Juventud, al borde

Juventud,  al borde

Interesante observación y conclusión de Arturo Balderas en su artículo, El espejismo de la educación, (La Jornada, 24.03.14) donde muestra el ocaso del sueño americano al irrumpir la tendencia histórica prevaleciente de caducar, epocalmente, el ascender en sociedad mediante incrementos en el nivel educativo y si eso ya ocurre a nuestros paisanos, metidos en la competencia por la educación para arraigarse y ascender, en Estados Unidos, con base en méritos, se habrá de averiguar lo que hoy ocurra a los jóvenes en México, expuestos al final de la perspectiva de una movilidad social que los aleje de recibir el trato de población desechable y ni quién proteste ni denuncie por semejante atrocidad a las autoridades estatales de cualquier nivel, responsables de utilizar o no, el presupuesto público en abrir y fundamentar perspectivas de un futuro humano y moderno para nuestros jóvenes, a quienes debemos ver como posibilidades y proyectos en construcción. A veces ni cuentan con la infraestructura mínima, ni la escolar, para formarse de manera alternativa al promedio de pobreza prevaleciente en nuestro medio. Algunos programas estatales cuentan con la obligación, la cobertura y un presupuesto para atenderlos, más sin márgenes para multiplicarlos e incrementarlos, se les supone cumplen, dentro sus posibilidades. ¿Qué ocurre? La emergencia y existencia de notorias excepciones, en que los propios jóvenes se organizan en torno a opciones diversas, a construir luego como proyectos culturales, técnicos, de servicio o pequeñas empresas. Con excepciones, aún no es relevante, ni suficiente, la presencia de incubadoras de proyectos o de empresas, creadas por los jóvenes, para ensayar a desarrollar novedades mediante su imaginación, inventiva y realización exitosa. Conste, el deseo e impulso de la juventud se cimenta y sostiene por un nivel cultural y una fuerza creativa que sin sensibilidad ni apoyos, se pueden perder o desviar. ¿Dónde queda la relativa juventud de los alcaldes, Nava Peña, Luévano o la del gobernador Miguel Alonso, dónde vamos a verla y a su imaginación y colaboradores, puestos con más decisión que la actual al servicio de las y los jóvenes, y los proyectos que generan? Si desde ahora se desgastan en desear estar en otra posición política, mal asunto olvidarse de los jóvenes o verlos como carne de cañón: reparto de playeras, ondeo de banderolas, rondines en autos, etc. Como pasto de un trabajo político sin imaginación, para los candidatos; ni alcance, ni arraigo, para los jóvenes; quienes al ser excluidos de esa forma, de lo políticamente relevante, se auto experimentan política y socialmente como prescindibles.

Recuérdese la elección anterior y véase en qué momento estamos del sexenio estatal y del presidencial, y cómo se les ha tratado y se les trata. Nahle lo sabe y lo reconoce, los jóvenes, sin la debida atención institucional ni familiar, quedan susceptibles de suscribir otras opciones, incluso, en los márgenes o en la ilegalidad. ¿Dónde están las promesas del Pacto por México, que modelan la actual política federal y por ello, las de los estados? Para congraciar a esos riquillos se vendió parcialmente Pemex, ¿y cuál será la ventaja? ¿De la Shell o gringolandia vendrán a poner gasolineras y venderán más baratos los combustibles? ¿Donarán a la juventud 20 centavos por cada litro? ¡Sí, como no! Lo mismo va a pasar con la eólica gringa en Zacatecas, ¿ofrecerá descuentos o precios más baratos que la CFE? ¿Iluminará barato las colonias, hoy “boca de lobo” por su oscuridad? ¡Ya basta! ¿Hasta cuándo se va a respaldar a la UAZ y a los tecnológicos? ¿Acaso no tienen dominio de la teoría ni la técnica que enseñan?  ¿No se les puede motivar e invitar para mostrarlo y respaldarlos para convertirlo en realidad vecinal, comunitaria y social? No se trata sólo de que el capital y los capitalistas vengan a Zacatecas, de Canadá, China o Estados Unidos, sino de hacer aquí mismo el inventario de los recursos existentes que son capital sin uso productivo, como la ciencia y la tecnología generada o disponible en las instituciones de enseñanza superior, capaces de respaldar y desarrollar diversos proyectos locales, como ése, de servicio o productivos en colaboración con la iniciativa empresarial de Zacatecas o de fuera. Infraestructura de ciencia y tecnología hay, se olvida que la hay o se le desprecia y esperamos que de fuera, incluso del país, vengan con ellas a aprovechar y a obtener ganancias de los recursos de los zacatecanos. Es la forma de ser del capital, local o extranjero, generar ganancias a menores o mayores costos, donde sea o se dejen. En Zacatecas se debe tener claridad en las líneas de política económica que se movilizan, hasta hoy no se ve con claridad la contraparte que va a beneficiar a Zacatecas, en el sentido económico, científico y tecnológico, ni en el social y cultural. ¿Cuántos zacatecanos va a ocupar la eólica extranjera para construirse y operar? ¿Cuáles serán sus reales beneficios? ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70