Rumbo al semáforo amarillo: arranca la tercera ola

Rumbo al semáforo amarillo: arranca la tercera ola

Hace unas semanas, con la expectativa de la vacunación masiva, creímos que pasando mitad del año la vida iba a regresar a la actividad. La economía y la educación han sido severamente afectadas por la segregación forzosa de la pandemia, y por ello, la urgencia de volver a la actividad presencial se apoderaba de los comerciantes, las pocas fábricas y la totalidad de las escuelas. Sin embargo, el virus que viaja por todo el mundo, se expone a organismos que tienen cargas genéticas tan diversas, que se provoca escenarios inciertos y azarosos. Los tipos de mutación guardan sorpresas.

El caso específico de la llamada variable Delta es un ejemplo de que decimos arriba: si el virus original tiene un factor de contagio de 2.5 (dos enfermos transmiten la enfermedad a 5 personas), el virus mutado-delta tiene un factor 8 (dos enfermos pasan el virus a 16 personas). Además de la enorme capacidad que tiene el delta de saltar las barreras protectoras de la vacuna e infectar con facilidad a las personas que tiene a mano. En esas condiciones, es que venimos entrando a la llamada ‘tercera ola’. Países con buen control del virus ahora está alarmados con la entrada de esta cepa a su territorio. En México un barco procedente de la India trajo una carga brutal de la delta: las autoridades mexicanas, sin la menor responsabilidad, permitieron que sus tripulantes bajaran a la fiesta de Mazatlán y propagaran el virus.

La economía no aguanta más confinamiento y cierre de centros de trabajo. La educación también requiere del regreso a las aulas. Pero es posible si no implica un riesgo extremo, lo cual ocurre si todo mundo está vacunado. Con la vacunación universal disminuye de forma sensible el contagio y se pone en sus mínimos la mortandad. Por ello, el objetivo debe ser alcanzar la vacunación universal. Y según el cálculo de las autoridades eso puede alcanzarse no antes de octubre. Esperando que el virus no traiga más sorpresas radicales.

Con la noticia de la suspensión de la feria de septiembre, significa que la previsión de la curva de contagios es pesimista. En el caso de la UAZ no han definido si regresan o no a clases presenciales en agosto, sin embargo, todo parece indicar que no será así, y sólo mantienen la indefinición para no ser cuestionadas por las autoridades federales. Así las cosas, estamos ante un escenario de alta vulneración de contagio aun con la vacuna puesta, por lo mismo, los cuidados de evitar la concentración de aerosoles serán esenciales. Un previsor importante ahora puede ser el medidor de concentración de CO2, que se convierte en indicador indirecto de acumulación de aire viciado. Todos los espacios cerrados deberían tenerlo a la vista del público. y claro está: la responsabilidad de todos los ciudadanos en evitar lo más posible los contagios, con lo aprendido todo mundo sabe qué puede o no puede hacer.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ