“El agua no es una mercancía, es un bien común”, señala Pedro Moctezuma Barragán

“El agua no es una mercancía, es un bien común”, señala Pedro Moctezuma Barragán

■ Durante los 90 hubo una oleada de privatizaciones pero “ya vamos de regreso”, comenta

■ Proponen que suministro garantice la soberanía alimentaria y el sustento de los ecosistemas

“El agua no puede ser una mercancía. El agua es un bien común. Las políticas actuales nos han confundido con estos límites y ya lo único que queda es que el aire también nos obliguen a pagarlo y consumirlo, en no sé qué tipo de recipiente”, expresó Pedro Moctezuma Barragán.

El académico es coordinador del programa de investigación científica Sierra Nevada de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) e integrante de la campaña nacional Agua para todos, agua para la vida; que busca la construcción del “buen gobierno del agua”.

Estuvo ayer en Zacatecas invitado por la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA), el Frente Popular de Lucha de Zacatecas (FPLZ) y el Comité Zacatecano Agua para [email protected], para participar en el foro El Derecho al agua y la soberanía alimentaria, realizado en el foyer del teatro Fernando Calderón.

Durante los años 90, dijo, hubo una oleada de privatizaciones en todo el mundo con respecto a los sistemas de agua potable, pero en este momento, “ya vamos de regreso”. Citó el caso de Buenos Aires, Argentina que luego de una “desastrosa experiencia” de trabajar con una empresa francesa, ha devuelto al ámbito público el suministro de agua.

De igual forma se ha hecho en París, Atlanta, Montevideo y Berlín. En México la localidad Ramos Arizpe en Coahuila, tenía un sistema privado de suministro de agua potable con “altos costos y gran malestar ciudadano”, mismo que se ha remunicipalizado.

El grupo promotor Agua para todos, agua para la vida es producto de un congreso nacional realizado en diciembre de 2012, justo después de elevarse a rango constitucional el “derecho humano al agua” con la modificación al artículo 4 de la máxima ley de los mexicanos.

En este empeño se han involucrado 27 estados del país para generar comisiones de cuenca integradas por universitarios, organizaciones cívicas, ejidos, comunidades campesinas y organizaciones ambientalistas.

Del mismo surgió ya una iniciativa de Ley General del Agua, ciudadana, que parte de un principio fundamental: “el agua es de la nación”, esto es, la población que habita el territorio nacional. El articulado de esta ley, planteado a detalle, manifestó, puede devolverle el balance hídrico a México en 15 años, “si se toman una serie de previsiones”.

En el tema del agua en México existe un desorden desde “que nos llegó en inglés de Washington la exigencia de cancelar todos los derechos ancestrales adquiridos por los pueblos para abrir este sistema de concesiones que actualmente prioriza actividades como la minería, la industria inmobiliaria y la fracturación hidráulica (fraking), que están haciendo daño a la población y que están sobreestimando la capacidad de manejo hídrico”.

El gobierno plantea que el agua es del Estado, esta es la diferencia fundamental. “Como la parte esencial de la nación los ciudadanos tenemos el derecho no solamente de participar en algunas consultas que no son vinculantes o solamente como quejosos o víctimas de un manejo del agua sino como participantes plenos en la toma de decisiones”.

Apuntó que la Ley Federal de Aguas que trabaja actualmente  la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y las leyes estatales, “le dan todo el poder a los sistemas de aguas y al gobierno”.

En Zacatecas donde está por consolidarse una ley local al respecto, dijo, la misma tendría que se elaborada con participación ciudadana mediante la realización de consultas a la población y expertos a fin de “tomar el tiempo necesario para efectivamente contar con los diagnósticos y las estrategias de consenso que permitan que el agua sea un factor de armonía”.

Agregó en el caso del extractivismo minero, que también tiene presencia en Zacatecas, “hay tecnologías que nos permiten exigirle a la industria de cualquier tipo descargas cero tanto en barrancas, ríos o acuíferos, luego de procesos  que involucren tóxicos…no se trata de pagar por contaminar”.

La Ley General de Aguas “ciudadana”, pretende presentarse el día 4 de octubre de 2014, para afinar detalles anunció, habrá una reunión previa en la Universidad de Guadalajara.

“Nosotros estamos devolviéndole el papel principal a los ciudadanos a través de la participación en distintas instancias de gobierno a nivel de microcuencas, subcuencas y cuenca, con la capacidad de generar, en coadyuvancia con universidades y técnicos, los planes rectores y que los planes hídricos sean vinculantes para la autoridad”.

Entre los avances inscritos en esta iniciativa se propone, cambie el orden de prioridades para el uso del agua que hoy se destina primordialmente para el extractivismo minero, la fracturación hidráulica y extraerla y llevarla del campo a las grandes ciudades “cuyo crecimiento va más allá de lo científicamente balanceado”.

En contrario proponen que el suministro garantice la soberanía alimentaria y el sustento de los ecosistemas a fin de mantener el equilibrio hídrico.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70