25.3 C
Zacatecas
viernes, 20 mayo, 2022
spot_img

De allá y de aquí

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RENÉ LARA RAMOS • admin-zenda • Admin •

Por supuesto, los mexicanos no estamos en vilo y uno sigue su vida diaria, aunque no con independencia sino consciente de que el resultado de las actuales elecciones en Estados Unidos, alguna repercusión tendrán en México y eso por múltiples factores, tal vez uno de ellos sean los millones de seres humanos con ascendencia mexicana, familiares o no, quienes por múltiples razones se encuentran allá en forma temporal o definitiva. Legales o ilegales, descubiertos o encubiertos, cultos y de excelencia, o con una cultura de simples mortales, en fin, a todos esos seres humanos en EUA, sean paisanos o no, les impacta, a querer o no, o simplemente viven, un período electoral marcado con características especiales, difundidas por los medios, que provocan la atención y reflexión por sus expresiones, valores y recursos culturales, puestos en juego por las candidatas y los candidatos, en innúmeras concentraciones, algunas hasta “estelares” como los debates político – electorales meticulosamente cuidados hasta en mínimos detalles, por aquello de que los mass media difunden con potencia virtudes y defectos que, en corto, tan en corto como la distancia a que se encuentra el público de la tele. Eso de por sí impacta como cifra de teleaudiencia a convertir, evenencialmente, en electoral, es decir, en votos y en unas elecciones que se antojan disputadas tanto por uno u otro candidato o candidata, como Hilary, quien ha hecho “hasta lo imposible”, dentro de las reglas, para llevar agua o votos a su molino electoral y acopiar la mayoría de ellos para elegirse, hoy, después de aquella Presidencia de su marido, como Presidenta de todos los estadounidenses y la titular política de la potencia que, bien o mal, todavía son los EUA, en el concierto mundial, con presencia, encubierta o descubierta, ilegal o legal, pero ser y hacer una presencia mundial como norma y equilibrio para las demás potencias como China, Rusia o sus similares en Europa, Sudamérica, etc. Bueno, los EUA están hasta en el espacio exterior al planeta Tierra. No obstante, la economía es el “corazón” terrenal de todo eso y su potencial de desarrollo, con sus aciertos o bemoles, ocurre en un presente y tiene un futuro a construir y cuidar y modelar a diario. Pretender la Presidencia de los EUA, en efecto, es un asunto puesto más allá de la picardía con que se acaricia directa, furtiva o involuntariamente un trasero (¿Trump?). Por supuesto, la trayectoria política deja a Hillary como la opción política más presentable, en esta justa. Es decir, no basta con considerar la personal, subjetiva capacidad y decisión del señor Trump, para eventualmente apretar el botón rojo y desatar una capacidad destructiva, sin antes agotar toda posibilidad de vivir en paz, verdadera opción para un futuro en el cual se pueda generar alentar y fortalecer la capacidad de paliar desgracias como la desigualdad, el hambre, el maltrato, el desempleo, la discriminación, etc.

- Publicidad -

Asunto electoral no reductible, a construir o no, un muro en la frontera, sino más bien pertinente al reconocimiento humano y cultural de las diferencias existentes entre dos pueblos que comparten una gran parte de América y que la han poblado de distintas formas y con distintas culturas; las cuales, por cierto, están urgidas más de comunicación (comprensión) que de manipulación. Allá y aquí, la sensibilidad humana y política existe en pueblos tan mezclados y todo tiempo es bueno para practicarla como encuentro, descubrimiento o desarrollo de humanidad y de cultura.

Mientras eso ocurre allá, aquí y ahora, en Zacatecas, en la UAZ, toca a sus  universitarios integrantes, estudiantes, profesores, investigadores, funcionarios y trabajadores, enfrentar definir y precisar medidas concretas de política, estatal, federal y gubernamental, académica y administrativa, con las cuales se pueda dar piso o construirlo para “vivir” institucionalmente, con viabilidad, pertinencia y dinamismo, otra etapa en el desarrollo cultural y político de la Universidad Autónoma de Zacatecas, la sensibilidad y firmeza, en ese orden, de las autoridades federales y estatales es fundamental para ello. H. Consejo Universitario, el Rector, los Consejos de Unidad y todo tipo de direcciones académicas, tienen la obligación de contribuir a definir construir a un plazo largo, la viabilidad de la UAZ, para bien de los zacatecanos, todos y de su demandante y despierta juventud.

Sin lo anterior, en su conjunto, no será posible continuar, tampoco sin una auténtica y permanente vigilancia de la administración o administraciones universitarias escolares por el H. Consejo Universitario y los Consejos Técnicos de Unidad o Plantel. Tampoco todo ello podrá funcionar como se debe sin activar las Organizaciones Académicas de Base como las unidades propias para reflexionar, procesar y desarrollar opciones académicas más sencillas y necesarias, requeridas por los incrementos en la complejidad académica cotidiana que generan o enfrentan estudiantes y maestros en su diario actuar. Eso facilita generar los necesarios o posibles incrementos para un desarrollo académico, complejo y permanente. ■

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias