Los primeros años de la Escuela de Medicina Humana (2/2)

Los primeros años de la Escuela de Medicina Humana  (2/2)

Para la segunda mitad del Siglo XX existía un gran interés por parte de las autoridades del Instituto de Ciencias Autónomo de Zacatecas (ICAZ), por concluir la construcción de la Escuela de Medicina Humana. Se proyectaba un plan en el que ante la eventualidad de no contar con el apoyo del Gobierno Federal se solicitaría un préstamo a una institución bancaría, el cual sería cubierto con el impuesto del cinco por ciento que la Tesorería General del Estado entregaba al ICAZ y con parte del producto de las rentas que proporcionaría el Pasaje comercial ubicado en la avenida Allende en el centro de Zacatecas. El espacio sería donado por el Gobierno del Estado a la Universidad, la entrega de la parte bajo se contemplaba para enero de 1969.

Paralelamente la Rectoría de la Universidad realizaba gestiones ante el Lic. Benjamín Trillo, titular de la Dirección General de Enseñanza Superior e Investigación Científica para completar el material y equipo de laboratorio que faltaba, era urgente la necesidad de ponerlo en servicio. La dependencia federal comunica a la Rectoría la existencia de un saldo favorable por la cantidad de 21 mil 656 pesos, que serían entregados de inmediato a la espera de que el laboratorio iniciara funciones.

Gracias a la ayuda eficaz y desinteresada de las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) tres docentes y dos auxiliares de laboratorio recibieron capacitación teórica y práctica en las materias de Fisiología Humana, Ecología, Farmacología y Bioquímica. Adicionalmente se proporcionó asesoría técnica al personal y se hicieron donaciones de libros para la incipiente biblioteca de la Escuela, con la promesa de seguir proporcionando ayuda para la consolidación de la misma.

En el año de 1970 el total de alumnos en la Escuela era de 107 repartidos de la siguiente manera: alumnos inscritos a primer año 46 más 32 irregulares, para un total de 78, la mayoría provenía de las preparatorias de Zacatecas y Aguascalientes; segundo año 15; tercer año 14, todos regulares. En ese año la parte experimental de la carrera fue atendida al cien por ciento gracias a la donación de tres cadáveres por parte de la Escuela de Medicina de la UNAM, los que sumados a los conseguidos por el Gobierno del Estado resultaron suficientes para las prácticas de Anatomía. El aprovechamiento en la Escuela fue el siguiente: en primer año el 30 por ciento aprobaron en exámenes finales; 15 por ciento reprobado en exámenes finales ordinarios; 15 por ciento desertó en el curso del año y 40 por ciento no presento exámenes finales. El segundo y tercer año obtuvieron un aprovechamiento del cien por ciento, no se registraron deserciones.

El Gobierno del Estado realizó la donación de un refrigerador, un equipo para esterilización, enseres para la biblioteca y ataúdes para la inhumación de los cadáveres de trabajo. Se recibieron donativos de libros de parte del señor Pascual García y del Dr. Francisco Esparza. La Escuela reconocía públicamente al Dr. Gerardo Ruiz Gonzáles, Director del Hospital Civil por la generosa y permanente colaboración que le brindaba para el desarrollo de sus actividades. En la parte académica en este año se realizaron una veintena de sesiones extraordinarias, así como conferencias magistrales sustentadas por docentes provenientes de otras universidades para el fortalecimiento académico de la comunidad académica.

En 1972 la Escuela queda completamente integrada en todos sus ciclos, en primer año estaban inscritos 105, en segundo año 22, en tercer año 18, en cuarto año 13 y quinto año 14. Para las materias especializadas se crea la figura de maestro invitado la que fue cubierta por doctores de los centros médicos de la Ciudad de México. En el mes de junio egresa la primera generación con 14 alumnos. Los internados de pregrado se llevaron a cabo de manera satisfactoria en las clínicas del IMSS, ISSSTE, Hospital Civil y Hospital de San José.

Se concluye la construcción del edificio que albergaría la Escuela de Medicina Humana con una erogación superior a los cinco millones de pesos, recursos que fueron otorgados por el Patronato Universitario y por el Presidente de la República. La Escuela recibe el donativo de un millón de pesos en equipo por parte de la fundación “Mary Street Jenkins” por conducto de su representante el señor Manuel Espinosa Iglesias. En atacamiento a los acuerdos tomados por la Asociación Nacional de Facultades y Escuelas de Medicina (a la que ingresa la Escuela de Medicina de la UAZ en mayo) se crea la plaza de Jefe de Enseñanza, se envía a la Ciudad de México al Dr. Antonio Milanés Gonzáles para recibir la capacitación correspondiente. La Escuela ingresa también a la Federación Panamericana de Facultades y Escuelas de Medicina del Continente.

En 1973 la Escuela de medicina fue sede del XVI Congreso Nacional de Ciencias Fisiológicas, con la participación de Investigadores Nacionales e Internacionales. Con motivo del egreso de la segunda generación se celebró el Simposio Pfizer, con la participación de médicos en las áreas de Neuro Psiquiatría, Cardiología y Medicina Interna.

*Docente Investigador de la Unidad Académica
de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia. LUMAT
*Docente Investigadora de la Unidad Académica Preparatoria.
[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ