Las + Recientes

Si Tello deja de cobrar el Impuesto Ecológico va a verse débil: Roberto Soto, investigador

Si Tello deja de cobrar el Impuesto Ecológico va a verse débil: Roberto Soto, investigador
El pasado 31 de enero mineros afines a Carlos Pavón bloquearon la carretera federal 45 ■ foto: CORTESÍA MISAEL CAMARRILLO

■ Con o sin gravámenes, la empresa no va a perder, dice

El conflicto que se presenta entre Gobierno del Estado y las empresas mineras por la implementación del Impuesto Ecológico, “es raro”, pues “han funcionado como aliados”, e incluso, el Sindicato Nacional Minero que encabeza Carlos Pavón Campos, respaldó la candidatura de Alejandro Tello Cristerna en la pasada contienda electoral.

El mandatario ha dicho no obstante, que lo cobrará, y “si lo deja de cobrar va a verse débil”, consideró Roberto Soto Esquivel, docente-investigador en la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Zacatecas.

Tanto la Cámara Minera de México (Camimex), en representación de las empresas mineras, como trabajadores del Sindicato Nacional Minero, han expuesto sus objeciones al citado gravamen.

La reciente semana incluyó tomas de carreteras por trabajadores de Fresnillo PLC, Madero, El Saucito y Tayahua, que tuvieron como respuesta, duras expresiones por parte del gobernador, quien este jueves también lanzó la acusación de habérsele intentado sobornar, ahora refriéndose a los consorcios.

Al respecto, el académico de la UAZ observó que el mandatario tendrá que sostenerse en el cobro del impuesto. “Ya se metió en esto y tiene que ser firme”, reiteró su opinión Soto Esquivel, pues señaló de la disyuntiva que se ofrece en caso de que las empresas se amparen contra el gravamen, que, o pierde el gobierno o los trabajadores.

En el primer caso porque la administración tellista ya ha planeado proyectos con base en el cálculo de esta recaudación, en el segundo, porque las mineras defenderán no su viabilidad, sino sus utilidades.

“Siempre se desquitan con el trabajador (…) no sé si estén conscientes de esto, yo creo que sí, ellos nunca son tontos”.

El economista objetó el argumento de las empresas mineras de que verán reducirse sus ganancias, pues consideró que el oro sigue a la alza y la plata no ha bajado su precio en el mercado internacional. “Entonces yo no veo porqué este tipo de empresas no contribuyan”.

Las mineras, algunas grandes consorcios trasnacionales, “tienen un sistema de contabilidad tal que te pueden decir, ayer tuve menos utilidades o es más tuve pérdidas. Tienen despachos contables que les permiten ocultar ganancias y con el pretexto de que tienen un impuesto y que sus ganancias serán menores”, argumentar la necesidad de despidos o el decremento en el reparto de utilidades.

Soto Esquivel mostró su extrañeza respecto de que el gobierno haya propuesto que 10 por ciento del citado Impuesto Ecológico se utilizará para garantizar las utilidades de los trabajadores, pues acotó que “eso no tiene que ser así, ¿qué se tiene que meter el gobierno en el reparto de utilidades de las empresas? No tiene ninguna injerencia”.

“Por eso digo que con o sin impuestos, la empresa no va a perder, el que va a perder va a ser el trabajador” o el Gobierno del Estado en sus planes de recaudación, y por tanto la población de la entidad.

Observó asimismo que quienes sí se verán perjudicadas son las mineras más pequeñas y otras empresas, tales como las ladrilleras, a quienes también se les obligará a pagar el Impuesto Ecológico.

En este sentido lanzó la hipótesis de que las grandes empresas extractivas habrían lanzado a las calles a sus trabajadores.

“Les han dicho, tienen ustedes que salir a defender nuestros intereses, porque si no los defienden vamos a vernos en la necesidad de reducir utilidades o correr gente”.

Comentó por último, que Tello Cristerna se metió en un lío, pues aunque el gravamen es válido, resulta incomprensible por qué “los gobiernos nunca aplican los impuestos dependiendo del nivel de ingreso de las empresas”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70