“El arte y la cultura nos transportan de una sociedad inservible a una fascinante”

■ Lamentable, que cuando hay recortes los primeros afectados son estos rubros: Murray

■ El actor se ha dedicado a esta profesión desde hace 40 años; influyeron sus padres, dice

Para el actor Rodrigo Murray los mexicanos no han aprendido nada de la historia, pues los gobiernos no invierten en aspectos como la cultura, la educación, la salud y el deporte; éste es un factor para que se presenten los problemas sociales actuales.

“Nosotros no hemos aprendido nada. Los antiguos pueblos le apostaban a la educación, la cultura, el deporte, las artes. Nuestros gobiernos claramente no le apuestan a eso. Cuando hay un recorte de presupuesto, los primeros que salen raspados son estos departamentos”, señala Murray.

Agrega que la cultura y el arte “es el transporte, el tren necesario para pasar de una sociedad inservible, a una que pueda ser seductora, fascinante, seductora, y el único camino es la expresión artística”.

Por lo que no entiende porqué en la escuela se tienen materias como geografía de otros países, pero sería mejor que se enseñará quien fue por ejemplo Ramón López Velarde, dijo el actor.

Rodrigo Murray nació en la Ciudad de México 24 de julio de 1969, y se dedica a la actuación desde hace 40 años. Para el actor era algo que se venía venir, pues su infancia la pasó en el ambiente de teatro. Su padre, actor, y su madre, quien se dedicó a la arquitectura, a la medicina como gineco-obstetra y a la escenografía, influyeron para que tomara esta decisión.

Rodrigo Murray nació en la Ciudad de México 24 de julio de 1969 ■ FOTOS: ODÍN SALINAS Y CORTESÍA 50 DE CIEN

Recuerda que al salir de la escuela acompañaban a su padre a ensayos, y pasaba la tarde entre piernas, escenarios, camerinos, en sets de filmación de cine, en los reconocidos Estudios Churubusco.

Lo que aprendió en estos andares con su padre fue a tener respeto a la carrera. Pero no se le permitiría dedicarse a la actuación, sino terminaba una licenciatura. Y fue así que ingresó a la licenciatura de literatura dramática y teatro.

Ésta la estudió en la Unidad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Estudió también en el Colegió Madrid, al cual acudían refugiados españoles, pero que tenía una apuesta por el arte.

“Ahí fue mi primera chupadita de dulce de miel, fue en donde hice mis primeras obras”, dice Murray. Cuenta que cuando el colegio se mudó a Mixcoac, se construyó el auditorio Lázaro Cárdenas, para 350 personas aproximadamente.

En ese espacio, el actor reconoce que terminó de descubrir su vocación, pues se encontró con el teatro de Leñero y Woody Allen. Pero también la dramaturgia que creaba con sus mismos compañeros.

Cuando acudió a la secundaría, iba a la vez a la academia Manolo Fabregas y cuando entró a la preparatoria ya había egresado de la escuela.

“Mi primera película fue a los 9 años, mi padre necesitaba niños actores. Pero el cheque nunca me lo dio. Comencé en el teatro, recogiendo vestuario, checando escenografía, luces, taquilla, publicidad. Participé en muchas puestas en escena, recorrí muchos teatros por muchos estados del país, y conviví con infinidad de actrices y actores. Eso te forja el temple”, menciona Rodrigo.

Incluso, conoció por primera vez Zacatecas gracias a que acompañó a su padre en una gira de trabajo.

Murray indicó que los inicios o la base de cualquier actor es el teatro. Sostiene que se casó con el teatro. Pero tiene dos amantes, “una es el cine, que es una amante cara y celosa, y otra es la televisión, que es muy puta, es seductora, tiene proyección que no tiene el cine y el teatro, pero tiene un inmediato olvido”.

Son tres lenguajes distintos a los cuales dice respetar y amar, y es como comparar el idioma inglés para hablar de negocios, el italiano para hablar de comida, y el español para hablar con dios, reflexiona al respecto.

Comentó que los actores son personas tímidas, pero el buscar a un personaje que no se es y que no habita un cuerpo, se vuelve interesante y fascinante por un tiempo.

“Los actores somos esquizofrénicos controlados, por un tiempo. Y con mujer me sabe que cuando busco un personaje, se va. Hay puente o vacaciones y tiene ese respeto, y dice dejemos a este loco trabajar. No hay nada que me guste más que hacer un personaje diferente a otro”, expone.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ