26.8 C
Zacatecas
domingo, 16 junio, 2024
spot_img

■ Acumula mayor riqueza, resalta el líder minero; deplora la inacción de las autoridades laborales

Siguen huelgas por la soberbia de Larrea, dice Gómez Urrutia

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada •

Ciudad de México. El dueño de Grupo México, Germán Larrea, acumula cada vez mayor riqueza, pero se niega a resolver las demandas de los trabajadores de las minas de Cananea, Sombrerete y Taxco, que llevan ya más de 16 años en huelga sin que la autoridad laboral haga nada para obligarlo a sentarse a la mesa de negociación, advirtió el senador de Morena, Napoleón Gómez Urrutia.

- Publicidad -

En entrevista, el dirigente nacional del Sindicato Minero dijo que es hasta insultante la fortuna del magnate, ya que se según se nos informó en La Jornada en días pasados, el valor de emporio que creó al amparo de gobiernos del PRI y PAN se elevó a 200 mil millones de pesos en la Bolsa Mexicana de Valores”.

Es también deplorable, agregó, que se permita al magnate pasar por encima de los derechos de quienes, con su trabajo, le han posibilitado lograr tales ganancias.

Es obvio, resaltó, que no es por cuestión de dinero que no resuelve los conflictos en las tres minas, sino por capricho y soberbia. Para Larrea, los mineros que ponen en riesgo sus vidas para sacar de la tierra el cobre, la plata y otros metales no existen, sentenció.

El senador Gómez Urrutia expuso que los trabajadores de las tres empresas de Grupo México en huelga van a reanudar sus protestas en breve. Están desesperados, frustrados y molestos porque este gobierno está por concluir y no han visto una propuestas seria ni la voluntad política para resolver los conflictos.

Reveló que los trabajadores de Cananea querían iniciar movilizaciones antes de Navidad, pero en el Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Minero se decidió revisar el problema a mediados de enero y decidir cuáles son las acciones que los huelguistas van a llevar a cabo, porque ya no es posible mantener la situación. Los mineros y sus familias han sufrido ya mucho, y no están dispuestos a tolerar más que el conflicto siga alargándose, sólo porque el segundo hombre más rico del país no quiere otorgarles lo que por ley y por contrato colectivo les corresponde.

Ojalá, resaltó, la solución se dé por la vía de la negociación pacífica, lo cual requiere que las autoridades laborales cumplan con su responsabilidad y obliguen al dueño de Grupo México a pagar lo que por justicia adeuda a los mineros de Cananea, en Sonora; Sombrerete, en Zacatecas, y en la mina de plata de Taxco, Guerrero.

De las tres, sólo está en operación la histórica mina de Cananea, ya que con el apoyo del entonces gobierno de Felipe Calderón, Larrea logró romper la huelga y dejar en la calle a cientos de trabajadores. Intentó hacer lo mismo en Sombrerete y Taxco; metió golpeadores, pero no le resultó.

Hay elementos suficientes para que le retiren las concesiones, pero no hay voluntad política para hacerlo. Recordó que desde que era candidato, el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a resolver los tres conflictos, pero ni las autoridades de la Secretaría del Trabajo ni las de Gobernación han logrado que Grupo México acepte su responsabilidad.

El consorcio, aseguró, es una vergüenza incluso para la clase empresarial. A nivel internacional, Grupo México está catalogada como una de las empresas menos éticas del mundo debido a que no respeta los derechos laborales de su personal ni el medio ambiente ni los derechos sociales de las comunidades en que se asienta.

Prácticamente, el grupo salió librado del derrame de desechos tóxicos de la mina de Cananea al Río Sonora y fue hasta este sexenio en que se determinó su responsabilidad y la obligación de pagar más de 20 mil millones de pesos para remediar los efectos del considerado uno de los mayores desastres ambientales en el país, sostuvo.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -