El hombre de las nieves

El hombre de las nieves

Estaba nevando en la montaña. La espesa neblina emborronaba el paisaje. El manto de nieve cubría por completo a las montañas. El arroyo que bajaba por la ladera estaba congelado. Una gruesa capa de hielo lo cubría. El follaje de los altísimos árboles que forman el bosque estaba cubierto de nieve. En aquel inhóspito paraje se escuchó un grito espeluznante, hizo que una bandada de pájaros alzara el vuelo asustada, que las ramas de los árboles temblaran y dejaran caer copos de nieve. Entre los troncos de los árboles, fugaz, apareció una figura con el cuerpo cubierto con largo pelo blanco. Desapareció. Luego se hizo un silencio sepulcral que fue roto por un nuevo grito igual de espeluznante. En la montaña se volvió a escuchar el espantoso grito… El eco retumbando en las montañas. Un ciervo emprendió veloz carrera perdiéndose en el bosque… Él, sentado, abrió muy grandes los ojos. Estaba asustado. ¿Asustado? ¡Aterrado! Afuera, una voz se escuchó en la calle: ¡Llévala… llévala! ¡Nieve de garrafa! ¡De limón… de mango… de vainilla… de chocolate! ¡Llévala! En la pantalla del televisor seguía nevando.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ