Sobre intervenciones en el CHZ no se sabe qué calle y tramo abrirán primero

Sobre intervenciones en el CHZ no se  sabe qué calle y tramo abrirán primero
Habitantes y comerciantes del centro se han manifestado a través de mantas contra los trabajos en esta área ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZxº

■ La regidora Emilia Pesci hizo esta precisión y señaló que sólo hay 15 de los 30 mdp para las obras

■ Los trabajos en esta zona implican un despojo, dice, pues habitantes y comerciantes serían desplazados

Con la información a la que ella misma pudo acceder, la regidora independiente al ayuntamiento de Zacatecas 2017-2018, Emilia Pesci Martínez, ofreció tres precisiones sobre los trabajos que se iniciarán en el Centro Histórico el próximo 28 de diciembre: no sabe qué calle y tramo abrirán en principio, sólo se cuenta con 15 de los 30 millones de pesos planteados originalmente, y “la realidad es que no hay un solo peso para intervenir la bóveda”.

Pesci Martínez se remitió al 17 de noviembre, momento en que se votó en comisiones unidas de Hacienda y Obra Pública, esta última a la que ella misma está integrada, un dictamen que incluía dos recursos, uno procedente del FONCA y otro de la Secretaría de Cultura para intervenir el Centro Histórico de Zacatecas.

El argumento versaba sobre el cambio de tuberías para ayudar en trabajos de reforzamiento de una bóveda subterránea.

Señalando que no se adjuntaba un estudio técnico que los justificara y por la violación del derecho constitucional de petición de comerciantes y vecinos, quienes luego de escuchar rumores al respecto de las obras habían solicitado información sobre las mismas sin recibir respuesta, votó en contra del citado dictamen.

El documento además fue modificado en su planteamiento original pues ya en el siguiente paso, su aprobación en sesión de cabildo, se dijo que se votarían los dos fondos de manera separada, pero “el recurso que se votó en la sesión para nuestra sorpresa fue solamente el del FONCA”.

Ahora también con el voto en contra de Emilia Pesci, la inasistencia de la regidora Lupita Medina (PAN), quien en comisiones también había votado en contra, y la abstención de Heladio Verver (MC), se aprobó por mayoría un fondo que únicamente puede utilizarse para intervenciones en superficie, de tipo estético y circunscritas a espacios para el fomento o desarrollo de la cultura.

Del otro que sería respaldado por la Secretaría de Cultura (SE), “no nos han dado cuenta de dónde quedaron los otros 15 millones, si no llegaron al ayuntamiento y por qué motivo, y si se votará ese otro dictamen”.

Por ello precisó, “la realidad es que no hay un solo peso de este recurso para intervenir la bóveda”.

Las obras que sí involucra el citado proyecto, son la remoción de adoquines, generación de bahías con pórfido, que cuestiona por no ser típico en el paisaje urbano de la capital de Zacatecas, la instalación de árboles de naranjo y jacaranda, la supresión de un sitio de taxis en la calle Tacuba, y el ensanchamiento de banquetas.

Observó además que aunque el proyecto fue aprobado por la delegación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Zacatecas, la instancia normativa también advirtió que “siempre y cuando” se socializara con anticipación y se cambiaran las jacarandas por otra especie arbórea, “toda vez que produce fauna nociva para los edificios históricos” y sus raíces levantan los pisos.

“Es decir, estuvimos señalando esas cosas que el INAH observó sin que tuviéramos respuesta alguna, no se nos dijo si se iba a hacer caso de las recomendaciones; el punto es que el proyecto quedó intacto”.

Emilia Pesci sostuvo que se ha estado utilizando el tema de la intervención de la bóveda subterránea que corre bajo el CHZ “para generar presión social. Eso es un hecho”.

En sustento mencionó la opinión de Arturo Maldonado Romero, docente investigador en la Unidad Académica de Ingeniería de la UAZ con experiencia en el tema, vertida recientemente en el tercer Seminario del Consejo Estatal de Universitarios por un Proyecto Alternativo para Zacatecas.

“Él ha sido encargado de obras, por ejemplo, la del teatro Calderón, la del Templo de Santo Domingo, incluso en la iglesia de Fátima y decía: efectivamente hay un problema con las bóvedas en Zacatecas, pero no es un problema que tenga que ver con las filtraciones de agua potable y drenaje” sino con las filtraciones que provienen de los cerros que conforman la barranca en que se asentó la ciudad, por lo que el nivel del agua está subiendo, explicó.

Por otra parte desde la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (Jiapaz), sólo se han expresado posturas públicas, que refieren pérdida de agua potable en el CHZ y filtraciones de agua del drenaje hacia los conductos de ésta.

Aquí la observación de Pesci Martínez es que las obras que se han planteado no se dirigen a zonas domésticas sino comerciales.

“El polígono del Centro Histórico es amplísimo. Incluso les decía yo, si existen filtraciones del drenaje al agua potable ¿por qué hacer la intervención en un área comercial y no en una habitacional? Estamos hablando de Tacuba e Hidalgo, las dos calles comerciales por excelencia, si por el contrario hay áreas habitacionales donde la gente se baña, cocina con agua de las tuberías ¿por qué la prioridad son Hidalgo y Tacuba”.

En su opinión “hay una urgencia por realizar las obras que no se entiende, porque podrían socializarlas y llegar a acuerdos, incluso los comerciantes podrían tener la oportunidad de generar una bolsa de la mano con la autoridad” para este propósito. Y ser ellos, los mayormente afectados, los que plantearan soluciones.

“De por sí que las rentas en el Centro Histórico de Zacatecas son altísimas, ellos gastan muchísimo en rentas, quienes tienen empleados pagaran aguinaldos, y para muchos de ellos seguramente un solo mes de cerrar sus establecimientos les significaría no sólo perdidas sino la quiebra”.

La regidora habló asimismo de que la intervención en el CHZ involucra un tema de despojo, pues los habitantes de la zona están siendo desplazados del lugar pero también los comerciantes, pues tienen poca capacidad para resistir obras “de cualquier temporalidad”, por lo que también falta un análisis sobre el impacto económico y social que implicarían estas obras.

Dijo entonces que una intervención que tiene como objetivo “cambiar piedras, ya no le sirve para nada a la ciudad pero sí transforma en muchos sentidos su esencia y la problemática de quienes sí viven en este espacio”.

Emilia Pesci observó por último una característica que atribuyó al gobierno que encabeza Judit Guerrero López, “hay una cosa que está pasando mucho en esta presidencia municipal, es el hecho de que por celebrar una reunión se asume que se tuvieron acuerdos”.

De esta manera, reuniones de información como las que se tuvieron en algún momento con comerciantes y vecinos del CHZ, pero también para el caso de la demolición del rastro municipal, se tomaron como si hubiera habido una conciliación entre las partes.

“De hecho hemos sido muy insistentes en que en cada reunión deben levantarse minutas con lo que se diga puntualmente”.

Finalmente y en respuesta a qué calle y tramo abrirán el próximo 28 de diciembre, fecha que se ha señalado para el inicio de la ejecución de la obra con recursos del FONCA, contestó que ella misma lo ha preguntado, “se comprometieron a darme respuesta y no la he tenido todavía”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ