La denuncia por medio del arte (Ai Weiwei en México y Alemania)

La denuncia por medio del arte (Ai Weiwei en México y Alemania)
Ai Weiwei en uno de los viajes para la filmación del documental Human Flow

La Gualdra 281 / El Templo de las Musas / Arte

Durante estos días de la primera quincena de febrero se celebraron dos eventos de gran importancia para el ámbito de las artes, tanto en México como en Alemania y ambos tuvieron en común a un artista que ha mostrado una nueva manera de manifestarse a partir del arte de la denuncia, Ai Weiwei.

Del 8 al 12 de febrero se llevó a cabo en la Ciudad de México Zona Maco 2017 que presentó a más de cincuenta galerías de América y Europa, mostrando lo mejor (y creo que en ocasiones también lo peor) del arte contemporáneo. Ya en otro número dedicaré algunas palabras al artista que más revuelo tuvo en esta feria y que fue el mexicano Gabriel Orozco. Entre los artistas presentes, figuró el chino Ai Weiwei representado por la Galería Lisson (Londres/Milán/Nueva York) con su obra Forever, escultura de grandes dimensiones hecha con bicicletas.

Por otra parte en la ciudad de Berlín en Alemania se llevó a cabo la décimo séptima emisión del Festival Internacional de Cine Berlinale, del 9 al 19 de febrero. Aquí también estuvo Ai Weiwei con su documental Human Flow, obra fílmica que le llevó más de un año realizar y que es, en voz de su autor: “un gran estudio global de los refugiados sirios durante 2016”.

Desde la década de 1990 el artista chino se convirtió en un pionero en la forma de hacer arte, acorde a la época de su tiempo y a la nueva generación de intelectuales que se estaba creando en China. Ai Weiwei ha logrado combinar varios elementos en su producción artística.

Sobre la bicicleta como parte de su programa iconográfico, se inspiró en Marcel Duchamp y en el ready-made para utilizar la rueda y la bicicleta como una alegoría a la libertad. Forever Bicycle inició con un montaje de ciento cincuenta bicicletas y la intención de esta gran instalación y de las que le siguieron fue conmemorar a Yang Jia, un joven que vivía en Beijing y que un buen día fue arrestado ilegalmente por no tener licencia y rentar a pesar de ello una bicicleta. Fue detenido y con el tiempo su caso se tornó más turbio al acusarlo de haber asesinado a seis oficiales de policía en Shanghai. Al encontrarlo culpable, fue sentenciado a muerte.

Zona Maco 2017
Zona Maco 2017

Con los años, el propio Weiwei le ha dado otro significado a la bicicleta que representaba a los hombres y mujeres condenados sin fundamento y envueltos en la burocracia gubernamental. Sobre el proyecto ha tejido un discurso vinculado con el crecimiento de China y es símbolo también de su propia libertad y de la constante persecución que vive en su país.

La metáfora es para Weiwei una herramienta de trabajo, la columna vertebral de la construcción de su discurso. Ai Weiwei cuenta con una amplia producción artística, ya que se ha desarrollado como arquitecto, curador y fotógrafo. Todos sus conocimientos se mezclan para generar “proyectos”, tal como él los denomina.

No sólo vemos este ejercicio estético de denuncia en su escultura o instalaciones, sino también en sus producciones de documentales. Human Flow es el tercer documental que Ai realiza; el primero fue Without fear or favor, al que le siguió Fake case; ambos filmes denuncian tanto la corrupción de las compañías constructoras y del gobierno chino tras el caso de más de cinco mil niños que murieron en los derrumbes de múltiples escuelas en el terremoto de 2008 en Sichuan; así como de la persecución que el mismo artista sufrió y que culminó con su detención en 2011.

Ahora en la Berlinale presenta Human Flow como un gran proyecto que le pone voz a quienes no la tienen, los refugiados sirios, a quienes dio seguimiento en veintidós países. En un pequeño video de un minuto y medio que subió un día antes de estrenarse su documental, en las redes sociales que él maneja, comentó: “Esto no es sobre la crisis de los refugiados, sino sólo sobre la crisis de la humanidad”. El documental narra la pérdida de derechos básicos de los refugiados al momento de salir huyendo de sus casas, a lo que se enfrentan al llegar a los campamentos que países que les han permitido entrar les acondicionan, a las batallas libradas, así como sobre las protestas que llevan a cabo en dichos campos y de las que poco se dice. Ai Weiwei trabajó en conjunto con la productora Participant Media que lo acompañó a lo largo de 2016, tomando su visión artística y transformándola en un filme.

El arte a partir de Ai Weiwei se lee y se valora de otra manera, es un pionero en la estética de la denuncia.

 

*Curadora.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_galdra-281

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70