La UAZ y Sagarpa simularon contratos y transferencias de recursos por 219.4 mdp: ASF

La UAZ y Sagarpa simularon contratos y  transferencias de recursos por 219.4 mdp: ASF
La Unidad Académica de Derecho, uno de los emblemas de la Universidad ■ foto: La Jornada Zacatecas

■ Monto corresponde a “probables daños o perjuicios o ambos a la Hacienda Pública Federal”

■ Para proyectos especializados en materia agropecuaria se contrataron edecanes, carniceros, policías

La Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) y la Secretaría de Agricultura, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) “simularon un esquema” de transferencia de recursos federales, de contratación de empresas y personas físicas y de prestación de servicios, con el que se presume un “probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal” por 219 millones 430 mil pesos.

Este hecho fue señalado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en los resultados de la revisión a la cuenta pública 2015 de la Máxima Casa de Estudios de la entidad.

El organismo de fiscalización explica que en 2015 la UAZ y Sagarpa, a través de la Dirección General de Administración de Riesgo, firmaron cinco convenios de colaboración por casi 219.5 millones de pesos para desarrollar el denominado Programa de Productividad y Competitividad Agroalimentaria.

Esto sucedió después de que, tras la convocatoria lanzada por la dependencia federal, 24 personas físicas y 12 morales presentaron proyectos para ser beneficiarias del programa y señalaron a la UAZ como la institución idónea para llevarlos a cabo.

De acuerdo con la convocatoria emitida por la dependencia federal, los proyectos “deberían ser realizados por Instituciones Académicas o de investigación de cobertura nacional o internacional, o empresas que contaran con la experiencia y herramientas adecuadas para la realización de los mismos”.

En cada uno de los convenios, agrega la auditoría, la UAZ manifestó tener los profesionales especializados en las distintas materias que se iban a abordar, así como recursos humanos, materiales y técnicos suficientes “para ejecutar con eficacia y calidad los servicios objeto de cada uno de los convenios, por lo que sería la única responsable de la ejecución de los servicios encomendados”.

La ASF concluye que estos dichos “carecían de veracidad” y presume que la universidad hizo esta manifestación para que Sagarpa le otorgara los convenios.

Este señalamiento se hace tras comprobar que la UAZ contrató para llevar a cabo los trabajos a 16 empresas por un monto de 128 millones 507 mil 100 pesos y utilizó otros 76 millones 325 mil 200 pesos para pagar a 624 personas contratados por honorarios. También, añade, destinó 14 millones 36 mil 100 pesos a “cuotas administrativas” y 561 mil 600 pesos más fueron dirigidos a “gastos administrativos”.

tablita

Edecanes, carniceros y policías, entre los contratados

Aparte de la irregularidad que supuso la contratación de personal para los trabajos que debía asumir la UAZ, la ASF explica que la mayoría de las personas que fueron contratadas por honorarios no contaba con el perfil y la experiencia que se requería para hacer estos trabajos.

“Conforme a la información contenida en los documentos que muestran su experiencia laboral, existen personas cuyos perfiles corresponden a recepcionistas, encargados de hoteles, vendedores de seguros, columnistas de medios informativos, mercadólogos, diseñadores gráficos, asistentes administrativos, edecanes, telefonistas, auxiliares contables, carniceros, policías, responsables médicos, cajeros, nutriólogos, auditoría de impuestos, entre otros”, enumera la auditoría.

Advierte también que fueron abiertas de manera irregular 107 cuentas bancarias en las que se realizarían los depósitos para pagar a los prestadores de servicios.

Beneficiarios desconocían el programa

Además de corroborar la información sobre los prestadores de servicios, la ASF también hizo visitas domiciliarias a los 36 beneficiarios del programa. Al respecto, se encontraron inconsistencias como el hecho de que 15 de ellos  aseguraron no haber firmado algún convenio con la UAZ ni con Sagarpa.

En estos casos, indica la auditoría, “se presume el uso indebido de datos personales y la alteración de la documentación relacionada con el expediente técnico de los supuestos beneficiarios”.

También se menciona que éstos no recibieron ningún beneficio social del programa de Sagarpa, ejecutado a través de los proyectos de la UAZ. Inclusive, se advierte que algunos de ellos ni siquiera tienen el giro de actividad del proyecto que supuestamente presentaron.

Por ejemplo, se expone el caso de una persona física con un comercio de papelería al por menor que presuntamente solicitó un proyecto para elevar la productividad del Sistema Producto Mango Manila en Veracruz; un productor de mango que buscaba elaborar un diagnóstico sobre la producción apícola; y un estudiante de la UAZ, también trabajador de un estudio de fotografía, que planteó un proyecto de investigación sobre los productores de aguacate en la zona centro occidente del país.

Trabajos entregados fueron copiados de Internet

El trabajo entregado por la UAZ a Sagarpa contenía, en cada uno de los 36 proyectos, dos libros impresos, encuadernados y empastados, y un archivo digital; todos bajo el nombre “Informe detallado e informe ejecutivo”. En ellos, se incluyeron como bibliografía fuentes de Sagarpa y de otras dependencias, organismos e instituciones.

Sin embargo, al revisar el contenido de los informes, la ASF asegura que 32 de los 36 “no fueron realizados por la UAZ, los proveedores contratados por la Universidad ni por los prestadores de servicios contratados por honorarios asimilados, ya que provenían de diversas páginas de Internet”. Aun así, se evidencia que la UAZ sí distribuyó partidas presupuestales para pagar, supuestamente, a empresas y personas físicas los servicios que no fueron prestados.

Secretario Administrativo de la UAZ, señalado como responsable

Los denominados “gastos administrativos” que hizo la UAZ, señala la auditoría, se hacen con cargo a los cinco convenios de colaboración suscritos y corresponden a “seguros de gastos médicos mayores, papelería y consumibles, gastos de alimentación en la Ciudad de Zacatecas, despensa, horno, servicios de automóvil, boletos de avión, prendas de vestir, compra de Laptop y renta de copiadora, sin que los mismos sean inherentes a la operación de los proyectos”.

Respecto a las “cuotas administrativas”, la ASF sostiene que esta partida no aparece en ninguno de los convenios y agrega que la erogación de este recurso sólo está soportada, en cada uno de los 36 proyectos, por un recibo simple expedido por la UAZ bajo el nombre de “comprobante de pago contaduría y administración plantel Zacatecas”.

Precisamente la Unidad de Contaduría y Administración se refiere también en otra parte de los resultados de la auditoría ya que, de acuerdo con e Rector de la UAZ al momento de la revisión, el encargado de operar todos los proyectos fue el director de esta facultad y actual secretario administrativo de la universidad, Edmundo Guerrero Sifuentes.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70