Los partidos políticos y el fin de las ideologías. La lucha es colectiva y es ciudadana

Los partidos políticos y el fin de las ideologías. La lucha es colectiva y es ciudadana

Dice el reconocido politólogo Octavio Rodríguez Araujo: “Durante muchos años he sostenido que los partidos políticos, particularmente los de oposición, debían tener una clara definición que los distinguiera de sus oponentes” (La Jornada 11 de feb. 16).

Lamenta Rodríguez Araujo que desde los años 80 del siglo pasado, “la mayoría de los países latinoamericanos (México incluido) los partidos más definidos iniciaron una suerte de abandono de sus posiciones tradicionales, concretamente los que se asumían como partidos de izquierda y antisistema”. Y agrega: “Tal vez debamos ajustar nuestros esquemas interpretativos y aceptar que el mundo ha cambiado mucho, no sólo en tecnologías sino en política”.

Y hace su explicación al considerar que los partidos, sobre todo los de centro-izquierda, “están más interesados en ganar parcelas de poder o compartir éstas con quien sea con tal de quedar dentro del sistema estatal.”

En los años 70, la gente con ideología de izquierda, sin más, votaba por el Partido Comunista Mexicano, el Partido Mexicano de los trabajadores o el Partido Revolucionario de los Trabajadores. No se quebraba la cabeza en razonar el voto por el candidato, pues la ideología, la congruencia y la honestidad  estaban garantizadas. Prácticamente los aspirantes habían pasado por un tamiz en extremo cuidadoso de tales virtudes.

Las diferencias que determinaban a no aceptar a algún candidato de los partidos de izquierda, no eran otras más que de tipo personal.

Hoy los partidos políticos que contenderán en elecciones este año en nuestra entidad, tienen casi al 100% designados a sus candidatos a Gobernador, presidencias municipales y diputaciones, por lo que los zacatecanos estamos en posibilidad de decidir la opción por la cual votar, salvo la de gobernador en tanto decide la coalición PAN-PRD.

La ausencia de ideologías en los partidos, hace que éstos hoy no representen  garantía de que el ideario político registrado, ni su estatuto hubieran sido  considerados para definir a los candidatos. Ha sido más la fidelidad perruna que exigen algunos  líderes (real o simulada), los intereses económicos o/y políticos y hasta los motivos de amistad o parentesco los que han influido en la determinación final, o hasta la capacidad económica para “acarrear” ciudadanos en situación de necesidad, de manera tal que aparente fuerza política.

A partir de esta situación, corre entre los potenciales votantes una conseja popular: “No votes por partido. Vota por candidato”. Lo cual es correcto. Analizo en el municipio de Guadalupe  donde tengo mi  domicilio y, vistas las ofertas que hacen los partidos políticos para presidente municipal, no me queda duda: mi voto  deberá ser por Julio Cesar Chávez. ¿Del PRI?, sí del PRI, Instituto que haría  la mejor oferta política, si de entre una terna así se define.

Julio representa a las nuevas generaciones de la cultura del esfuerzo, de ideología de izquierda, congruente en sus maneras de trato con  la gente y, sobre todo  honesto, de los que hay pocos y tanta falta hacen.

Estimado lector: hagamos el ejercicio por candidatos. Resultarán muchas las ofertas y escasas las congruencias. Olvidémonos de partidos. Yo ya me olvidé del mío.

Aunque Usted no lo crea, aún hay buenas noticias: “Sectores académicos y la sociedad civil se han unido a locatarios del emblemático edificio del Centro Histórico” (en referencia al Mercado González Ortega), dice el pié de foto en La Jornada del 10 de febrero pasado, donde aparece el Investigador Universitario Rodolfo García Zamora y locatarios.

El diputado Iván de Santiago se ha unido a los planteamientos en defensa del inmueble a fin de que no sea entregado “en concesión” a la empresa Modelo, productora de la cerveza Corona. Ofrece el legislador la gestión para la obtención de recursos económicos suficientes y necesarios para la restauración del edificio y, que no sea la cervecera quien los aporte con cargo a la bonificación de impuestos.

La Universidad Autónoma de Zacatecas, en opinión  de García Zamora, dispondría de profesionales de la construcción y de expertos internacionales en asuntos de restauración de edificios históricos para la elaboración del proyecto.

Mención especial merece la constitución del grupo Apazac (Amigos del Patrimonio de Zacatecas) que nace y actúa en defensa del Patrimonio Histórico de la Humanidad, que se representa en Zacatecas. Grupo que se ha integrado a la defensa del Mercado González Ortega y en contra de las tropelías Alonso-Peña.

“La lucha es colectiva o no es. No hay un Don Pepe, no hay un solo hombre fenomenal insustituible. Solamente cuando se crea el organismo colectivo que organice la lucha intergeneracional se puede avanzar en un cambio. Es la lucha de la organización humana”, dice el líder latinoamericano, ex presidente del Uruguay José Mujica.

Si la lucha es colectiva, no cabe duda ¡El Mercado González Ortega está a Salvo!

(13 feb. 16.) ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ