15.8 C
Zacatecas
viernes, 14 junio, 2024
spot_img

■ Comentarios Libres

Los Mártires de Chicago

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SOCORRO MARTÍNEZ ORTIZ •

     Cada primer día de mayo se conmemora una de las fechas más importantes en la historia de los derechos sociales. 

- Publicidad -

     Todo comenzó el 1° de mayo de 1886, cuando los obreros  de Estados Unidos emplazaron a una huelga, para exigir la jornada laboral de ocho horas y mejores condiciones de trabajo. Este hecho como tal, no generó la efeméride que ahora conocemos, pero sí las diferentes manifestaciones pacíficas de muchos obreros que fueron fuertemente reprimidos, además de que la prensa se alineó con los poderes patronales, para realizar una crítica atroz ante lo que consideraban una antipatriótica actitud de los trabajadores. 

     En Chicago fue específicamente doloroso. Durante los días subsecuentes, la policía se enfrentó a los empleados y en algún momento, la detonación de un artefacto mató a personas de uno y otro bando, desatando el uso de armas de fuego de los uniformados. Inmediatamente se fueron tras la pesquisa de ocho de los obreros: Parsons; Spies; Fielden; Shwab; Fischer; Lingg; Engel y Nebee. Todos fueron enjuiciados. Los primeros cinco fueron ahorcados; Lingg se suicidó en prisión y los dos últimos sentenciados a cadena perpetua., 

     A partir de ese momento pasaron a la historia, como los MÁRTIRES DE CHICAGO. Siete años después de aquellos tráficos hechos, se comprobó su inocencia, liberándose a los que estaban en prisión. 

     Después, en el Primer Congreso Obrero Socialista celebrado en París en  julio de 1989, se adoptó la decisión histórica: celebrar el 1° de mayo todos los años, a partir de 1890, como un homenaje a los llamados MÁRTIRES DE CHICAGO, pues de acuerdo con la historia en 1886 miles de trabajadores en Chicago, Estados Unidos, ya estaban cansados de ser explotados por las empresas en las que trabajaban, así que decidieron alzar la voz y comenzaron a defender y a exigir sus derechos laborales: una jornada de trabajo de ocho horas; tener el derecho a la huelga; la libertad de expresión y asociación; así como a tener un trabajo y un salario justo; desaparición del trabajo infantil; condiciones dignas y seguras de trabajo y el descanso dominical. Sin embargo, lamentablemente muchos obreros  murieron en el intento por lograr estas conquistas.

     Con posterioridad a todos esos acontecimientos, alrededor del mundo se comenzó a utilizar este día para manifestar las inconformidades en materia laboral. 

     En México, es un día para reafirmar el compromiso de garantizar la justicia en las relaciones laborales y la construcción colectiva de mejores de mejores ambientes de trabajo. No obstante, el régimen presidencial de Porfirio Díaz imposibilitó este tipo de acciones. 

     Al caer el Porfirismo y establecerse el gobierno de Madero, éste creó el Departamento del Trabajo dependiente de la Secretaría de Fomento, pero fue muy breve y no permitió la organización obrera, pues apenas pudo articularse masivamente sin la fuerza suficiente. La recién nacida Casa del Obrero Mundial entró en conflicto con el gobierno maderista al ser expulsado uno de sus fundadores, Moncaleano, por haber insultado a las autoridades de trabajo. La Casa se alejó de las autoridades y permaneció a la expectativa.

       Llegó entonces 1913, año en el que el general Victoriano Huerta perpetró el golpe de Estado que lo colocó en la silla presidencial, en febrero de aquel año, por su parte La Casa del Obrero Mundial que había permanecido al margen por los trágicos acontecimientos de la Decena Trágica como el asesinato del presidente Madero y el vicepresidente Pino Suárez, inició sus manifestaciones de inconformidad y aproximadamente entre 25,000 trabajadores, hicieron por primera vez el desfile obrero el 1° de mayo. Durante sus primeros meses de gobierno y hasta que la situación se complicó militarmente, Victoriano Huerta tuvo que aceptar a los obreros y tolerarlos. Su régimen no los reprimió, sino que decretó que se cumplieran acciones como el aumento de salario, las huelgas y autorizó el descanso dominical. 

     El 12 de diciembre de 1914 el primer Jefe  del Ejército Constitucionalista don Venustiano Carranza, promulgó en el Puerto de Veracruz, las adiciones al Plan de Guadalupe, en las cuales se prometía Constitucionalista una legislación para mejorar las condiciones del peón rural, del obrero, y, en general, de las clases proletarias. El pacto de La Casa del Obrero Mundial, con el Constitucionalismo, dio el aporte de millares de trabajadores y se reglamentó la Ley promulgada por Carranza, estableciendo la jornada laboral de ocho horas, salario mínimo, pensiones e indemnizaciones para los obreros por accidente de trabajo y seguro de vida. 

     Fue hasta la Constitución de 1917 que se establecieron los derechos laborales y algunas otras garantías en el artículo 123, así como posteriormente, la creación de una Ley Reglamentaria, que regula las relaciones laborales entre trabajadores y patrones.  Este artículo se debe a la influencia de Francisco J. Múgica, profesor michoacano, vinculado a los hermanos Flores Magón y su Plan del Partido Liberal.

      Sin embargo, cuando Álvaro Obregón se encontraba como presidente en 1923, fue quien promulgó el 1° de mayo  como El Día del Trabajo en México. Pero los mexicanos tuvieron que esperar hasta 1925, para que el presidente Plutarco Elías Calles, estableciera la celebración de forma oficial.       

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -