Cambiar modelo de seguridad municipal: el terco sentido de realidad

Cambiar modelo de seguridad municipal: el terco sentido de realidad

De los 58 municipios de Zacatecas hay 30 en que la policía municipal es casi inexistente. Así, entra a cubrirlos la Policía Estatal que tiene un poco más de mil policías, con un déficit de 3 mil 700, según las líneas normativas de Naciones Unidas. Ya son muchas y contundentes experiencias que demuestran que las áreas de seguridad de los municipios deben ser completamente repensadas. En unos meses habrá elecciones de nuevas autoridades en los gobiernos locales, y es de esperarse que los candidatos prometan la seguridad para su municipio. La repetitiva y cacofónica demagogia. Los ayuntamientos están estructuralmente impedidos para hacerse cargo de una seguridad que pasa por el enfrentamiento con grupos delincuenciales que tienen presencia regional y poder de fuego superior a las corporaciones. Además, cuentan con poder corruptor de altos ingresos o poder de intimidación proporcionado por la vulnerabilidad de los policías con sus humildes familias en el territorio. En suma: no hay posibilidad alguna de hacer contención de la delincuencia organizada de parte de los gobiernos municipales.
¿Qué sí puede hacer el municipio? El nivel de gobierno con mayor proximidad con su población debería realizar lo que hace posible la proximidad: organizar, tejer y cohesionar a la población. ¿Qué se consigue con eso? Evitar que el crimen absorba a los jóvenes del territorio en sus actividades ilícitas, y una cosa muy importante: quitar las condiciones de operación a los grupos delincuenciales. Esto es, sin enfrentarlos directamente, se les diezma en lo esencial: reclutamientos y operación clandestina de sus actividades. Con mucho menos recursos y sin poner en riesgo a sus operadores de seguridad, los resultados pueden ser infinitamente superiores. En la estrategia de seguridad militarizada vemos lo contrario: con los 60 millones que piensan gastar para la adquisición de un helicóptero, se podía financiar fácilmente la acción social de los 58 municipios en un año.
En el proceso electoral que ya está encima bien se puede prometer modificar la Ley Orgánica del Municipio para reconfigurar los órganos de seguridad local. Una propuesta de modificación de ese cuerpo normativo para establecer formas adecuadas de gestionar la seguridad de la población a partir de las condiciones de la proximidad: tejido y cohesión social. Educación y formación de los jóvenes, autoprotección y decenas de otras acciones que pueden hacer los municipios para mejorar las condiciones de seguridad de su población sin necesidad de uniformar personal como Robocop y sin disparar una sola bala. En vez de “corporaciones policiacas”, pueden sustituirse por “cuerpos de seguridad humana y paz”. Ojalá y los partidos ahora en esta coyuntura se preocupen en serio por este tema y hagan propuestas en esta orientación y renuncien a la cacofonía de la demagogia que se repite cada 3 años. Finalmente, a estas alturas a nadie engañan, sus intentos demagógicos son infructuosos. Mejor poner los pies en la terrosa realidad y promover medidas efectivas de proximidad. Los municipios deben pensar con responsabilidad este delicado tema. Poner fin a la ilusión (pesadilla) militarizada.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ