Hacienda municipal: en la trampa de pobreza fiscal

Hacienda municipal: en la trampa de pobreza fiscal

El municipio en nuestro país ha sufrido un retroceso en su capacidad como nivel de gobierno porque la reforma de Estado para caminar hacia un federalismo fortalecido, ha retrocedido. Ahora mismo tenemos un proceso de recentralización del gobierno. Desde 2004 se construye un esquema de financiamiento basado en un pacto nacional donde Gobierno Federal capta los recursos y establece una serie de fórmulas para que los otros niveles de gobierno hagan sus gastos. Así las cosas, Gobierno Federal capta 94 por ciento de la recaudación, y gasta 63 por ciento de la misma. Mientras que el municipio recibe sólo 2.3 por ciento de los ingresos nacionales. Es el nivel en mayores desventajas. El nivel de gobierno que está mejor posicionado es el intermedio, de los gobiernos estatales, que captan sólo 3, pero gastan casi 30 por ciento del recurso hacendario. Y además con las ventajas de ser gastos poco controlados: la Federación y el municipio tienen sus facultades reguladas, en cambio los estados están en la posibilidad de decidir en qué y cómo hacen sus gastos. Este esquema tiene a los municipios en clara dependencia con el gobierno central. Y además con el círculo vicioso de que la dependencia inhibe el aumento de capacidades y esto último los hace más dependientes. Con ello, viene el poco estímulo al aumento de los ingresos por impuestos propios; por ejemplo, Zacatecas tiene un monto de 87 pesos de predial por habitante, mientras en la Ciudad de México es de 783 pesos. Trágica realidad financiera de los municipios. Y aunque tiene responsabilidades recaudatorias, los gobiernos locales no tienen ni voz ni voto en los organismos directivos del Sistema Nacional de Coordinación Fiscal. Se atienen a lo que deciden por ellos: son los hermanitos menores de edad del gobierno mexicano.

El grueso de los ingresos le vienen de las aportaciones y participaciones federales, y como los rubros de impuestos, aprovechamientos y derechos son muy reducidos, las administraciones municipales han optado por la vía de la deuda. Por ello, los niveles de endeudamiento son escandalosos. Es decir, la clave está en encontrar la manera de hacerse de recursos propios a partir de que el ayuntamiento se comprometa con su población en la generación de riqueza nueva. Pero dada la estructura política de las administraciones locales esto no es atractivo porque llegan 3 años y se van. Ahora que se pueden reelegir veremos si impacta en los planes de ingresos propios. Es decir, estaremos observando la relación entre ingresos propios y la reelección. Ahora mismo hay más de 150 programas federales en los cuales pueden participar los municipios, pero la capacidad de gestión de la mayoría de ellos es reducida y por lo mismo están atrapados en los coyotes financieros que terminan sangrando las finanzas de los mismos.  Como vemos, los municipios están en una trampa de pobreza fiscal y no se ven salidas al corto plazo. La bancarrota es la realidad de las haciendas locales y así será en los próximos años.

 

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70