Urge reunir al consejo universitario de la UAZ

Urge reunir al consejo universitario de la UAZ

La Universidad Autónoma de Zacatecas tiene un órgano superior y es deliberativo: el H. Consejo Universitario. Es insólito que no se haya reunido en toda esta crisis por la que atraviesa la institución. Su última sesión fue para rechazar la renuncia del Rector Silva, y en ella, después de indulgentes discursos para manifestarle el respaldo suficiente para emprender medidas para el rescate financiero de la institución, se mandató a la administración a elaborar dos planes, uno de reingeniería institucional (nunca supimos exactamente a qué se referían con eso), y otro de rescate financiero, para ser aprobados por el propio Consejo, lo que no ha ocurrido porque no se ha vuelto a reunir. Luego se publicó la noticia de que grupos que constituían la propia administración central estaban interesados en impulsar la desaparición de los procesos de elección junto a la constitución de órganos colegiados electos democráticamente, para establecer una junta de gobierno. Y el Consejo Universitario continuó sin reunirse.

El trato opaco de la información académica y financiera de la UAZ (la cual ni con el movimiento de huelga se despejó), provocó que se especulara de que ya había una junta de gobierno de facto: un muy reducido grupo de funcionarios que determinaban las decisiones centrales de la institución sin debate y sin obligación de justificar sus decisiones ante nadie. Aquí se revela con mayor nitidez la importancia del Consejo Universitario: que más allá de la legítima representación de los sectores e intereses universitarios, es un órgano deliberativo, en el cual las autoridades deben justificar sus acciones u omisiones. Es decir, las personas que toman las decisiones se ven obligadas a dar razones de sus acciones públicamente  ante la comunidad académica y ante toda la sociedad zacatecana.

Más allá de la representación, es la ética comunicativa la que constituye el carácter democrático de un órgano. Hay muchas acciones y, sobre todo, omisiones que el Rector debe explicar y justificar. Pero la vida de este órgano de gobierno ofrece otra ventaja: cualquier universitario puede asistir a él y proponer soluciones a los problemas que enfrenta la UAZ. Su carácter no sólo es deliberativo, sino abierto, lo que constituye la mejor manera de aclarar las cosas. Es evidente la necesidad de que dicho órgano colegiado se reúna y decida una ruta institucional. Sin embargo, existe un motivo aun de mayor urgencia: el propio Consejo debe emitir la convocatoria para su renovación, pues de no hacerlo estará en problemas legales. Si el Rector no lo convoca estará enviando el ominoso mensaje de que desea la desintegración de la máxima autoridad, lo que pondría a la institución en un estado de ruptura del orden legal y pondría al propio Rector en estado de desacato de la propia legislación universitaria. Por todo lo dicho, es vital que pronto se reúna el H. Consejo Universitario y lleve algo de luz a nuestra Máxima Casa de Estudios.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70