10.8 C
Zacatecas
domingo, 3 marzo, 2024
spot_img

El eco-cinema: un cine de verdadera actualidad

Más Leídas

- Publicidad -

Por: CARLOS BELMONTE GREY •

La Gualdra 607 / Cine / Desayuno en Tiffany’s, mon ku

- Publicidad -

 

 

Ya desde hace unos meses en Europa ha habido manifestaciones de agricultores contra los gobiernos. En Francia, ésta fue la segunda semana de intensas movilizaciones de agricultores que con sus tractores salieron a las autopistas y las bloquearon o bien hicieron operaciones “Caracol” (avanzan a su velocidad en las vías rápidas). Esta semana, amenazaron y lo cumplieron por un par de días, con bloquear el mercado de Rungis (el más importante centro de abasto de alimentos de Francia) y las entradas principales de París. Las demandas son que la Unión Europea o les permita utilizar ciertos pesticidas o bien les dé subvenciones para mantener los precios de una agricultura sostenible y orgánica; también solicitan protección frente a importaciones de países donde hay menos control laboral y de calidad, lo mismo se refieren a España que a Marruecos, puesto que, en países como Francia, Alemania y Holanda, los gobiernos ejercen una rígida vigilancia.

El lector se preguntará a qué viene esta larga introducción. Justamente se hace para presentar a los lectores un género cinematográfico que desde ya unos diez años ha ganado terreno entre los documentalistas y algo entre las ficciones: el eco-cine o el cine ambiental, como se suele clasificar genéricamente; un cine que se preocupa por denunciar, criticar y evidenciar los desastres ecológicos y climáticos. Vamos a comentar tres ejemplos contemporáneos del género:

La rivière (2023), documental francés dirigido por Dominique Marchais

La rivière (2023) es un documental francés dirigido por Dominique Marchais, cuyo tema es la contaminación de los ríos y el impacto ecológico en el ecosistema. Cierto, una consecuencia por demás evidente, se podría decir. Sin embargo, el documental da un paso más y lleva a problematizar las supuestas prácticas ecologistas que también afectan, como las creaciones de compuertas y desniveles de agua, los cambios climáticos locales. Un documental apoyado principalmente por intervenciones de científicos y no tanto en las opiniones de habitantes locales o agrupaciones civiles.

Viaje a los pueblos fumigados (2018) es un documental del argentino Fernando E. Solanas. Aquí, el director le dio argumentos a su denuncia al neoliberalismo latinoamericano investigando las consecuencias de la agroindustria promovida por la compañía trasnacional Mosanto en el territorio norte de Argentina. Solanas filmó desde un helicóptero a los tractores arrasando los bosques de la región de Salta, mostrando los terrenos ya limpios y listos para ser surcados y plantados de soya. Luego se sube a un camión con un grupo de indígenas que han visto la posibilidad de sacar algo de beneficio a la deforestación, recuperar la madera del árbol caído para venderla antes de que toda la arboleda sea quemada. En una sola secuencia Solanas pone en la plana los tres problemas principales: la deforestación, el desplazamiento de las comunidades indígenas y el cultivo intensivo de una semilla ajena a la agricultura local.

A última floresta (El último bosque) (2021), documental del brasileño Luiz Bolognesi

A última floresta (El último bosque) (2021), un documental del brasileño Luiz Bolognesi. Un antropólogo que se metió de cineasta para aprovechar las herramientas del audiovisual, es decir, entrar al recurso de la antropología visual para registrar etnias contemporáneas. Se trata de un documental sobre los peligros que sufren los Yanomami de la amazonia brasileña y del sur de Venezuela; de los peligros provocados por las mineras que buscan explotar y despojar sus tierras; y de los peligros provocados por el gobierno actual que está concediendo los permisos para continuar las inspecciones de estas mineras.

Se pueden mencionar más ejemplos: en México Se escuchan aullidos (2020) de Julio Hernández Cordón; y en Colombia La tierra y la sombra (2015), de César Augusto Acevedo. Pero aún no es un género que tenga impulso ni de producción y mucho menos de exhibición. Sería tiempo ya, de comenzar a programar muestras y difundir películas sobre los graves problemas ecológicos de las regiones.

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_607

 

 

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img