La Alameda para los zacatecanos y el mundo

La Alameda para los zacatecanos y el mundo

En ocasiones es bueno interrogarse de quién es un jardín, una glorieta o una fuente, de hecho la respuesta es de qué se trata de un bien público y con ello se ubica al responsable de su mantenimiento y mejora, los cual hace a través de los recursos públicos destinados para ello.

Sin embargo en varias ocasiones en la ciudad de Zacatecas nos encontramos que a pesar de ser una ciudad con diversos títulos, que van desde la muy Noble y Leal Ciudad hasta la de ser patrimonio de la humanidad en específico el denominado Centro Histórico, la propiedad se la adjudica la empresa gubernamental.

Esta empresa gubernamental busca obtener utilidades monetarias, políticas y de usufructo cultural y para ello se vale de diferentes departamentos, secretarías e institutos, y de la actitud cortesana de quienes deben de vigilar y hacer valer el respeto a los bienes públicos que le dan una connotación sui generis a la Bizarra Capital, cuánto tiene la obra de remozamiento de la Basílica Catedral y del costo y quiénes son los arquitectos sólo algunos cuantos lo saben, no existe transparencia en la acción gubernamental.

Ahora paso a otro tema pero que está íntimamente ligado con el anterior de quién es la Alameda y para quiénes, porque aquí se trata de analizar lo relativo al disfrute y goce de un bien público, al igual diríamos con el Jardín de la Madre no son espacios para soportar la intervención de la empresa gubernamental sin ton ni son y con el afán de provocar su privatización, intentando trasmano convertirla en una zona comercial.

Si de verdad se ama a Zacatecas en los hechos y no en el discurso la Alameda puede ser la oportunidad de demostrar la inteligencia y practicar la gobernanza y empoderamiento de la sociedad civil que reclama un trato digno a las familias que durante años hemos vivido en la Alameda y nos conocemos, y sabemos que es lo mejor para nuestra querida Alameda, que ha sufrido cambios sin consultar a los vecinos, cambios que fueron de relumbrón y se acabaron con el período trianual en el que se experimento con la iluminación y la fuente alrededor de la estatua de Tata Pachito que en su mirada se alcanza apreciar “quién pidió una fuente que hoy es basurero”.

Amén de que se acepte como una confusión elemental y de primaria la Alameda se llama J. Trinidad García de la Cadena y en ella está la estatua de Tata Pachito, dos personajes históricos, con diferentes trayectoria y con posiciones políticas cuyo denominador común era ser servidores del pueblo, al primero le costó la muerte por asesinato, el otro murió de una afección pulmonar retirado en la Hacienda de San Pedro Piedra Gorda, se le denomino el “Gobernante Modelo”, cada uno hizo durante su vida lo mejor por Zacatecas.

Cuántas décadas y no hemos tenido un solo Gobernador que imite lo que estos dos grandes personajes hicieron por su Estado y la Región, me parece aunque suene subjetivo que hoy en el mundo globalizado no se tenga la capacidad de ver que el mundo está en la provincia como dijera el Bardo Zacatecano, se continua con la especulación de las obras por parte de la empresa gubernamental y no hay quien le sugiera a Miguel Alonso Reyes que puede ser un hombre bien recordado si de la Alameda hace una joya arquitectónica para el placer de los zacatecanos y de los ciudadanos del mundo.

La intervención para de-construir la Alameda debe ser expuesto públicamente y estar soportado por reconocidos especialistas en la materia y no un proyecto que gana una licitación con prestanombres al servicio del titular de la SCT según comentan en los pasillos de Sinfra.

Creo que los vecinos no vamos a permitir que con agrupaciones de “ciudadanos” fantasmas pretendan legitimar una intervención para destruir a la Alameda J. Trinidad García de la Cadena en aras de utilizarla para fines privados y poder convertir el capital público en capital privado.

Estamos para dialogar y conocer a fondo lo que se pretende hacer se cuenta con gente capaz para hacer el análisis adecuado y riguroso, sería una lamentable que no existiera sensibilidad en quien toma las últimas decisiones. Conozco la Alameda antes de la mayoría de los que forman el equipo de intervención gubernamental para la Alameda, lo que causa un mal sabor de boca, es que se dijo que ya no más antros en esta zona y resulta que se desafío esta decisión, me pregunto de qué sirven las oficinas de la Unesco y la de Monumentos Coloniales.

NB. Concluida la huelga y después de que el Gobierno del Estado no puso ni un quinto partido por la mitad y no haber logrado postrar al Rector y más impedir con el conteo de los votos la caída del secretario general de Gobierno, quién puede creer en nosotros. ■

*Docente investigador de la Universidad Autónoma de Zacatecas

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70