Las mujeres deben tener en cuenta varios aspectos al elegir un método anticonceptivo

Las mujeres deben tener en cuenta varios  aspectos al elegir un método anticonceptivo
La médica en formación recordó que no hay un método anticonceptivo 100 por ciento seguro o efectivo ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

■ Las mujeres deben tener en cuenta varios aspectos al elegir un método anticonceptivo

Como acciones previas al “28S”, la colectiva fresnillense “Vulvas de Plata” realizó un ciclo de conferencias, entre ellas la denominada “Salud Reproductiva y Autocuidado”, impartida por María Márquez Trejo, estudiante de la Escuela Superior de Medicina del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Durante la misma, Márquez se encargó de informar las distintas formas de autocuidado para las niñas, adolescentes y mujeres, sobre todo una vez iniciada una vida sexual activa.

En este sentido, tratando la forma de prevenir un embarazo no deseado, la médica en formación precisó que no es fácil para las mujeres acceder a un método anticonceptivo hormonal, en comparación con el método masculino por excelencia: el condón; además de esta realidad, los métodos dirigidos a las mujeres deben emplearse dependiendo de las necesidades de cada individua.

Entre las consideraciones que se deben tener para decidir cuál es el método adecuado están la edad, peso, si es la primera vez que se usa un método hormonal, así como entender los efectos que tendrá, si la mujer está lactando, su planificación familiar, enfermedades o hábitos, y el uso de otro medicamento.

Lo más importante, entonces, es que “el sistema médico se tiene que adaptar a las pacientes, no las pacientes al sistema médico”, y que quienes reciban atención médica lo hagan por profesionales de la salud con perspectiva de género.

Una señal de que la atención no se está dando de forma adecuada, acotó, es que haya efectos secundarios a causa de métodos hormonales, pues estos surgen cuando el método no es correcto; pueden ser: aumento de peso, acné, cambios de humor, pérdida del periodo menstrual; de presentarse cualquiera de los síntomas anteriores, lo recomendable es probar otro método.

Sobre este tema, la especialista castigó que sean justo los efectos secundarios los que evitan que se desarrollen métodos hormonales para hombres, considerando que en las mujeres es la misma situación, pero el sistema patriarcal no se preocupa por someter a las mujeres a estas reacciones.

También, Márquez rescató que la abstinencia no debe verse como un método anticonceptivo, pues la realidad demuestra que no se aplicará; resulta, entonces, en un predicamento moralista.

La médica en formación recordó que no hay un método anticonceptivo 100 por ciento seguro o efectivo, sin embargo, lo que se puede hacer para intensificar la seguridad es combinar un método de barrera con uno hormonal.

Del mismo modo, compartió que tras usarse métodos de largo uso, es necesario dejar descansar el cuerpo antes de usar otro aparato; es el mismo caso cuando se cambia de método anticonceptivo.

Sobre algunos mitos, descartó que “hacer pipí tras una relación sexual no es un método anticonceptivo”, sino un tipo de higiene; también descartó que los métodos folclóricos, como el ritmo o tener relaciones de pie, sean formas de prevenir un embarazo, y agregó que esto se trata de creencias que no tienen validez ni respaldo científico alguno.

Adentrándose en el tema de la virginidad, sostuvo que se trata de un constructor social, siempre que el himen se puede romper por muchas razones, el cuerpo de la adolescente o mujer no cambia tras iniciar una vida sexual activa, y tampoco tiene relación con el valor de las mujeres.

En cuanto a un tema más actual, reconoció que hay estudios que indican que la vacuna para Covid-19 afecta el ciclo menstrual, ya sea que éste se adelanta, no llega o se atrasa; lo anterior, dijo, demuestra que las mujeres “no son prioridad en la ciencia médica”, lo que se comprobó cuando las alteraciones del ciclo menstrual se hicieron notorias por las mujeres que ya lo estaban padeciendo.

Aclarando dudas sobre la “Pastilla del día siguiente”, informó que este método “no es abortivo, sino que previene la fecundación”, y agregó que lo ideal es no tomarla por la cantidad de hormonas que contiene; por lo anterior, se recomienda sólo usarlas en caso de emergencias y no tomar más de dos por año.

En el mismo tenor, instruyó que, al usarlas, lo ideal es tomarla en cuanto se sepa que falló el método anticonceptivo, de preferencia dentro de las primeras 24 horas, pues la efectividad baja tras ese periodo, y una vez que el óvulo se fecunda, ayuda a que el producto se fortalezca.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ