Acerca de la problemática actual de la Banda, la Orquesta de Cámara y el Coro del Estado y el Gobierno del Estado de Zacatecas

Acerca de la problemática actual de la Banda, la Orquesta de Cámara y el Coro del Estado y el Gobierno del Estado de Zacatecas

A través de los medios masivos de comunicación y de las redes sociales, se nos ha venido enterando de una fuerte y controvertida problemática cultural ante el supuesto riesgo de desaparición de La Orquesta de Cámara como del Coro, ambas agrupaciones dependientes de la Banda del Estado; un conflicto al que algunos afectados han llamado “HOMICIDIO CULTURAL”, calificativo que por cierto nos parece un tanto desproporcionado.

Decimos que controvertida problemática, porque mientras los integrantes llaman alarmados a firmar en solidaridad por la conservación y permanencia de las citadas agrupaciones musicales, el maestro Alfonso Vázquez Sosa, director del Instituto Zacatecano de Cultura, por su parte afirma públicamente el 28 de agosto (noticiero Informativo Plata) que: “nadie ha planteado su desaparición y manifiesta que de lo que se trata es de dar certeza de la existencia y desarrollo de estas agrupaciones”. Palabras más palabras menos, explica que dichas agrupaciones se integran con becas que otorga el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Administración, que a su vez entregan mediante la Banda del Estado; es decir, la única agrupación musical que se reconoce es la Banda del Estado. Se insinúa entonces que la Orquesta de Cámara ni el Coro del Estado tienen existencia jurídica, ni están contemplados en la estructura y funcionamiento de la Secretaría citada, por lo que se puede deducir que muy probablemente no hay proyecto que les de sustento, e interpretamos pues que se ha venido operando por la vía de los hechos. Y por otra parte, informa que mediante un proceso de evaluación, estos grupos pasarían a formar parte del Instituto Zacatecano de cultura, por lo que se entiende que únicamente cambiarían de adscripción.

Al respecto, he de comentar que el martes 25 febrero de 2014, reporteros de La Jornada Zacatecas, publicaron una entrevista en la que hace más de 7 años opiné lo siguiente sobre la entonces naciente Orquesta de Cámara del Estado:

“Considerado en principio como como un proyecto benéfico, al proporcionar espacios de desenvolvimiento para los egresados de la Unidad Académica de Artes (UAA) de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) y que además viene a llenar un importante hueco al haberse desdibujado al paso del tiempo una primera iniciativa de ese tipo, la recién conformada Orquesta de Cámara del Estado adolece de vicios de origen, pues siendo apoyada con recursos públicos, debió ofertarse el ingreso a sus integrantes y director en base a evaluaciones abiertas…Es importante hacer una reflexión sobre la necesidad de que proyectos de este talante sean muy bien pensados, y construidos con mucha transparencia…” y más adelante agrego… “La metodología para su conformación no garantiza la solidez profesional y por tanto, tampoco un futuro prometedor”.

Estando los hecho a la vista y su problemática más que evidente en la actualidad, no es ocioso insistir en que si realmente se está pensando en reconstruir una Orquesta de Cámara y un Coro que sean profesionales y se utilizan para ello recursos públicos, con impuestos de los ciudadanos, primero debe elaborarse un proyecto serio en el que se contemple su estructura, funcionamiento y hasta una reglamentación interna que le asegure viabilidad, se reflexione acerca de su pertinencia social, así como de las condiciones necesarias para un desarrollo profesional de ambas agrupaciones. Pero con un procedimiento transparente, en el cual se ponga a concurso cada uno de los puestos de los integrantes de las agrupaciones, así como de quienes aspiren a dirigir tales agrupaciones, ya que de ello dependerá su calidad musical y profesionalismo, y a cambio los músicos obtengan certidumbre laboral.

Cabe informar que en el mundo, así como a lo largo y ancho del País, cuando nace una agrupación musical de Concierto a convocatoria de los Estados y/o de la federación, es una práctica usual y reglamentada que se realicen exámenes rigurosos en su integración; no encuentro razones fundadas para que en nuestro estado de Zacatecas se tengan que omitir las evaluaciones. Es necesario decir que ello es especialmente benéfico para los músicos, ya que ello les acarrea seguridad laboral y les evita además ser víctimas de las arbitrariedades de los directores musicales.

Por otra parte, también es indispensable que los grupos musicales y culturales nacidos bajo el auspicio Estatal, deben poseer un carácter institucional, para que desde la etapa fundacional se sostengan sobre cimientos sólidos; que la autoridad convocante tenga capacidad disciplinar y sobre todo competencia de acuerdo su naturaleza administrativa, ya que en todas las acciones del ámbito gubernamental debe haber coherencia gubernamental acorde a su estructura y funcionamiento, aún en lo cultural.

Ahora bien, entendemos que una parte esencial del problema lo constituye el hecho de que ambas agrupaciones se integran con becarios; a ello hay que decir que no se puede construir ninguna agrupación musical profesional con becas mensuales de $ 2000 o $ 4000, y el hecho que los cambien de adscripción, ello no va a constituir ninguna solución real a largo plazo, aunque para ello en el presente se realice un proceso justo y transparente.

Lo anterior lo planteamos porque muchos de los integrantes de la Orquesta de Cámara del Estado son músicos egresados de la Unidad Académica de Artes de la UAZ, además de que a la misma se han incorporado varios maestros de la UAA de la UAZ; es decir, los integrantes de la OCEZ y otros del Coro del Estado no son de ninguna manera aficionados. Por lo tanto es indispensable que a los músicos que se integren a estas agrupaciones, se les trate con decoro y se inicie un proceso de reconocimiento y dignificación de su profesión musical; la profesión musical es tan digna como cualquier otra, y en ese sentido es necesario que a sus integrantes les otorguen sueldos que les permitan vivir dignamente ellos y sus familias, que se les otorguen las prestaciones de ley, seguridad laboral, derecho a la jubilación, seguridad social, etctétera, etcétera.

*Director fundador de la Escuela de Música de la UAZ
(1988-1992)

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ