Las + Recientes

Crímenes por omisión

Crímenes por omisión

Luego de sufrir fallidos y fracasados gobiernos, emanados de falsas alternancias y sendos escándalos de fraudes electoreros, compra de votos y farandulismos baratos, vivimos, y sobrevivimos, en nuestro país soportando los embates de las alzas a los precios de los productos y servicios diarios y a las muy, pero muy pocas alzas a los salarios.

Las cifras dan terror: en el foxismo, (sexenio de Vicente Fox), se crearon sólo 1.16 millones de empleos, 23% de ellos eran eventuales. El que presumía ser el presidente del empleo, el señor Felipe Calderón, creó solamente 1.86 millones de ellos, 30% eventuales, muy lejos de sus discursos como candidato al prometer “generar los empleos  que van a demandar un millón de jóvenes cada año al ingresar al mercado laboral”, según sus propias palabras. Del gobierno actual, sólo basta analizar la última cifra: en enero de este año se crearon 21 mil 979 nuevos empleos, casi todos temporales; y, sin embargo desaparecieron 22 mil 654.

Sin necesidad de realizar profundos análisis del tema es sencillo inferir el Estado fallido en materia laboral, producto de políticas erradas, pretendiendo entregar la responsabilidad del crecimiento económico y social a la iniciativa privada, en un país corrupto, con vastos vacíos legales, tráfico de influencias, sin duda da pie a la especulación, al coyotaje y a la proliferación de capitales golondrina, lo que ha provocado la aparición de monopolios económicos y eso, en un país tercermundista, resulta peor que una bofetada.

Las terribles consecuencias de tan desastrosos manejos están sobre nosotros miles de jóvenes involucrados en la violencia a través del crimen organizado o criminales por cuenta propia, otros, mexicanas y mexicanos, buscando refugio al azote carencial, en el ya de por sí abarrotado comercio informal y otras tantas y tantos, migrando a las urbes del país, buscando emplearse, o bien la ficticia, en el mejor de los casos idea del sueño americano, que en ocasiones se convierte en pesadillas vivas. Triste dolor e impotencia observar los reportes de la patrulla fronteriza americana; cientos y cientos de muertos, mexicanos y latinoamericanos, casi todos, entregando su vida, al tratar de cruzar la frontera hacia Estados Unidos, huyendo de las terribles cifras, buscando aliviar la zozobra de preguntarse  que se comerá mañana. Cientos, y miles de hombres y mujeres cuyo único delito fue ser parte de eso que los malos gobiernos llaman estadísticas que presumen y defienden y en suma muestra de cinismo disfrazan.

¡Este gobierno es un asesino! Porque no ha sido capaz de ofrecer a sus mujeres y hombres la oportunidad de servir cabalmente en su país, ofreciendo su esfuerzo y espíritu para trabajar por él, obligándolos a huir, a migrar, a morir…

Mientras se sigue asesinando se debate como se debe seguir entregando nuestra patria a los extranjeros y como se debe seguir culpando a los maestros del fracaso educativo, a los campesinos de la aminorada productividad agraria y a la población en general por los hierros capitalistas y los rescates a la clase pudiente; y en el vecino del norte en tanto se debate si los que ya está ahí, trabajan y rinden ahí, deben o pueden seguir ahí, por el hecho de, según su errado juicio, no pertenecen a esa nación deben salir, o deben ser llamados delincuentes, como si no se les hubiera impuesto ya demasiados motes y adjetivos.

En memoria, muy respetuosa del paisano y amigo Juan Gabriel Rodríguez Cisneros, migrante zacatecano muerto en marzo del 2014, tratando de cruzar la frontera hacia Estados Unidos, siguiendo el «sueño americano». Tenía sólo 33 años de edad ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70