Resistencia

Resistencia

Sigue la resistencia, pero por lo pronto sin dar frutos. La correlación de fuerzas y la hegemonía que detentan a su favor los hermanos adversarios, siguen sin estar del lado de los maestros democráticos. ¿Por qué se han estado inconformando y protestando los maestros?  Evaluación pero sin re adscripción como antesala del cese o retiro del servicio y gratuidad de la educación básica sin la aportación de cuotas abiertas o disfrazadas son las demandas por las que los maestros disidentes en contra de la Reforma Educativa peñista y sus leyes secundarias se inconformaron. Si bien esta vez, según dio cuenta la prensa, la protesta fue simbólica, si nos atenemos al número de los maestros que marcharon y emprendieron algunas acciones. Ni la una ni otra demandas fueron consideradas en la ley estatal en la materia, aprobada a puerta cerrada en la media noche del martes último. Un combate más se ha librado y salvo en tres estados que al cumplirse el plazo seguían sin armonizar su legislación, la Reforma Educativa sigue adelante. Veremos si se afianza cuando después de aplicarse las primeras evaluaciones sujetas a ella, o se modifica. La historia de la Reforma Educativa impulsada por el gobierno en turno se inicia a partir de que en diciembre de 2012, el actual presidente presentó la iniciativa en cuestión. Dos meses después sería votada sin mayores obstáculos y de manera rápida por los legisladores. El enchiqueramiento de Elba Esther vista como una potencial que podía convertirse en real amenaza, aunque solo llegó a insinuar su oposición a la reforma, convertido en golpe mediático, junto con el ungimiento de quien fuera su segundo a bordo, como dirigente del SNTE a quien se ató de manos y lo condicionaron, dejó el camino libre a la Reforma Educativa.

Todo 2013, fue un año de protestas encabezadas por la Sección 22 de Oaxaca a la que se sumaron maestros de todo el país con profesores democráticos e institucionales. La inconformidad y las protestas callejeras se incrementaron una vez que fueron aprobadas las reformas de los artículos 3º y 27 constitucionales, se mantuvieron y aumentaron todavía más una vez que se aprobaron la Ley del Servicio Profesional Docente que incluye la evaluación como requisito para el ingreso y permanencia en el servicio,  siendo la más impugnada; y la nueva Ley General de Educación.

En Zacatecas como la historia lo registra, las movilizaciones fuertes se dieron cuando transcurría el último cuarto del año pasado. Las marchas fueron tan grandes o más numerosas como las del ochenta y nueve. A ellas se sumaron en su mayoría maestros jóvenes y muchos que permanecían en el anonimato en el marco de las protestas e incluso viejos institucionales. Por eso fueron tan grandes. Y porque no estaban y siguen sin estar de acuerdo con la evaluación en los términos punitivos como lo establece la nueva legislación. Finalmente el bloqueo a Ciudad Administrativa obligó a la firma de una minuta de acuerdos con las burocracias dirigentes de la secciones 34 y 58 del SNTE temerosas de ser rebasadas, en  que se fijo el respeto de los derechos de los docentes y a la realización de foros para la discusión de propuestas tendientes a la armonización de las leyes generales con la del estado. Así se logro contener y mediatizar la protesta. No fueron sino mediadas transitorias. A la postre los foros demostraron su inutilidad, pues una vez aprobada la Ley Estatal de Educación, más que armonizar lo que hizo fue homologarla con la leyes federales. Resulta difícil pensar que hubiera sido de otra manera. Quitar la evaluación y renunciar a la gestión para completar el gasto de las escuelas mediante aportaciones económicas ajenas al presupuesto educativo, representaba un reto que el gobernante y los legisladores locales no se atrevieron asumir.

Por lo pronto, los maestros serán evaluados y después de la tercera prueba (la de “titulo de suficiencia”), de no aprobarlas serán puestos en capilla, destinados a otras tareas que no serán las docentes y orillados a dejar la plaza.

En cuanto a la inclusión de las cuotas en la ley estatal, lo que se hace no es sino legitimar una practica que ya ocurría de facto. Ahora también será de jure. Más allá de los nombres con los que se les designe: aportaciones, cooperaciones o donaciones supuestamente voluntarias, la medida abre una rendija o amplia la brecha que ya existía, para que vaya avanzando cada vez más la privatización. Todo esto no hubiera sido posible, o por lo menos la resistencia sería más seria, si la disidencia magisterial tuviera la hegemonía  moral e ideológica sobre la mayoría del magisterio en términos del consenso y si la correlación de fuerzas le favoreciera en relación con el charrismo. No es así, sólo Oaxaca que es de los tres estados que no han armonizado que hasta el día de ayer no habían armonizado su legislación, tiene la fuerza para negociar una ley educativa acorde a sus intereses y condiciones regionales. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ