajadores que atienden su salud, estén regularizados y tengan todos los beneficios de ley, porque un médico que trabaja a destajo y tiene otros empleos, su nivel de atención termina siendo de mala calidad, y en ese contraste puede encontrarse la diferencia entre la salud y la enfermedad, o entre la vida y la muerte. Es un tema muy sensible y por ello es de celebrar la regularización iniciada en este sector tan importante, esperemos se continúe en la contratación de los aun miles de trabajadores precarios.

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70