Con razón, México no crece, ¿de veras?

Con razón, México no crece, ¿de veras?

Ni temprano, ni tarde, llegó la hora de precisar los equilibrios y los desequilibrios políticos a partir, tanto de los triunfos, como de las derrotas, para saber quiénes o cuáles se quedan y quienes se van y cerrarán la puerta de su otrora empresa política – electoral dotada de la fracción de poder formal que permitía a sus mandos hasta financiar un estatus de vida con fondos públicos. Por fortuna, como en las escuelas, al tiempo de las vacas gordas, sucedió el de los exámenes y con ellos, el cobro de la responsabilidad para que éstos puedan seguir siendo, Partidos Políticos. Pronto se verán las estadísticas electorales de cada cual para saber cuáles seguirán existiendo con los recursos públicos que les corresponde disfrutar por su participación en la reciente contienda electoral o si ya no tendrán los votos necesarios ni para conservar el registro, sea el partido político que sea y quedarán sin recursos institucionales.
El INE, comandado por Córdoba Vianello, tiene claridad en su estadística y esta misma semana “designará a los interventores de ambos partidos”, “Encuentro Social” y “Nueva Alianza”, no alcanzaron el 3 por ciento de la votación en al menos alguna de las tres elecciones federales realizadas el pasado primero de este mes –para la Presidencia, Senadores y Diputados–, el Instituto Nacional Electoral (INE) prevé adoptar las medidas preventivas para iniciar el proceso de liquidación.”
Cierran la cortina, si su trabajo electoral no los acreditó con los votos suficientes para permanecer como partidos políticos y sus dirigentes, integrantes, etc., tendrán que suspender sus actividades partidarias, ajustar las cuentas institucionales y, como estamos en una democracia, prepararse si quieren seguir participando en política con otra organización, ¿renovada, más consistente? Por lo pronto, si no se hizo la tarea necesaria, a reflexionar y moverse, mínimo, para rehacerse, si sus significados de política y democracia aún los impulsan a participar en un nuevo experimento propio, o bien, si como conglomerado o sus integrantes, irán a otro partido ¿y ser o hacer una corriente a su interior? Con las espirales, no hay problema, sólo generarlas e igual, sostener o impulsar sus incrementos y si no, sucederá lo contrario, caer en la simpleza.
Lo interesante, acercarse a la consistente institucionalidad política – electoral del INE que cada vez más se afirma en México como el referente institucional consistente para quienes busquen o pretendan hacer política o luchar por el Poder, hay que participar e ir a elecciones. Lo saben bien, hoy hay reglas y sistemas electorales abiertos al escrutinio y a la participación, superiores a los caciques que manipulaban, autoridades y elección, para reproducirse como tales en lo que consideraban sus regiones, por decir y que conste la bondad electoral del INE, dispuesto a ayudar para participar, según las reglas.
En nota de ALONSO URRUTIA, para La Jornada: Con la virtual confirmación en los cómputos de que los partidos Encuentro Social y Nueva Alianza no alcanzaron el 3 por ciento de la votación en al menos alguna de las tres elecciones federales realizadas el pasado primero de este mes –para la Presidencia, senadores y diputados–, el Instituto Nacional Electoral (INE) prevé adoptar las medidas preventivas para iniciar el proceso de liquidación.
Más claro no puede estar, no los echan fuera de la política, hoy a nadie se echa de la política, al contrario: mediante la liquidación, se les convoca a reflexionar y prepararse mejor para generar oportunidades, participar en ellas y en una democracia, en eso consiste preparase mejor para volver a ser militante o partido e intervenir en futuras contiendas, tal vez entonces serán mejores actores políticos, ellos y sus organizaciones políticas, reformadas, mejoradas, por decir.
Para 2017, el presupuesto de la H. Cámara de Diputados asciende a 7 mil 239 millones de pesos, del que se destinan recursos para el pago de dietas (salarios), viajes, viáticos, autos, vales de despensa, gasolina, telefonía celular y fija, papelería, casetas en carreteras, gastos médicos mayores, seguro de retiro, agua, galletas, choferes, secretarias y asesores para los 500 legisladores.
De ese monto, para operar la democracia política y parlamentaria de México, una parte se destina al rubro conocido como “subvenciones”, “destinado a financiar la operación de los grupos parlamentarios, que no requiere mayor comprobación para su ejercicio que la firma de los coordinadores.” Es decir, hay fondos hasta para cubrir gastos imprevistos, generados en la H. Cámara.
¿A qué viene todo esto? A que las H. Cámaras de Senadores o de Diputados, estén preparadas y con recursos suficientes de todo tipo, para proporcionar un servicio legislativo adecuado a la Presidencia de la República que encabezará el ya electo Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Por supuesto, hay y habrá, cosas por ver y con AMLO, será para bien de México y si no, la ciudadanía se lo demandará. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70