Las + Recientes

Ningún partido tiene el monopolio de la virtud: Meade

Ningún partido tiene el monopolio de la virtud: Meade

Acapulco, Gro. Ningún partido político en México tiene el monopolio de la virtud o de la falta de ella, afirmó este viernes José Antonio Meade Kuribreña, aspirante presidencial por la Coalición Todos por México, cuando en la 81 Convención Bancaria respondió a dudas que genera el Partido Revolucionario Institucional (PRI), uno de los que abandera su candidatura, respecto de la honestidad.

“Los que contendemos somos los candidatos”, sostuvo, y defendió su trayectoria de vida en el servicio público que, aseguró, “me permite ver a la cara a mi esposa e hijos”.

Meade Kuribreña, secretario de Hacienda hasta noviembre pasado, se presentó ante los presidentes y directores de los 50 bancos que operan en México para afirmar que “las elecciones se ganan en las campañas y esta campaña todavía no empieza”.

Primero de los tres candidatos que se presentan ante los banqueros en la jornada de este viernes -los otros dos que estarán aquí son Ricardo Anaya (PAN, PRD, MC) y Andrés Manuel López Obrador (Morena, PT, PES)- José Antonio Meade fue rerecibido con un largo aplauso por parte de los convencionistas, quienes se pusieron de pie al momento que el candidato del oficialismo fue presentado.

“Es el candidato que menos necesita presentación. Esta es tu casa”, dijo Marcos Martínez Gavica, presidente de la Asociación de Bancos de México, cuando cedió el foro a Meade.

Meade Kuribreña, quien fue aplaudido hasta en cuatro ocasiones a lo largo de su presentación, proyectó sobre las pantallas una fotografía tomada en la Convención bancaria de hace 20 años, donde aparece en el presidium, mientras destacaba la transformación del sistema financiero desde entonces de la que, dijo, “he sido privilegiado de participar”.

Centró la primera parte de su intervención en destacar la relevancia de construir un entorno de respeto a las leyes y de independencia de los tribunales. En ese punto, recurrió a argumentos similares a los presentados en octubre pasado, durante su participación, entonces como secretario de Hacienda, en el foro México Cumbre de Negocios, donde destacó que la diferencia de niveles de bienestar entre países que comparten historia y geografía (las dos coreas, Alemania del Este y del Oeste o algunas naciones de Sudámerica) es el cumplimiento del Estado de derecho.

Con frecuencia aparecía en la pantalla donde se proyectaba la presentación un mensaje tipo WhatsApp, con el rostro de su esposa Juana Cuevas y textos como: “Vas muy bien” o “vamos a ganar”.

Como lo adelantaron los banqueros al inicio de esta convención, uno de los temas sobre los que querían escuchar definiciones más claras del candidato Meade es el relacionado con el combate a la corrupción.

“En todas las preguntas hay una inquietud. No hay duda de que eres honrado, pero no el partido. ¿Qué hacer?”, planteó el moderador Leonardo Curzio.

Meade Respondió:

“Ningún partido político tiene el monopolio de la virtud o de la falta de virtud. Y los que contendemos somos los candidatos. En mi trayectoria de vida, sin ambigüedad, puedo ver a la cara a mi esposa e hijos”.

Y, en ese momento, propuso lo que llamó “una variación”. Pidió a las personas presentes en el auditorio que levantaran la mano quienes fueran o hubieran sido servidores públicos. “Vamos -los animó- los conozco casi a todos” y, añadió: “Metería la mano al fuego prácticamente por todos”, momento en que recibió uno de los aplausos que se llevó en la sesión.

“La verdad es que después del aplauso no diría prácticamente, sino diría todos. Ese servicio público es honorable; con sacrificio de patrimonio, tiempo y de la familia, le dedico muchos años a que el país sea mejor. Ese servicio público es el que nos hace implacables con el combate a la corrupción. Ese servicio público es el que está molesto con los corruptos y es el primero que me pide que el combate a la corrupción sea central. Es un servicio público que me hace pararme aquí y decir que estoy dispuesto a ir a la cárcel si fallo”.

Meade planteó que el combate a la corrupción debe ser asumido como un tema institucional. “Si pensamos que es un tema político, de discurso o atribución del Presidente, estamos todos equivocados. Lo primero es asegurarnos que el Presidente esté sujeto a las leyes”.

Luego, a propósito de la negociación comercial en curso con Estados Unidos y Canadá en torno al Tratado de Libre Comercio, Meade destacó que el presidente Donald Trump ha convertido en acciones de su gobierno las propuestas que hizo en la campaña electoral.

Añadió: “A los políticos hay que tomarlos en serio. Y lo que hemos visto en el caso de Trump es que lo que dijo en campaña lo convirtió en programa de gobierno. Por eso, lo que yo diga en campaña lo convertiré en programa de gobierno. México no se ha dejado intimidar y lo tendrá que seguir haciendo para no ser objeto de intimidación por parte de Estados Unidos ni de ningún otro país”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70