La corrupción legal: los salarios a políticos

La corrupción legal: los salarios a políticos

La corrupción puede ser legal, pública y a los ojos de todos, y eso ocurre en este país, y particularmente, en el estado de Zacatecas. El uso y beneficio privado del recurso público, puede muy bien llevarse a las cámaras y autorizarse, y con ello, convertirse en legal, permitiendo que el dinero público se maneje como si perteneciera a quien ejerce el gasto. A partir de 2009, el escándalo en el abuso de la asignación de ingresos de funcionarios públicos fue de tal nivel, que se obligó a una Ley de Salarios Máximos, en la cual se modificaba el artículo 127 de la Constitución de la República, para impedir que los servidores públicos ganaran más que el Presidente de la República porque se exhibieron casos donde algunos presidentes municipales ganaban hasta tres veces lo que ganaba el presidente de la nación. Caso particular fue y es el salario de los ministros de la Corte Suprema, con ingresos cercanos a los 500 mil pesos mensuales. ¿Cómo puede alguien ganar 16 mil pesos diarios?

En el caso de Zacatecas, ha llamado la atención los elevados ingresos de la burocracia en todos los niveles y órdenes, desde el Poder Legislativo, hasta la Universidad, pasando por los municipios; en toda la administración pública existe el cáncer de la corrupción legal, lo que  trae como consecuencia el estancamiento del desarrollo: es cosa de comparar el costo de la parasitocracia respecto al costo de los programas de desarrollo social. Si tomamos como referente los comparativos del presupuesto federal del 2010, tenemos que al Poder Legislativo se destinaron más de 9 mil 500 millones de pesos, y para IMSS-Oportunidades 7 mil 300 millones y para el Fondo de Apoyo para la Micro, Pequeña y Mediana Empresa 5 mil 890 millones, apenas 76 y 62 por ciento respectivamente de lo que recibió el Poder Legislativo. Por su parte, al Programa de Apoyo Alimentario se le otorgaron 5 mil 110 millones y al Programa de Infraestructura Social Básica para la Atención de los Pueblos Indígenas 4 mil 698 millones, 49 y 54 por ciento de los recursos destinados al Poder Legislativo. Recordemos que hace algunos días publicamos cómo un diputado local gana 3 mil 200 pesos diarios, sin tomar en cuenta los apoyos a la gestión, las famosas “herramientas”, a lo que hay que agregar el permiso para que los presidentes municipales ganen hasta 87 mil pesos al mes, y que  hace algunas semanas también publicamos los ingresos inmorales de los funcionarios universitarios.

Todos los datos mencionados arriba son signos de la corrupción legal generalizada. Parece que los recursos públicos están a merced de un hato de hienas burocráticas arrancando su pedazo del mismo y mordiendo a los demás. Pero (eso sí) legalizando el pedazo arrancando. En suma, es tal el nivel de cinismo que las cámaras legislativas autorización la apropiación privada de los recursos públicos y se cuidan de no poner en riesgo el disfrute del botín dejando sin efecto práctico la ley de salarios máximos al no reglamentarla. Todo está fríamente calculado.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70