No existió negligencia en la pérdida de Bantú: especialistas

No existió negligencia en la pérdida de Bantú: especialistas

Ciudad de México. La muerte del gorila Bantú, que sería trasladado del zoológico de Chapultepec al de Guadalajara para su reproducción, generó una gran polémica mediática que comienza a aclararse. La Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UNAM dio a conocer los resultados de los estudios histopatológicos que realizó a varios órganos de este ejemplar, en el que los especialistas concluyeron que no hubo negligencia para la pérdida del primate.

Los universitarios hallaron que el antropoide padecía fibrosis miocárdica en el corazón, un trastorno crónico documentado en gorilas machos que han vivido en cautiverio. Se trata, se agrega en el estudio, de una enfermedad de causa desconocida.

A petición de la Dirección General de Zoológicos y Vida Silvestre del Gobierno de la Ciudad de México, la FMVZ realizó estudios histopatológicos a fragmentos de diversos órganos del gorila de espalda plateada, que falleció el 6 de julio pasado. Los universitarios indicaron que los especialistas del zoológico llevaron a cabo la captura y contención química, según los protocolos aprobados internacionalmente.

En entrevista, Laura Romero, especialista en patología de la FMVZ que participó en el estudio, detalló que la causa de la muerte se determinará al interpretar e integrar los resultados del reporte hecho por los universitarios, la necropcia, los exámanes macroscópicos, estudios microscópicos y las pruebas de toxicología.

“Lo que se puede afirmar es que no hubo negligencia. Bantú era un ejemplar clínicamente sano. Se desconocía que tenía esta condición en el corazón, nunca manifestó ningún síntoma de enfermedad. Fue por eso que el personal del zoológico decidió hacer el traslado a Guadalajara para entrar a un programa de reproducción y que la especie pudiera ser conservada”, señaló la universitaria.

Interrogada sobre las fotografías que se difundieron donde se ve el cuerpo del gorila destazado, lo que causó indignación social, Romero comentó que ese proceso no se hizo para la necropcia, sino que al concluir ésta la NOM 087 para el manejo de residuos biológicos que exige usar bolsas especiales que no pueden contener más de 70 kilogramos. “Para poder manejar a un ejemplar de casi 200 kilos era necesario desmembrarlo, colocarlo en esas bolsas y después remitirlo a su incineración”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70