La agresión de Peña Nieto contra México

La agresión de Peña Nieto contra México

Alo largo y ancho del país, desde los estados que comparten frontera con los Estados Unidos, con las nevadas y heladas invernales en las sierras y zonas montañosas, hasta el cálido sur tropical, colindando con Guatemala y Belice, los aumentos a los productos básicos, combustibles, transporte, alimentos y artículos de todo tipo, están lastimando desde los sectores más empobrecidos del país, llegando ya la afectación a las clases medias más solventes, quienes tradicionalmente representan la parte más sustancial del sostén fiscal y productivo del país, es evidente el descontento de la inmensa mayoría de la sociedad desde el primer día de este año.

Las llamadas de alerta de voces alarmadas y partidos políticos de izquierda durante 2013 en contra de las reformas “estructurales” tenían una causa, y no era cosa menor, ya se veía venir, semanas antes de finalizar 2013, Gobierno federal dio a conocer la gran noticia de que el incremento de los salarios mínimos para este año sería de 3.9 por ciento, con el beneplácito del empresariado, que en términos reales se materializo con la impactante cifra de aproximadamente 2.60 pesos diarios, que no sirve ni para medio kilo de tortillas, una burla para los trabajadores, ya que al mismo tiempo se ponen en vigor una cascada de aumentos que de golpe, según algunos analistas, de entrada, ya se deprecio el salario de la mayoría de los trabajadores de todos los niveles hasta 10 por ciento del poder adquisitivo total, sin tomar en cuenta aun lo que viene en el transcurso del año, es decir, una verdadera agresión contra la inmensa mayoría de la sociedad.

Esta es la verdadera dimensión de lo que hizo Peña Nieto y su gabinete priísta, que estiman recaudar alrededor de 181 mil millones de pesos, que representaría 1.0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, por supuesto sacado en su mayoría de los bolsillos de los trabajadores y pequeños empresarios. Entre los cambios que fiscales que entraron en vigor en materia del Impuesto al Valor Agregado (IVA) destacan la homologación de 11 a 16 por ciento de la tasa en las fronteras, con el impacto que representa a estos estados, además del cuestionado gravamen a la venta de mascotas y su alimento, los chicles o goma de mascar, así como el transporte público foráneo de pasajeros. En cuanto al Impuesto Sobre la Renta (ISR), la tarifa del gravamen a cargo de las personas física se incrementa mediante la adición de tres renglones de 32, 34 y 35 por ciento, para ingresos anuales a partir de 750 mil, un millón y tres millones de pesos, respectivamente.

Además, se eliminó el Régimen de Pequeños Contribuyentes, que con sus fallas y defectos, tradicionalmente ha sido el régimen fiscal que amparaba a los pequeños negocios, Pymes, y trabajadores independientes, ahora sustituido por el Régimen de Incorporación Fiscal, que a despecho de las alabanzas publicitarias de las grandes cadenas de radio y televisivas, representa mayores desembolsos por conceptos de impuestos y pagos a contadores a miles de personas con ingresos de por si menguados.

No es lo peor, ahora se grava con el IEPS la importación y enajenación de combustibles como propano, butano, gasolinas y gas avión, turbosina y otros kerosenos, diésel, combustóleo, carbón mineral, coque de petróleo y coque de carbón, entre otros.

Como parte de la miscelánea fiscal, dejaron de funcionar los impuestos Empresarial a Tasa Única (IETU) y a los Depósitos en Efectivo (IDE), pero se conserva el derecho de solicitar en devolución o acreditar los saldos a favor de IDE, hasta que se agoten. El paquete de la Reforma Hacendaria incluye además cambios a la Ley Aduanera y al Código Fiscal de la Federación, todo ello, por supuesto, elevando el monto de los impuestos.

Desde el día primero, el precio del kilogramo de gas Licuado de Petróleo (LP) ya es de 12.96 pesos en el Distrito Federal y en algunos municipios de los estados de México e Hidalgo, así, el precio del combustible para el primer mes de 2014 será mayor en 17 centavos respecto al costo de diciembre de 2013, el cilindro de 20 kilogramos del energético en la región 92, costará 259.20 pesos, luego de los 255.80 pesos del mes previo, y también el día primero se aplicó el primer incremento mensual a los precios de las gasolinas y el diésel, sumando el desliz mensual aprobado en la Ley de Ingresos de la Federación 2014, más el efecto del IEPS a combustibles fósiles, es decir, doble, gasolinazo.

¿Y quién se beneficia y a quién le afecta todo esto? Evidentemente afecta a la inmensa mayoría de la población, ubicada en los segmentos de población pobre y clases medias, que representa los sectores poblacionales que más contribuyen en materia de impuestos al país de su ingreso personal, y que cada vez más ven amenazado su ingreso y su patrimonio, aquí los únicos beneficiados, y usted puede sentarse a analizar amigo lector, son los grandes consorcios económicos nacionales e internacionales, muchos de ellos acusados a veces de ser beneficiarios de la relación que mantienen con el régimen.

Por esta razón, en lo personal, e institucionalmente como dirigente de Movimiento Ciudadano, hemos expresado nuestro rechazo total a estos aumentos, de los que también es corresponsable el priísta Miguel Alonso en nuestro Zacatecas, que anteponiendo oscuros intereses a los de las mayorías, permite aumentos locales, como el del autotransporte, y con el irresponsable contubernio de algunos legisladores locales, que lo han permitido, Zacatecas y México no pueden seguir permitiendo esto, y no tardaremos ver al país entero reaccionando de distintas maneras ante esta agresión y enfrentando a estos intereses, recordemos: Vox Populi Vox Dei. ■

[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ