Trump y el gorila

Trump y el gorila

En la búsqueda de un título, no hubo muchas opciones plásticas, ni bellas para encontrar otro, porque éste deja la impresión de que Trump lleva dentro al gorila que quiere ser o el que una y otra vez se asoma o hasta se le sale de control y aquí no se trata de genios, ni de frotar lámparas, ni invocar hadas madrinas, sino de la angustia y el dolor que causa con sus lamentables decisiones a las personas a su alcance cuando se le ocurre asumir la transfiguración gorilesca. El título de David Brooks, corresponsal en Nueva York, Trump juega con redadas, anuncia que las prolongará una semana, con la angustia y el temor creciendo a lo largo del día entre los migrantes de todo el país ante las anunciadas redadas masivas contra familias con niños que iniciaría ayer el régimen de Donald Trump, La Jornada, concluyó con sólo algunos intentos aislados de detención y la noticia de que la agonía se prolongará durante esta semana. Con el supuesto propósito de sacar a miles de familias, incluidas –según el presidente– a cuatro legisladoras federales estadunidenses. ¡Gulp, que cabra! Cualquier parecido con don “Adolfo”, para ser coincidencia, sólo faltan los hornos, pero allá hay desiertos adonde llevar a los migrantes a morir y hay “albercas”, pozas con agua, una que se mira llena de migrantes y eso no es todo pues tiene el propósito “de sacar a miles de familias, incluidas –según el presidente– cuatro legisladoras federales estadunidenses.”

Disculpen, no los puedo dejar entrar a nuestro país. Ese fue el mensaje de Trump para migrantes la mañana de este domingo a raíz de las quejas de que los centros de detención están desbordados. Fue su comentario del día, anunciar que arrancarían las redadas, mientras él jugaba golf. La nota de La Jornada continúa: El día transcurrió sin reportes de redadas masivas, sólo con versiones extraoficiales de algunas acciones aisladas de agentes del Servicio de Migración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) –la agencia encargada del operativo– en unas cuantas ciudades, y no con la operación nacional masiva que se anticipaba.

Pero autoridades migratorias y otros funcionarios rehusaron confirmar o precisar públicamente si estas acciones –rechazaron usar la palabra redada– forman parte del operativo anunciado por Trump desde el viernes, argumentando que sus agencias no divulgan detalles de operativos. Extraoficialmente informaron a algunos medios como CNN que las redadas habían comenzado a lo largo del país. O sea, sí iniciaron y Trump, el polluelo de este horror, así rompe la cáscara del huevo, ¿será un nuevo hitlercillo? ¿No bastó a la humanidad la masacre anterior? ¿La brutalidad de Trump llevará a morir en el desierto a quienes no quiera en un país que no es de él, sino de todos los que ahí habitan, incluidos nuestros familiares, paisanos, sus familias y muchos millones más?
Funcionarios del Departamento de Seguridad Interna comentaron que el plan cambió de último momento y en lugar de llevar a cabo una serie de operativos coordinados en varias ciudades, en un solo día, se decidió prolongar la misión por varios días a lo largo de esta semana, reportó este domingo el New York Times. Por cierto, en privado funcionarios del ICE reconocieron ser poco probable que logren capturar a quienes buscan –familias con órdenes de deportación– en estas redadas, después de que el propio presidente anunció la fecha de inicio de estas operaciones, informó el Washington Post.

La visión de La Jornada es precisa: Se confirman las sospechas: los operativos son una herramienta política para el gobierno actual, con los anuncios de las redadas, diseñados para instalar el temor en la comunidad migrante, comentó Camila Álvarez, abogada del Central American Resource Center en Los Ángeles, a USA Today.

No podía ser de otra manera: Durante el día, organizaciones de defensa de migrantes se prepararon para vigilar las actividades de los agentes del ICE encargados del operativo y para brindar asistencia. En algunos casos, como en Queens, organizaron brigadas para intentar proteger físicamente a migrantes y evitar que fueran arrestados.

Algunas iglesias en Nueva York y Houston, entre otras de las decenas de ciudades que esperan ser afectadas, abrieron sus puertas desde el sábado para albergar a familias migrantes que temían ser detenidas. // La gente está escondiendo a personas en sus hogares y en los templos ante una persecución en Estados Unidos, igual a la que tuvieron en Europa (bajo el fascismo). ¿Qué le está sucediendo a nuestro país?, tuiteó Jacky Ryckman.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ