Hacienda frena importación de vehículos usados

Hacienda frena importación de vehículos usados

Mexicali, BC, 6 de septiembre.

La importación de vehículos procedentes de Estados Unidos se encuentra detenida en todas las aduanas del norte del país, luego que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) dictó esta semana nuevas reglas, entre ellas la obligación de que todo vehículo extranjero que inicie un trámite definitivo de ingreso debe presentar factura original y el shipper export, un sello de la aduana de Estados Unidos que se tendrá que obtener al cruzar el automóvil a territorio mexicano.

Esta medida publicada en el Diario Oficial de la Federación el pasado 29 de agosto, paralizó al día siguiente todas las actividades de empresas importadoras, agencias aduanales y yardas (establecimientos de venta de autos usados). Por la aduana de Mexicali se importaban en promedio 300 vehículos diarios, mientras por Tijuana la cifra ascendía a 500 unidades.

El SAT, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, dio a conocer las llamadas Reglas de carácter general en materia de comercio exterior para 2014 y sus anexos 10 y 21, en los que se señala que todo trámite requiere la autorización de autoridades aduanales de Estados Unidos.

Documentación obligatoria

La gerencia jurídica normativa de la Confederación Latinoamericana de Agentes Aduaneros emitió a sus agremiados la circular informativa 128 que refiere la regla 3.1.35 adicionada y la documentación obligatoria que se deberá anexar en el pedimento en la importación definitiva de vehículos pesados a la región fronteriza y al interior del país.

En el documento se advierte que en el caso de los vehículos provenientes de Estados Unidos la factura y título de propiedad deberán contener el sello de la autoridad aduanera que certifique la legal salida de la unidad.

La nueva normatividad se reportó el mismo día en que el SAT hizo cambios en 33 aduanas de las 49 del país, que incluyó a los administradores de Tijuana, Alejandro González Guilbot, y de Mexicali, Carlos Guzmán.

En Matamoros, Tamaulipas, Tomás Cantú González, propietario de una comercializadora, señaló que la implementación de nuevas reglas aduaneras y de cupos para la circulación de vehículos extranjeros, es una clara muestra de que el gobierno federal tiene compromisos muy fuertes con la industria automotriz porque el tema es ir contra los usados.

Puso de ejemplo lo ocurrido en las aduanas de Matamoros y Reynosa, que cuando supieron de una campaña de regularización de vehículos a bajo costo el mes pasado –establecida por el gobierno municipal panista de Matamoros– cerraron el sistema de importación de vehículos en perjuicio de 50 mil personas que buscaron hacer su trámite y se toparon con pared.

“También el caso de la aduana de Nuevo Laredo por donde cada semana se importaban 2 mil vehículos y ahora con estas nuevas reglas le pusieron un cupo de 50 con lo que va a mandar a la ruina a los compañeros comercializadores”.

“Lo que no toman en cuenta es que somos cientos las comercializadoras afectadas tan sólo en Tamaulipas y vamos a tener que despedir trabajadores e incluso cerrar porque nos están poniendo muchas trabas”.

Causarán problemas

Existe otro problema con las nuevas reglas, explicó otro importador: los vehículos extranjeros que ya hayan cruzado a Nuevo Laredo deben ser retornados a Estados Unidos, para que la aduana de aquel país coloque los dos sellos que ahora se requieren y esto podría provocar que el propietario que lo llevó del lado mexicano, pueda ser multado por las autoridades estadunidenses.

Para el cumplimiento de estas nuevas disposiciones, el amparo mediante el cual se estaban realizando las adquisiciones ya no funciona, y afecta tanto a las unidades que van a ser nacionalizadas como las que se van a quedar en la frontera.

El tema de la importación de vehículos usados tiene varias aristas: el Consejo de la Judicatura hizo cambio de jueces de distrito en Mexicali, precisamente a quienes concedieron los amparos para ingresar vehículos procedentes de Estados Unidos, contra las medidas administrativas tomadas por los ahora ex presidentes Vicente Fox y Felipe Calderón, quienes quisieron detener el flujo que propició el Tratado de Libre Comercio.

Al juez segundo de distrito, José González Vargas, y su secretario de acuerdos Ricardo Arreola Villanueva los suspendieron sin goce de sueldo hasta que concluya una investigación interna administrativa y al juez Tercero de Distrito José Neals André Nalda lo cambiaron a Chilpancingo, Guerrero.

La Judicatura federal inició una investigación interna a cinco jueces –entre ellos, dos de Mexicali– con la finalidad de revisar la legalidad de las suspensiones otorgadas aempresas impor- tadoras de automóviles usados. Cada uno cuenta con más de una decena de denuncias de supues- ta protección a importadores, aunque la mayoría se refiere a decisiones de criterio de los juzgadores.

En los juzgados segundo y tercero de distrito se otorgaron 9 de cada 10 suspensiones contra los decretos de Vicente Fox (2005) y Felipe Calderón (2008) que especifican el tipo y antigüedad de vehículos sujetos a la internación a territorio mexicano, previo pago de impuestos, y las limitaciones en materia ambiental de los automotores.

Suspensiones judiciales

En contraparte, las suspensiones judiciales provocaron un impacto en la oferta del mercado automotriz pues el registro de vehículos usados que pasaron por las aduanas del norte de México es de un millón de unidades, en promedio anual. Esta cifra es de un millón 500 mil unidades en 2006 y de 644 mil en 2013, lo cual representa 60 por ciento del mercado de autos nuevos.

A partir del 4 de septiembre, el titular del juzgado tercero de distrito es el abogado duranguense Martin Ángel Gamboa Banda, quien desempeñaba funciones en Zacatecas, para sustituir a la encargada de despacho por ministerio de ley, Teresita de Jesús Sandoval, quien regresa a cubrir su puesto de secretaria de actas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70