Reforma educativa no busca mejorar la enseñanza, sino cambiar relación laboral

Reforma educativa no busca mejorar la enseñanza, sino cambiar relación laboral

■ Padres de familia tendrían que hacerse cargo de lo que hasta el momento solventan autoridades

Durante un foro de análisis sobre la Reforma Educativa, organizado por sindicatos de varias instituciones educativas, especialistas en materia laboral coincidieron en que se trata de una medida de Gobierno federal no para mejorar la pedagogía o la didáctica en los procesos de enseñanza y aprendizaje, sino para intervenir en las relaciones laborales de los maestros.

Gustavo Castillo Vera, docente de la Unidad Académica de Derecho de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), expuso que la reforma impulsa el rompimiento de la estabilidad laboral de los profesores, debido a las nuevas reglas de ingreso, permanencia y promoción para educación básica y media superior.

Según comentó, el discurso oficial se centra en una educación de calidad, pero la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y del Servicio Profesional Docente no contienen nada al respecto.

“Yo advierto que en esas leyes hay un rompimiento en la estabilidad en el empleo, y a mediano plazo también el rompimiento en la estabilidad en el salario, que se quiere convertir a un salario por productividad”, expresó.

Asimismo, Castillo Vera se refirió al tema de la gestión escolar, incorporada por la reforma, mediante la cual se pretende que los propios padres de familia y docentes sean los responsables, y no el Estado, de conservar sus planteles e incluso para conseguir materiales didácticos. Es decir, parece que el Gobierno federal pretende desprenderse del sostenimiento de los centros educativos.

Por su parte Santos Antonio González, especialista en el tema, se refirió a la Reforma Laboral y recordó que ese fue el inicio en la implementación de medidas contra los derechos sustantivos y adjetivos de los trabajadores de todos los sectores.

“En un abrir y cerrar de ojos ahora tenemos un problema. Primero sólo le estaba pasando a los trabajadores y patrones en particular, pero en el sector educativo decían que esa reforma no nos afectaría, pero hoy estamos analizando el impacto de la Reforma Educativa que trasciende las condiciones laborales ahora cercenadas una vez que entró en vigor”, indicó.

Afirmó que las reformas que se están promoviendo son parte de un proceso de reforma integral, planificado desde los últimos meses de la presidencia de Felipe Calderón, cuando se promulgó la Reforma Laboral, lo cual abrió camino para que se modificara el Artículo Tercero Constitucional.

En consecuencia, “ahora hay una ley privatizadora porque contempla a la SEP y a la Seduzac como si fueran una empresa particular, porque exige rendimiento o implementa despidos. Hay que estar conscientes que la evaluación es permanencia, reiterada y frecuente, aunque después se van a aplicar reglas contradictorias porque lo supervisores van a manejar una evaluación de las escuelas en conjunto con las organizaciones no gubernamentales, pero no con los sindicatos”, señaló González.

Finalmente, Juan Campos Vega, investigador del Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, informó que la Reforma Educativa impactará negativamente no solamente en la educación básica, sino también en los subsistemas de educación media superior como Conalep, Colegio de Bachilleres y Cecyt.

El problema que impide hacer frente a la cerrazón del Gobierno federal, expuso, es el síndrome de las tres “D” que padece el sindicalismo: está dividido, está desorientado y está desprestigiado. Para corregirlo y superarlo, manifestó la necesidad que la CNTE genere una política y objetivos únicos.

Por el contrario, a pesar que es una organización combativa, la coordinadora tiene políticas propias en cada sección y por lo tanto es un obstáculo para enfrentar conjuntamente al poder, ya que no tienen los mismos propósitos, las mismas reivindicaciones o la misma táctica para resistir.

“Ese es el problema, estamos divididos. Esa es nuestra única fuerza, porque los patrones tienen el capital, el gobierno tiene el poder (ejecutivo, legislativo y judicial) en sus manos, además de todos los instrumentos represivos, y nosotros no tenemos nada, sólo la ventaja de ser más que ellos, pero ésta la perdemos si actuamos cada quien por su lado”, dijo Campos Vega.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ