La unidad del Spauaz ante la renovación de su dirigencia

La unidad del Spauaz ante la renovación de su dirigencia

El sindicato del personal de académicos se ha convertido en un real contrapoder en la UAZ: ante la arbitrariedad en las decisiones y de omisión de acciones por parte de la rectoría, el sindicato se convierte en una fuerza vital para emprender no sólo la defensa de los derechos laborales de sus miembros, sino para darle rumbo a la institución. En las crisis se debe preguntar si hay algún poder instituyente que permita salir de esta. Por ejemplo, ante la necesidad de diseñar una salida al problema estructural de la Universidad, la Rectoría no ha convocado a nada para hacerlo (ni siquiera continuó el diálogo con los legisladores federales); y por ello, es el Spauaz el que debe ponerse a la cabeza para hacerlo. Sin la fuerza de la unidad del sindicato, se hubieran perpetuado las decisionesinsensatas de la Rectoría; pero también es justo esa fuerza la que nos puede permitir tener esperanza de elaborar una solución efectiva de largo plazo a los problemas financieros que todos conocemos. En suma, ante la situación actual de la UAZ es fundamental el papel que tiene el sindicato como poder instituyente.

Pero hoy martes 18, inicia formalmente el proceso que llevará a la renovación de su dirigencia para los próximos años, con la constitución del colegio electoral y la emisión de la convocatoria que regule el desarrollo de la elección del nuevo comité ejecutivo. Además, tendremos simultáneamente la renovación de 66 por ciento del Consejo Universitario, porque este órgano deberá estar renovado a más tardar el 7 de mayo próximo (y el Spauaz cuatro días después). Por tanto, estamos en la puerta de un intenso proceso electoral por doble causa. Y estas circunstancias pueden dar lugar al rompimiento de la unidad del sindicato, lo cual es muy importante que no ocurra.

¿Qué se debe hacer en este caso?  Pues gestionar explícitamente dicha unidad. Y para ello, preguntemos, ¿qué puede dar garantía de unidad en medio de un proceso electoral? Una candidatura es poco probable (aun cuando no imposible). Pero lo que sí puede dar impulso a tal objetivo es la construcción de una plataforma común-mínima que suscriban todas las planillas que se inscriban al proceso de elección.

Esta plataforma mínima y común, deberá estar compuesta por propuestas programáticas y por compromisos muy precisos de la actuación de quienes ganen la elección. Pero es muy importante que se firme por todos o pacte públicamente la plataforma mencionada. Pues bien, si esto es así, se debe pensar en cómo construir la plataforma de programa y compromisos común a todos. Una manera de hacerlo es a través de un evento que para eso convoque, pero antes del cierre formal de los registros de las planillas, lo cual significa que se tendría que convocar a un encuentro o congreso sindical para antes del 9 de abril próximo. En ese congreso sindical deberá tener frutos muy precisos: la propuesta integral del sindicato ante la crisis estructural de la institución, las propuestas sobre los procesos escalafonarios, iniciativas para compensar el malísimo servicio de salud que reciben los profesores en el ISSSTE, y compromisos sobre la seguridad en el empleo de los tiempos determinados.

Además de este renglón programático, se deberá atender el renglón de formas de campaña; porque es justo en estos asuntos donde se provocan las discordias más fuertes: se deberá pactar una forma de campaña que destierre de inicio el trabajo sucio o campaña negra, junto con medidas de equidad básicas.

La limpieza y la equidad en la elección es la mejor manera de darle vida al pacto programático. Todo se puede arreglar en un evento definitorio que se realice antes del cierre de los registros. Y la voluntad de llegar a este tipo de acuerdos básicos para gestionar la unidad interna del sindicato, se verá justo hoy (y en los próximos días) en el diseño de la convocatoria general del proceso. Veremos qué ocurre. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70