12.5 C
Zacatecas
viernes, 19 julio, 2024
spot_img

El Canto del Fénix

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SIMITRIO QUEZADA • Araceli Rodarte • Admin •

Zacatecas, la que fue adinerada

- Publicidad -

Varios historiadores coinciden en que, gracias a su deslumbrante riqueza mineral y a los fuertes ingresos que generó a la Corona Española, en 1585 la urbe Zacatecas fue distinguida por el rey Felipe II con el escudo y título “Muy Noble y Leal Ciudad de Nuestra Señora de los Zacatecas”.

En una época en la que ciudades e hidalgos conseguían títulos por heroísmo o aportaciones económicas.

Una época no muy distinta a la actual, quizá.

Zacatecas fue la adinerada, así como lo fue la Nueva España. Zacatecas ha sido la zona argentina de este país, lo sigue siendo. Pero desde hace muchos años los zacatecanos debemos conformarnos con sólo saber que bajo nuestros pies descalzos está la riqueza inimaginada.

Vivimos en un estado lleno de miseria, con una carencia notable de empleos bien pagados. Vivimos en una entidad federal conformada por municipios ahogados en deudas y políticos que viven muy bien.

Vivimos en un estado que vio nacer a un impulsor del federalismo, Francisco García Salinas. Sin embargo es el mismo estado que depende totalmente de lo que le ministra Gobierno Federal.

Vivimos en un estado de abolengos muy rancios, venidos a menos, al lado de hijos de agricultores que toman el autobús a Nuevo Laredo, Juárez o Tijuana. Vivimos en un estado donde esperamos lo mejor en cada nuevo sexenio. Lo escribiré al estilo de Lope de Vega: “En seis años lo veremos “respondíamos”, para lo mismo responder en seis años”.

¿Qué le espera a este Zacatecas que tuviera tanta gloria? ¿Qué podemos hacer los zacatecanos con la tierra de nuestros mayores?

Desde hace más de un siglo, este estado tiene quebrada la columna vertebral. Debemos levantarnos con él. Algunos hemos buscado una mejor preparación, sin embargo el futuro continúa siendo incierto.

No debemos seguir recordando que nuestra ciudad capital fue adinerada, que las minas de Fresnillo y Sombrerete también hicieron rico a nuestro estado, como si habláramos de una realidad que no regresará. Esta tierra sigue siendo el contenedor de bastantes tesoros, y no me refiero sólo a los entes inanimados. Por ahora somos los administradores de esta entidad. Maldito aquél que olvide cuán grande es su responsabilidad frente a nuestros hijos y nietos. A partir de ahora, y por decreto superior, debería prohibirse en cada zacatecano la mediocridad y la indolencia; la prepotencia, el despilfarro y, sobre todo, la injusticia.

 

[email protected]

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -