14.2 C
Zacatecas
domingo, 26 junio, 2022
spot_img

La tristeza

Más Leídas

- Publicidad -

Por: PILAR ALBA* •

La Gualdra 527 / Río de palabras

- Publicidad -

Sin tocar, sin avisar, así entró la tristeza en nuestras vidas, se coló por la fisura que queda debajo de la puerta como si fuera aire refrescante en una madrugada de calor. De pronto la vimos instalada en el sillón, recargando la cabeza sobre su mano en el sofá mientras veía la tele con los ojos cerrados. A veces se desplazaba a la mesa, encendía la computadora y veía películas de gente feliz, tal vez pensaría que con eso dejaría de alguna forma de ser tan triste. Comía despacio, cada vez menos, y solo aquellos alimentos que le parecían deliciosos, no aquello que la nutriera. Sabía que no debía fortalecerse porque eso prolongaría su vida de tristeza. Otras veces, también, salía y llevaba con ella su mascota, la paseaba mientras leía un libro o veía el andar de la gente; regresaba y salía a caminar al lugar de culto, aunque siempre le pedía a Dios que la transformara no le concedía el milagro de convertirse en alegría. Un día las puertas se cerraron. Se anunciaba una amenaza afuera y la tristeza se volvió más fuerte, tanto que un día se desbordó. Dejó de latir. Se esfumó por la misma fisura, pero ahora como se escapa el calor de las casas en las madrugadas de invierno. Hace ya tiempo que no la vemos, creemos que ya no es triste porque a veces nos parece que está escondida en el rincón del huerto, en el chabacano que ya empieza a florecer y pronto dará frutos. Definitivamente anda por aquí rondando, ya no es tristeza, ahora se disfraza y se nos presenta como alegría. 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la-gualdra-527

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias