El trance generacional en ‘The girl with all the gifts’

El trance generacional en ‘The girl with all the gifts’

La Gualdra 303 / Cine

Cada mañana, Melanie (Sennia Nanua) espera pacientemente en su habitación para ser llevada a clase. Lejos de parecer el típico espacio de una niña de 10 años con paredes pintadas de rosa, su habitación luce más como una celda fría y oscura con una gran puerta de acero color rojo.

Mientras el sargento Sparks (Paddy Considine) le apunta en la cabeza con un arma, otros dos militares la atan a una silla de ruedas. Melanie no se queja, es amable y educada con los militares mientras llevan dicho acto a cabo. Después de atravesar un largo pasillo, es llevada a un enorme salón con paredes verdes donde hay un pizarrón al fondo, y en cada extremo otros niños como ella, atados en sillas de ruedas. La clase es impartida por la profesora Justineau (Gemma Arterton).

La lección de ese día es el mito de Prometeo, quien entregó el fuego del conocimiento a los humanos y fue castigado por los dioses ante dicha afrenta. Después la caja de Pandora, que abrió todos los males y las dolencias del mundo. Melanie busca ser la alumna más destacada en la clase, la que llame más la atención y que todos consideren especial. De acuerdo a lo que le dice la doctora Caldwell (Glenn Close), en verdad no hay nadie igual a Melanie, y ella nunca llegara a entender lo especial e importante que es.

El cine de zombies, como una vertiente más del género de ciencia ficción, es en sus puntos más destacados una enorme metáfora a temas que son muy reales y que, alejados de todo argumento ficticio, son reflejo de la parte más instintiva y salvaje del ser humano, cuyo atractivo ha sido abordado en el cine en infinidad de maneras.

Con The Girl With All The Gifts, el director Colm McCarthy arma un thriller psicológico cuya tensión palpitante y creciente evoca en los puntos más expresivos a las cintas de George A. Romero y en los más desoladores a 28 weeks later (2002) del británico Danny Boyle.

Así pues, a través de un Londres despoblado y lleno de vegetación vemos a Melanie y al resto de los personajes en una carrera contra el tiempo para lograr escapar del peligro inminente de los llamados “hambrientos” (personas infectadas).

El argumento, adaptado de la novela homónima de M.R. Carey, busca evidenciar la transición de una generación a otra y cuáles son los puntos clave para diferenciarlas, que en un contexto actual y moderno se puede llegar a relacionar en el uso de aparatos y plataformas digitales donde, como zombies de la tecnología, únicamente algunos cuantos logran destacar, y otros se quedan vagando sin un rumbo fijo.

Colm McCarthy utiliza el mito de Prometeo como una referencia al potencial de estos nuevos individuos, que sólo llegarán al límite de su conocimiento si se les otorga la dirección adecuada. Este punto es expresado con maestría en la secuencia final de la cinta, la cual también es de muchas maneras una de las mejores conclusiones de un universo distópico en años recientes.

Al final en The girl with all the gifts Melanie resulta ser una representación física de las expectativas que los seres humanos tenemos hacia las generaciones futuras y de las cuales, sin importar lo que ocurra, debemos velar para que se mantengan fuertes y seguras.

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-303

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ