Al llegar a México encadenado eres “como un animal”

Al llegar a México encadenado eres “como un animal”
José Luis Guerrero (a la derecha) volantea y da información en un módulo colocado en la estación Jamaica de la línea 9 del STC Metro. El migrante deportado ya tiene planes para poner un negocio propio con ayuda de sus familiares. Foto La Jornada

Ciudad de México. Del avión procedente de Virginia bajan alrededor de 150 personas, encadenadas de pies y manos, que de inmediato son trasladados en camiones a la orilla del puente internacional McAllen-Hidalgo-Reynosa.

Eres como un perro, un animal. La gente, tanto gringos como mexicanos, se te quedan viendo porque llevas las cadenas. Es degradante, deprimente. Te dan ganas de llorar; piensas que eso no puede ser, pero son las leyes que tienen en Estados Unidos, narra José Luis Guerrero González, originario de la Ciudad de México, entrevistado junto al módulo del operativo Migrante Bienvenido a la Ciudad de México, que se encuentra en la estación Jamaica, de la línea 9 del Metro.

El pasado 7 de febrero regresaba de trabajar y decidió tomar un camino más corto para llegar a su casa; sin embargo, ahí había un retén de policías y gente de migración vestidos de civil. Traía licencia de manejar, pero no papeles. Me bajaron del carro, me arrestaron, me metieron en un centro de detención de inmigración en Virginia, relata el hombre de 47 años.

Después de permanecer un mes en en ese centro, José Luis fue deportado de Estados Unidos, país al que llegó en 1988 y al que no puede regresar cuando menos en 20 años so pena de ser encarcelado. En Virginia se quedó su hija de 12 años, un hijo de 27, cuatro nietos y su nuera.

Al cruzar al lado mexicano personal del Instituto Nacional de Migración le brindó comida, le tomó sus datos y le dio un papel para que le hicieran un descuento hasta de 50 por ciento en el boleto de camión a la Ciudad de México. Traía 42 dólares, recuerda, pero no me sirvieron, porque era un cheque y nadie me lo cambió. Tuve que pedir dinero en la calle como si fuera un mendigo para completar para el pasaje.

Calcula que en el centro había alrededor de 900 personas cuyo origen era principalmente de México, Guatemala, Salvador y Honduras.

A principios de marzo llegó a la Central de Autobuses del Norte, después de instalarse en la casa de dos hermanas y un hermano, que viven en la delegación Azcapotzalco, acudió a las oficinas del INM donde le dijeron que la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (Sederec) ofrecía empleo temporal a los migrantes en retorno y a sus familias durante el periodo de vacacional de Semana Santa, del 3 al 22 de abril, con pago de 5 mil pesos.

No lo dudó. Cumplió con los requisitos y ahora es uno de los 45 brigadistas del operativo Migrante Bienvenido a la Ciudad de México, que informan a la población sobre los programas que el gobierno capitalino tiene para apoyar a los connacionales que son deportados o regresan por decisión propia de Estados Unidos, así como a sus familiares, en alguno de los módulos que la Sederec instaló en las terminales de autobuses, Metro, aeropuerto o explanadas delegacionales.

Comenta que al terminar este trabajo, buscará acceder al programa de proyectos productivos de la Secretaría de Desarrollo Rural, porque quiere abrir un negocio. Ahí voy a incluir a una hermana, un sobrino y un cuñado que ya es mayor. La idea es una cocina económica, porque vivo enfrente de varias fábricas y ya me di cuenta de que ahí está la oportunidad.

José Luis junto con Ian García (quien nació en Los Ángeles, de padres mexicanos, y se encuentra en México en calidad de huésped) y Naxieli Girón (madre soltera), entregan volantes y brindan información a los usuarios que pasan frente al módulo.

En lo que va del año la Sederec ha atendido a mil 781 personas en sus oficinas o mediante la línea migrante, de las cuales 811 son mujeres, a quienes se dio información sobre regularización migratoria, credencialización y orientación sobre los diversos programas que esta secretaría tiene.

Al poner en marcha el operativo la titular de la Sederec, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, remarcó que son tiempos difíciles para la movilidad humana, ya que en meses recientes los mexicanos en Estados Unidos han perdido la tranquilidad que les había proporcionado tener un empleo y un patrimonio.

La funcionaria aseguró que el objetivo del gobierno capitalino es apoyar a los migrantes a establecer un proyecto productivo que les permita ser autosuficientes económicamente.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ