Ernesto Perales Núñez. Homenaje póstumo, porque la verdadera muerte es el olvido (1/2)

Ernesto Perales Núñez. Homenaje póstumo, porque la verdadera muerte es el olvido  (1/2)

El siguiente artículo es una breve reseña que da cuenta de algunas de las ideas y posturas que caracterizaron en vida a Ernesto Perales Núñez (Neto), comprometido universitario que desde muy joven se vinculó con la búsqueda de soluciones para las principales problemáticas sociales y quien en diciembre de 2020 murió sorpresivamente, víctima de la pandemia del Covid-19. Los textos entre comilla son de su puño y letra.

Es del conocimiento de todos que Neto siempre estuvo relacionado con la cultura y su difusión, los orígenes de esta pasión datan desde su adolescencia. “Yo soy el más chico de mis hermanos. Ellos traían música de rock; uno de mis hermanos tuvo el primer café de rock, el <<Café Til>> en donde había dramaturgia del teatro del absurdo, pintura y cine de vanguardia. Mi hermano y mi cuñada Lilia fueron los primeros en traer, a Zacatecas, rock and roll en vivo. Había tocadas los fines de semana y los jóvenes de aquel tiempo asistíamos a dichos lugares”.

“Posteriormente vinieron otros grupos de rock: <<El vuelo del fuego>>, Cheu, nuestro amigo que en paz descanse, era el líder. Se dieron cita diferentes grupos que iniciaban el rock en Zacatecas. A nosotros nos tocó traer conciertos de rock, con la segunda oleada de este género en México: Macho, Three Soul in my Mind, Tinta Blanca, Spider, Love, Pace and Love. La totalidad de estas agrupaciones tocaron en el patio de la Prepa I. Era el rock que se estaba tocando en todo México. Eso lo tuvimos aquí, fue con lo que vivimos nuestra juventud, ese fue nuestro entorno musical. Además, comprábamos música de los grandes grupos en el mundo: Yes, Los Beatles, Pink Floyd, Jethro Tull, Deep Purple, Black Sabbath, Frank Zappa y toda la vanguardia de aquel tiempo. Nuestro mundo era la búsqueda de todo aquello que no fuera pop, ni la música que escuchaban nuestros padres: era el rock pesado, el rock progresivo, el rock electrónico, el rock ácido”.

Neto Perales siempre mostro un permanente interés por coadyuvar a la construcción de una sociedad más justa, equitativa e incluyente, se le identificaba como un ciudadano con convicciones políticas de izquierda, actuando desde las trincheras en lo que le fuera posible. “Fue el tiempo previo a la apertura política del Estado. Estábamos en la lucha de masa, por la vía de la democracia. Pero nosotros entendíamos que íbamos a hacer la revolución socialista, no la democrática. La revolución socialista estaba de vanguardia, requería de la lucha, la concientización. Tuvimos organizaciones clandestinas, donde discutíamos libros, lecturas, manifiestos, eran muchas discusiones. Estuvimos en la OIR-LM, que era un brazo de la línea de masas, en contra de los partidos –el PSUM incluido–. Se trataba de grupos políticos que estaban dentro y fuera de la universidad. Se consideraba que debíamos estar en las colonias populares del país para concientizar a la gente de poder hacer una sociedad más equitativa, que a partir de los grupos más pobres podíamos construir un proyecto de país. Podríamos tener una conciencia colectiva, donde la riqueza fuera repartida socialmente”.

Sin duda la influencia ideológica de Neto se quedó plasmada como pinceladas en todos los ámbitos sociales en los que participó activamente y en donde aplicaba su filosofía de vida. “Hay un libro hermoso que se llama Los años maravillosos, donde inicia diciendo <<seamos utópicos, exijamos lo imposible>> y concluye con la frase <<el sueño ha terminado>>. Con el mercado y la globalización perdimos ese ambiente cultural y político. Había que regresar a las hipótesis fuertes: es posible un socialismo, es posible una sociedad igualitaria, es posible que las grandes mayorías incidan en la política de un país. Eso ahora hay que revisarlo”. “Me considero de izquierda pesimista, pero racional. El optimismo es una derrota del pensamiento. No podemos construir más que lo que podemos hacer de manera colectiva. Mi generación no ha dejado de razonar, de discutir, de debatir sobre lo posible, con un halo de utopía festivo, recargado en mi caso en la cultura. Ahí he encontrado el resguardo político y existencial. La política no la entiendo sin el arte”.

El zacatecano Neto Perales vivió momentos cruciales en la historia moderna de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), lo que le permitió asumir una identidad a toda prueba y que se fortaleció con el paso del tiempo en los procesos políticos y en la transformación integral de la Universidad. “Despertamos del sueño dogmático de una izquierda con la creación de la “Mano Negra”. Ya no podíamos seguir discutiendo sobre la posibilidad o no de que cuando terminara el capitalismo podíamos empezar a vivir la salida colectiva. Nosotros vivíamos aquí y ahora y no íbamos a esperar a que llegara el socialismo para empezar a vivir otras vidas que no eran las nuestras. Ese fue el despertar de nuestra generación. Las hipótesis de Lenin y Marx eran una herramienta pero no la única. Antes había otras teorías y después también las hubo. Había que revisarlas y discutirlas desde la filosofía occidental, hasta el fin de la modernidad, ya no lo que significaba el capitalismo, sino la modernidad en sí. A partir de ahí, pensar qué es lo posible”.

“En <<Mano Negra>> estuvieron José Román, Eduardo Ríos, Carlos Ríos, Eduardo Llamas, Álvaro Limón, Morquecho, Jorge Juanes, Sergio Espinosa, Heliodoro Flores. Eran muchos que estaban en la literatura, en la poesía, en la política, en psicología, en economía, en historia. Nuestro planteamiento era no seguir ciegamente a un líder, <<hazle una broma a tu cacique ideológico y político. Piensa por ti mismo y atrévete>>. Los grupos minoritarios, como el que éramos nosotros, nos eximió de ABCD y de OIR-LM Frente Popular. Discutimos con Jesús Pérez Cuevas, con Carlos Reveles, con Rodolfo García Zamora. Ellos tenían un proyecto político hacia fuera de la universidad. El que yo escuchara jazz o rock era visto y criticado como un desperdicio de la clase media, pequeñoburgués. Pero como dijo un filósofo español <<ya ahorraré, ya ahorraré, para dejar de ser pequeñoburgués>>”.

Sé parte de la Unidad Académica de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia (LUMAT). Informes: http://lumat.uaz.edu.mx/; https://www.facebook.com/LUMAT.UAZ; https://twitter.com/LumatUaz.

*Docente Investigador de la Unidad Académica
de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia. LUMAT
[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ