26.8 C
Zacatecas
domingo, 22 mayo, 2022
spot_img

West Side Story, de Steven Spielberg

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ADOLFO NÚÑEZ J. •

La Gualdra 516 / Cine

- Publicidad -

A sus 75 años, Steven Spielberg ha filmado películas de casi todos los géneros. El legendario director es responsable de algunas de las películas más emblemáticas y populares de la historia del cine. Luego de mantener una carrera en activo por más de cinco décadas, es desconcertante pensar que el realizador nunca había dirigido un musical. Esto se vuelve todavía más sorprendente después de ver West Side Story (2021), su filme más reciente y su primera incursión dentro de dicho género.

Se trata de la segunda adaptación cinematográfica del musical del mismo nombre, estrenado en 1957, escrito por Leonard Bernstein y Stephen Sondheim, que a su vez se trata de una adaptación modernizada de Romeo y Julieta, de William Shakespeare. La versión de Spielberg también es un remake de la cinta homónima de 1961, dirigida por Robert Wise y Jerome Robbins.

La película, que toma lugar en el Nueva York de los años 50, narra la historia de María (Rachel Zegler) y Tony (Ansel Elgort), una pareja cuyo profundo amor es amenazado por el odio entre dos pandillas que habitan y dividen el territorio en Upper West Side. Por un lado están los Sharks, que son de origen puertorriqueño, y por el otro los Jets, que son estadounidenses de familias con raíces europeas. 

El director se aleja de la estilización tipo videoclip que se ha vuelto tan común en cintas contemporáneas del género, y termina apostando por un musical mucho más austero, calculado y que tiene características más propias del cine clásico. Algo similar a lo realizado en La La Land (2016), el clásico moderno de Damien Chazelle. 

Con todo, la película guarda secuencias de una espectacularidad notable, cuyas coreografías corren a cargo de Justin Peck. Estas, a su vez, son captadas con encuadres ágiles y de precisión calculada gracias al portentoso trabajo de fotografía de Janusz Kaminski. Así, evitando adornos innecesarios y regodeos superfluos, cada número musical se percibe funcional y al servicio de la historia que se está contando.

Por otro lado, Spielberg hace que el conflicto central del relato encuentre resonancias innegables con el Estados Unidos de la actualidad, más en concreto con el de la era Trump, poniendo sobre la mesa las problemáticas de odio racial y segregación tan recurrentes en el país vecino. Para enfatizar todavía más dichas cuestiones, el cineasta no solo elige a intérpretes latinos en varios roles significativos de la película, sino que también les permite hablar en español en algunas escenas y sin subtitular sus diálogos.

Al final, West Side Story resulta ser ese caso raro del remake de un gran clásico que tiene razón de existir, y que por momentos supera (y reivindica) a su versión original. Steven Spielberg sigue demostrando su maestría y dominio dentro de cualquier género cinematográfico, por medio de un relato anti-odio que reivindica al amor en forma de cine grandioso y vibrante.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la-gualdra-516

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias