12 años apoyando al Semidesierto Zacatecano

12 años apoyando al Semidesierto Zacatecano

Hemos aprendido a volar como los pájaros,
a nadar como los peces,
pero no hemos aprendido
el arte de vivir juntos,
como hermanos.
Martin Luther King

 

El próximo Sábado 10 de Noviembre acudimos a cumplir con el compromiso que adquirimos hace más de doce años con algunas comunidades del semidesierto de Zacatecas en donde todavía privan muchas carencias que se traducen en violaciones directas a los derechos humanos fundamentales. Está vez, mis alumnos y alumnas del 1B y del 5ª de la Licenciatura en Derecho de la UAZ, tendrán la oportunidad de conocer en forma directa lo que es vivir en condiciones adversas, con escasez de agua, con una alimentación inadecuada, con la falta de servicios de salud, con un ambiente contaminado; escenarios comunes en muchas de las comunidades que integran nuestro amplio territorio. La intención es contribuir con algo de lo que acá en la Ciudad Capital nos puede dejar de ser útil, de tal suerte, si Usted estimado lector, tiene una lata de comida no caducada, o si tal vez una chamarra, un pantalón o una camisa que ya no usa pero está en buen estado, la puede donar para que otra persona de la tercera edad disponga de ella, de igual forma, zapatos, ropa de bebés, niños o juguetes, medicinas, agua embotellada, cobijas y hasta ese salero que tiene arrinconado en su cocina sin uso, puede servir a la gente del semidesierto que heroicamente sobreviven a su suerte en aquella región. Así, los que han podido emigrar a otros estados en busca del paraíso, se han ido, solo se quedan los viejos, incluyendo aquellos que están ciegos, enfermos y olvidados o, las mujeres y sus hijos, los pequeños que comparten todos los grupos de primaria en un solo salón de clase o los escasos jóvenes que estudian en la Telesecundaria y que están ahí esperando cualquier oferta de trabajo, incluso, aquella que ofrece días de gloria con pistola en mano, drogas y vehículos que los encumbran en apariencia y que no les garantizan más de tres años de antigüedad. Desde el trabajo que realizamos como universitarios, hemos adoptado una comunidad, la de Tanques de Guadalupe, Mazapil y no hemos podido abarcar más, ya que la pobreza extrema no termina, si acaso extermina todos los animales cuando llegan las sequías atípicas, las que manda el cambio climático y que desde la Ciudad de Zacatecas no se alcanzan a percibir; así, nuestra tarea es llamar a la solidaridad de la sociedad y de la comunidad universitaria y de paso, motivamos en los jóvenes el sentido de pertinencia social, aprender a hacer gestión y, contribuyen con su energía y entusiasmo a una buena causa. Como universitario, renuncio a ver una UAZ en crisis, más bien, considero que tenemos el potencial intelectual e institucional para promover el desarrollo del estado, en los mismos términos del artículo 4º fracción V de la Ley Orgánica de la UAZ, que dispone como uno de sus fines la de contribuir a que se erradique la marginación y la desigualdad social, mediante la universalidad del conocimiento y el desarrollo de los más elevados valores humanos, fortaleciendo así la soberanía y la identidad nacionales. Además de la labor social que realizaremos en la citada comunidad, aplicaremos el método científico para determinar el grado de vulnerabilidad que tiene la población para integrarlo al estudio que desde hace 12 años iniciamos y que nos motiva a afirmar que la marginación de Tanques de Guadalupe, es semejante a la de algunas comunidades africanas ubicadas como el sótano del desarrollo a nivel mundial, ante lo cual, no podemos cerrar los ojos y menos aún, creer que pudiéramos acercarnos un poco a la materialización de los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU. Dentro de las causas que motivan tal grado de marginación es el nulo diseño de políticas públicas que orienten el desarrollo de esas comunidades pues además, hay programas del gobierno federal inaccesibles para los pobladores, tomando en cuenta que son personas de la tercera edad o mujeres y niños que no aplican en las complejas bases, amañadas y destinadas para algunos operadores políticos que se benefician con dichos negocios; entre tanto, y mientras las cosas cambian, ya nos esperan para el próximo sábado allá en donde solo hay esperanzas. Nuestro centro de acopio está como siempre a la entrada de la Unidad Académica de Derecho con horario de 8 a 20 hrs., y el último día para recibir sus donaciones es el Viernes 9, pues muy temprano salimos el Sábado con mucha buena voluntad y ganas de saludar a nuestros buenos amigos. Ya de regreso y si el Universo lo permite, platicaremos la próxima semana sobre los pormenores de nuestra aventura. ■

*Integrante del Consejo Mundial para la
Defensa de los Derechos Humanos
[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70