Entendimos los priístas que tenemos que construir gobiernos de coalición: Luévano

  • Habrá una contienda interna con el “piso parejo” para todos los aspirantes, asegura

“¿El PRI realmente se abrirá a un proceso democrático?, ¿realmente habrá condiciones para que cualquiera pueda competir –como candidato por el tricolor, sea militante o simpatizante, a la Presidencia y por otros espacios de representación-? Mi respuesta sería sí”.

Se pregunta y contesta el propio Roberto Luévano Ruiz, presidente del Comité Directivo Estatal del instituto político, quien asegura que habrá en la contienda interna el “piso parejo” para todos los aspirantes que deseen competir internamente, como pedían muchos de sus militantes, no obstante que ya se han posicionado varios nombres que será difícil remontar.

Destaca en la entrevista con La Jornada Zacatecas el tema de la participación y “visto bueno” de su militancia en la próxima elección de candidatos y candidatas rumbo al 2018.

Habla de la apertura de una serie de candados, ahora plasmada en los documentos básicos partidistas, que aunque “ciudadanizan” al candidato al proponer la posibilidad de la competencia de simpatizantes en el proceso interno del PRI, no “ciudadanizan” a la propia elección, esto es, no se llegó “hasta eso”.

Que por voto directo y secreto de los ciudadanos y ciudadanas, como han hecho otros partidos, pueda decidirse qué candidatos del Revolucionario Institucional participen en la contienda electoral constitucional.

“No llegamos hasta eso, eh. No hubo a la mejor los consensos, pero será un asunto que tendremos que evolucionar hacia allá, si esta primera parte nos funciona”.

La “primera parte” es el acceso a las candidaturas de personas que no necesariamente deben de cumplir con la condición antes requerida de tener una militancia de por lo menos 10 años en el PRI.

“Hoy cualquiera que no tenga esa militancia con el visto bueno” de misma, puede ser candidato. “Hoy hay esa apertura a la que nos estamos refiriendo”.

Dijo asimismo que la voluntad de la población podría incorporarse a los criterios de selección de candidatos posiblemente, “a través de un estudio demoscópico, podemos ver que es lo que la sociedad requiere (…) pero no de democracia directa”.

En el preámbulo de la elección constitucional del 2018, destaca los 100 días previos a la 22 Asamblea Nacional del Partido Revolucionario Institucional en que se consultó a sus bases en asambleas estatales, mesas temáticas, y el propio evento nacional celebrado el pasado fin de semana.

Habla de un ejercicio de crítica y autocrítica donde la militancia del tricolor no aceptó ya más, que en el tema de la corrupción, los “errores de unos cuántos” los cargaran todos, y de la responsabilidad del instituto para “cuidar a sus candidatos”.

Saber quiénes son para poder hacer ostensible su cualidad de “probada honestidad”, y aun, que logren pasar por el filtro de una comisión de ética partidaria que vigilará en su caso, el quehacer en funciones gubernamentales para que corrijan errores, y ser probables sujetos de amonestaciones privadas o públicas.

Este es un tema “en boga” en la sociedad que los priístas reflexionaron “de manera importante, de manera muy objetiva” y que plasmaron en la reforma de sus documentos básicos.

“Es decir, el PRI dice sí a la apertura”. Agrega en el tema el compromiso con mujeres y jóvenes, las primeras para las que se verificarán los criterios de equidad vertical y horizontal en el reparto de candidaturas, y los segundos que obtendrán una de cada tres, aun en las listas de representación proporcional, para hacer el proceso atractivo para este sector.

Destaca, como se ha hecho en otros escaparates recientemente, “el logro” de la 22 Asamblea Nacional priísta de conformar gobiernos de coalición, posibilidad que propone en el contexto “de un momento de consolidación democrática”.

“Entendimos los priístas que tenemos que construir gobiernos de coalición que nos permitan tener procesos electorales más legitimados, con mayor aprobación de la sociedad”.

Con esta opción, se ha dicho, se busca una mayor legitimidad y gobernabilidad ante la baja votación con que los candidatos están llegando a los espacios de toma de decisiones.

Ante la pregunta de si son un intento de lograr “mayorías artificiales” en un sistema político-partidista que se resquebraja ante la desconfianza de la ciudadanía, y si se propondrán como un tema solo de las militancias de los partidos y sus cúpulas, y no de la integración en el programa común que pretenden consolidar, de la agenda de la población, Roberto Luévano reiteró lo que otros priístas han dicho al respecto.

Buscan “que el -partido- que gane no gane todo” y que haya coincidencias como las hubo entre el PRI-PAN y PRD en el Pacto por México.

A diferencia de otros militantes tricolores destacados, que han aparejado al gobierno de coalición un cambio de régimen, Luévano Ruíz es contundente: “no, nosotros no coincidimos en un cambio de régimen”.

Otra vez sobre el tema del programa de gobierno de coalición y su coincidencia con el interés de la población y no sólo con el de las militancias y cúpulas partidistas que confluyan en él para salvar su permanencia en los espacios de toma de decisiones, y que pudiera proponerse como el tema medular de la gobernabilidad que buscan, o en su defecto como el fracaso de este intento, Roberto Luévano lo propuso “en dos pistas”.

Una es la del PRI y las reglas que acaba de aprobar, y la otra “es lo que la sociedad requiere”, y cómo se amalgamarán estos intereses.

Aseveró que hay entre ambas iniciativa, afinidades; “hay una gran coincidencia, la militancia entiende esta realidad, por eso hemos hecho este balance interno, de revisión, de valoración, de ver que hicimos mal y que debemos de corregir hacia adelante”.

Buscan candidatos “idóneos” que puedan encontrar “eco en la sociedad”, “porque efectivamente nosotros no estamos ajenos a la realidad de que hoy tenemos una sociedad que está cansada de los partidos”.

Por ello dijo, la ciudadanía se ha volcado hacia las candidaturas independientes buscando una salida, “pero tampoco la ha encontrado”.

“Entonces ya nos encontramos en un círculo vicioso donde ya nos hay opciones, por eso se plantean esos mecanismos” que han dado buenos resultados “en países del primer mundo”.

Los mexicanos volverán a creer en la democracia cuando ésta les ofrezca resultados que mejoren su calidad de vida, empleos sí, pero bien pagados, y seguridad entre otros benefactores, “si los frutos del gobierno no dan resultados (…) de manera natural va a estar perdida”, puntualizó.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ