7.2 C
Zacatecas
lunes, 17 enero, 2022
spot_img

Mi señora

Más Leídas

- Publicidad -

Por: PILAR ALBA* •

La Gualdra 339 / Río de palabras

- Publicidad -

 

 

Una vez tuve una señora, era buena, bonita y me quería. Sí, sé que me quería mucho porque me lo demostraba. Todos los días temprano se levantaba a prepararme mi ropa, hacerme el desayuno, darme un beso de despedida y encomendarme a Dios. Durante el día, mi señora, se volvía invisible. No aparecía hasta que llegaba la hora de la comida. Entonces mi corazón y estómago se volvían uno solo, mi señora se afanaba en darme lo mejor, lo más suculento, lo más delicioso; terminaba el festín con un café y un dulce de leche, y con eso me endulzaba la vida. Dormía la siesta, volvía al trabajo. Al anochecer ahí estaba otra vez ella, mi señora, esperándome con el baño caliente, un vaso de leche y la cama tibia. Era muy buena para todo eso, no puedo negarlo, mi señora. Pero le faltaba algo, y nunca pude averiguar qué era. Algunas noches la miraba cuando ella pensaba que yo dormía. La veía zurciendo calcetines, pegando botones, bordando servilletas; la veía y la descubría cansada, distante y extraña. Me entraba un sentimiento de culpa, porque no sabía hacerla feliz, porque por más que quisiera su mirada ajena y sus pensamientos siempre en otra parte, no me dejaban nunca que la acompañara.

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-339

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias