El presupuesto aprobado para 2014: ¿ficción o realismo?

El presupuesto aprobado para 2014: ¿ficción o realismo?

El presupuesto aprobado el pasado 15 de noviembre sigue teniendo ciencia ficción, como la mayoría de los presupuestos aprobados en los últimos ocho años. Durante el año fiscal, los ejecutores de gasto pueden gastar más de lo aprobado, pueden gastar menos y también pueden gastar diferente a lo que estipula el Decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación, un documento que supuestamente en la práctica es ley.

En los últimos ocho años, Gobierno federal y las entidades públicas gastaron en promedio 10 por ciento (ó 310 mil millones) más de lo que les fue aprobado en el Decreto de Presupuesto. Además, durante ese periodo, en promedio cada año se observaron aumentos a diversos conceptos de gasto por 900 mil millones de pesos y, al mismo tiempo, se observaron recortes que en promedio sumaron 600 mil millones de pesos, lo que da una idea de la magnitud de los cambios que suceden después de la aprobación.

No obstante esto no sorprende, cuando el marco normativo que regula el manejo del presupuesto federal otorga amplias facultades a los ejecutores de gasto (es decir a las dependencias, entidades y a la SHCP) para “modificar” el presupuesto que les fue aprobado por la Cámara de Diputados. La Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria hace posible adecuar el presupuesto aprobado sin consultarlo con el Legislativo.

Estos espacios desincentivan el diseño de presupuestos efectivos y realistas. Durante el proceso de aprobación es mejor darle “bola” al Legislativo en lo que se pueda, quedar bien y luego salirse por la libre. Es por ello que es común que adiversas secretarías e instituciones se les aprueben presupuestos que no corresponden con lo que históricamente han ejercido. El presupuesto para 2014 no ha sido la excepción.

Cuatro casos de ciencia ficción en el presupuesto aprobado para 2014
Al concepto de gasto para el pago de adeudos de ejercicio fiscales anteriores (llamado Adefas) siempre se le programa un presupuesto menor al que ejerce. En las administraciones anteriores, cada año en promedio se solía ejercer un monto de casi 9 mil millones de pesos más de lo que se le aprobaba (21 mil millones ejercidos vs. 12 mil millones aprobados).

El monto del sobre ejercicio de Adefas no es una cantidad trivial, es más del presupuesto total aprobado para la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) o para la Secretaría de Turismo (Sectur) para 2014.Con la nueva administración esta situación no ha cambiado. En 2013 se le aprobaron 14 mil 500 millones cuando a fines de septiembre del presente año ya había ejercido más de 16 mil millones.

Un ejemplo notable es el del Ramo 25 o Previsiones y Aportaciones para los Sistemas de Educación Básica, Normal, Tecnológica y de Adultos. Sistemáticamente se le aprueban recursos por encima de los que ejerce. Por lo que la diferencia que se deja de gastar se destina a fines que elige el Ejecutivo federal discrecionalmente. Entre 2005 y 2012, el Ramo 25 dejó de ejercer cada año cerca de 19 mil millones de pesos, por lo que fue el ramo con un mayor número de recursos sin ejercer en este periodo.

Sin embargo, desde que empezó la nueva administración, el presupuesto aprobado para este ramo se ha incrementado en 47 por ciento en términos reales (y en 5 por ciento más para el próximo año) aunque al cierre del tercer trimestre de 2013 sólo se ha ejercido la mitad del presupuesto aprobado para este año. Mientras mayor sea el presupuesto aprobado a este ramo, mayor es el monto de los recursos que pueden reasignarse a criterio del Ejecutivo federal. Dado que el marco normativo le concede espacios generosos para tomar decisiones discrecionales, sería ingenuo que la autoridad federal no los aprovechara.

Por otro lado, están los casos de la Secretaría de Salud y el de la Secretaría de Desarrollo Social, dependencias que históricamente suelen ejercer presupuestos menores a los aprobados. Y sin embargo, pese a dichos subejercicios, el nuevo gobierno ha incrementado los recursos para estas secretarías en 47 y 64 por ciento, respectivamente. No queda claro el subejercicio de la Secretaría de Salud cuando la prensa ha documentado recientemente situaciones dramáticas de mujeres pariendo en los patios afuera de los hospitales. Por su parte, Sedesol al cierre de septiembre de 2013 sólo había ejercido 60 por ciento de su presupuesto. Es preciso señalar que no conocemos los motivos del avance lento de estos presupuestos, y si lo llegamos a saber muy probablemente sea hasta mediados del próximo año, cuando se publique la Cuenta Pública.

Es por ello, que en el análisis del presupuesto los esfuerzos se deben centrar fundamentalmente en los recursos ejercidos y no, en el gasto aprobado, pues es el presupuesto que realmente tiene impacto sobre la economía nacional y la población. ■

  • Coordinadora de Gasto Público
    y Transparencia de México Evalúa
Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ