16.9 C
Zacatecas
sábado, 18 mayo, 2024
spot_img

Presa Milpillas, compromiso de Claudia Sheinbaum

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Ulises Mejía Haro •

En su reciente visita a Zacatecas, la candidata presidencial de la coalición “Sigamos Haciendo Historia”, conformada por Morena-PT- PVEM, Claudia Sheinbaum se comprometió con la construcción de la Presa Milpillas para dotar de agua potable en beneficio de aproximadamente 550 mil habitantes que representan el 40 por ciento de la población del estado de Zacatecas.

- Publicidad -

Antes de abordar, lo que a mi juicio sería el proyecto estratégico más importante del próximo sexenio de la administración federal en Zacatecas, es necesario resaltar la crisis del agua que amenaza al mundo, al país y estado; lo cual reclama acciones impostergables de los gobiernos y de la sociedad, pasar de la pasividad contemplativa a la proactividad, actuar con oportunidad, responsabilidad y eficacia; de lo contrario, pronto nos enfrentaremos a una catástrofe nacional de dimensiones inimaginables. Es momento que todos asumamos la responsabilidad de haber sido inconscientes en el cuidado del agua, es momento de fortalecer la política pública en materia de agua, priorizar la construcción de infraestructura para captación y almacenamiento y uso eficiente del agua, su saneamiento y reciclamiento.  No dilapidar este vital líquido en la agricultura -que consume el 77% del agua disponible- con riegos rodados o por inundación donde se desperdicia hasta el 60% del agua, con apoyos de los gobiernos se debe generalizar el riego tecnificado para usar solo el agua que demanda la planta. No desperdiciar el 40% del agua potable por fugas en las redes de conducción obsoletas. Es necesario inculcar y difundir una cultura del agua, recalcar que el cuidado del agua, significa asegurar la vida de las generaciones actuales y futuras.

El cambio climático y sus efectos con sequías recurrentes ha contribuido en gran parte a la crisis del agua, pero también el progresivo crecimiento poblacional, que hoy demanda de más agua entubada para su consumo, limpieza, aseo e higiene; todo ello ha contribuido que en las últimas décadas el consumo de agua se haya triplicado respecto a 1950. En México el acelerado crecimiento poblacional registrado de 1950 a 2020, periodo en que prácticamente se quintuplicó la población del país, al pasar de 25.8 millones de habitantes en 1950 a 126 millones en 2020 (INEGI, 2020). El cambio climático y el crecimiento de la población son factores que han contribuido a la disminución alarmante de la disponibilidad natural media de agua per cápita, al pasar de una disponibilidad anual por habitante de 18,035 metros cúbicos en 1950 a una disponibilidad actual de 3,586 metros cúbicos; es decir, en 70 años pasamos a una disponibilidad de una quinta parte de agua que teníamos en 1950. Esta disponibilidad es el promedio nacional, el cual varía entre regiones del país, en 2019, Zacatecas registró una disponibilidad de agua per cápita de 2,474 metros cúbicos anuales (CONAGUA, 2019). 

En el país contamos con 653 acuíferos, de los cuales 101 están sobreexplotados, ubicados principalmente en la zona centro y norte del país; además, 32 acuíferos contienen aguas salobres, como es el caso de la zona norte del estado de Zacatecas. De acuerdo al Atlas del Agua 2009, la CONAGUA señala que de los 101 acuíferos que presentan sobreexplotación, 11 se encuentran en Zacatecas.

Bajo este contexto de crisis del agua se plantea la construcción del Sistema Milpillas, que consiste en una Presa ubicada en el municipio de Jiménez del Teúl, Zacatecas con capacidad de almacenamiento de 67 millones de metros cúbicos y un acueducto de 167 kilómetros para conducir el agua potable para un gasto de 1,300 litros por segundo en beneficio de aproximadamente 550 mil habitantes que representan el 40 por ciento de la población del estado de Zacatecas, con un costo estimado al 2024 de 2,600 millones de pesos para la presa y de 6,000 millones de pesos para el acueducto, en total 8,600 millones de pesos. Quizás parezca un proyecto muy costoso, pero no lo es, si consideramos que dotará de agua potable al menos por los siguientes 50 años al 40% de la población estatal que radica en los municipios de Fresnillo, Enrique Estrada, Calera, Zacatecas, Guadalupe, Morelos y Vetagrande. Se pueden dejar de construir otros tipos de obras, pero nunca las relacionadas al cumplimiento del derecho constitucional de otorgar agua potable a la población.

La Dra. Claudia Sheinbaum, cuasi próxima presidenta de México, como científica y férrea defensora del cuidado del medio ambiente y de los Derechos para Todos, entre ellos el derecho al agua, se comprometió con la construcción del sistema Milpillas, dijo “hay suficientes recursos para construir la presa Milpillas”, el gobierno del estado cuenta con Título de Concesión para Uso Público Urbano por 47.3 millones de metros cúbicos otorgado por la CONAGUA por un periodo de 30 años (el cual puede perderse si no se construye la presa), se cuenta con el Proyecto Ejecutivo aprobado por esta misma instancia y con la inscripción en la Cartera de Proyectos de la SHCP. 

En los estudios, la Presa Milpillas resultó la opción más favorable de las cinco alternativas para el abastecimiento de agua potable para esta región mediante sistema de presas con menor distancia y altura a vencer a Fresnillo; la extracción del agua subterránea mediante la perforación de más pozos no es alternativa, los acuíferos: Aguanaval, Chupaderos, Calera, Benito Juárez y Guadalupe-Bañuelos que abastecen de este vital líquido a los municipios referidos están sobreexplotados; los acuíferos vecinos de la zona están sobreexplotados o cuentan con poca disponibilidad. Al construirse la presa se dejaría de extraer el agua para el uso doméstico que representa 42 millones de metros cúbicos anuales, lo que favorece la recarga de los acuíferos y el aumento en la calidad del agua.  

Finalmente, hay que decir que el sistema Milpillas es para dotar exclusivamente de agua potable a la población, no se dotará de agua para ninguna industria ni para uso agrícola. Tampoco el proyecto contempla secar el Río Milpillas, como se puede observar entre la capacidad de la presa 67 millones de metros cúbicos y el volumen concesionado de 47.3 millones hay un remanente de casi 20 millones de metros cúbicos para garantizar los escurrimientos del río aguas abajo, en otras palabras, la presa almacenará agua pluvial que normalmente se va al mar.     

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -