Hora de la verdad en el PRD: tejer o deshilar el futuro

Hora de la verdad en el PRD: tejer o deshilar el futuro

El PRD es un conglomerado de tribus y clanes que generan una estructura muy inestable, y en cualquier momento se desprenden o cambian sus alianzas internas. La manera de conseguir la unidad es agenciando el reconocimiento del peso específico de cada corriente y, sobre esa base, distribuyendo espacios o candidaturas acordes al peso mencionado. Pero es muy difícil hacer dichas mediciones, y después que se reconozcan y, finalmente, lograr el acuerdo de los espacios repartidos. Así las cosas, la negociación parece una especie de casino o mercado de valores. Hay distintas mesas donde los grupos más pequeños depositan sus bonos y son pagados a cambio de sumarse a fortalecer a determinada corriente. Es una Democracia de Casino. Los posicionamientos ideológicos han sido abandonados casi del todo. Aún más, alguien con reivindicaciones de este tipo es visto como exótico o político pre-moderno. Al grado que es posible pensar las prácticas del PRD como fuera de la propia geometría política: asumen un centrismo móvil.

Sin embargo, en los foros ciudadanos de construcción del Proyecto Alternativo para Zacatecas, los tres aspirantes en puja interna para la candidatura a gobernador, participaron y asumieron las conclusiones de dichos foros. Esto se puede convertir en una forma de sustentar la unidad en motivos que se sumen a los del reparto aritmético y enriquezcan el proceso con un verdadero proyecto político. En otras palabras, sin entrar en calurosos o difíciles debates ideológicos, los militantes del PRD pueden revisar y comprometerse con el Proyecto Alternativo para Zacatecas y, con eso, establecer una plataforma programática que sustente su búsqueda de la gubernatura. Sin menoscabo de que logren superar las dificultades del reparto de posiciones según las mencionadas ponderaciones. Si la alianza PRD-PAN logra salir unida y asumen debidamente el Proyecto Alternativo, se pueden convertir en un polo que atraiga el interés de muchos grupos que participan en otros partidos para generar una fuerza con posibilidades reales de triunfo.  Y como espiral: la factibilidad de ganar atraerá a las fuerzas de otros partidos y grupos ciudadanos bajo la idea del célebre voto útil.

Pero si en el proceso de elección del candidato a gobernador salen fracturados y no asumen un proyecto político-programático que afiance la unidad en una perspectiva de verdadero cambio social, entonces la fragmentación los derrotará a todos. En la pirinola del casino perredista saldrá “todos pierden”. Ya se vio que ni PT, ni MC, ni Morena podrán articular un polo opositor ganador. La última oportunidad para lograrlo es la alianza que encabeza el PRD; pero está aún en veremos. Se requiere que todos los actores tengan cierta altura de miras para que junten no sólo a los que ahí ya confluyen, sino lograr sumar a muchos más actores políticos y sociales. Es decir, la meta es tejer, como las arañas, e iluminar una esperanza: construir un polo opositor que consiga la alternancia pero con alternativa. He ahí el dilema: tejer o deshilar otro futuro.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ