5.8 C
Zacatecas
martes, 29 noviembre, 2022
spot_img

Otra explicación del triunfo de Trump

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RAÚL ROSS* • admin-zenda •

Del cuerpo de artículos que están tratando de explicar el inesperado triunfo de Trump desde varias perspectivas y para distintos propósitos, quiero llamar la atención del lector hacia el texto publicado por The Guardian (versión Internet), el pasado 12 de noviembre, titulado: We are witnessing the politics of humiliation. En dicho texto se recogen las opiniones de varias escritoras sobre las recientes elecciones estadunidenses que conviene leer completo, aunque aquí me limitaré a citar solo lo escrito por Siri Hustvedt, autora de Woman Looking at Men Looking at Women (2016). Las citas aquí usadas se presentan en traducción libre que yo mismo hice del original en inglés.

- Publicidad -

La autora abre identificando los rasgos más generales y más de fondo de quienes votaron por Trump, de la siguiente manera. “La gente que ha crecido con un poderoso sentido de privilegio blanco, masculino (lo mismo que quienes simpatizan con esa imagen de poder), la gente para quienes ese sentido de superioridad ha sido siempre precario y necesitado de protección, encontró en Donald Trump una figura para su propia fantasía de la restauración de una era que hoy ya se fue.”

A continuación, Hustvedt, identifica los principales ingredientes del caldo en que se cultivó el movimiento a favor de Trump: “La demografía de EU ha cambiado. Los crecientes números de gente hispana y asiática, lo mismo que una mayor clase media negra y más mujeres en posiciones de influencia, sirven como una afrenta a la fantasía. “Esta gente” se hace responsable por la caída de gracia del hombre blanco, tal como los judíos fueron culpados en Alemania. Obama, un hombre negro altamente educado, elegante, moderado y de buen hablar, que fue Presidente durante ocho años, alimentó el miedo racista a los Otros. Su mera presencia fue una ofensa. Desde este punto de vista, elegir a una mujer añadiría insulto al daño.”

Hustvedt concluye trazando con brocha gorda un significado desalentador del nuevo paisaje político: “El papel que la misoginia representó en esta elección no debe ser subestimado. Hillary Clinton vivió indudablemente en el mundo de la realpolitik. Aquellos que votaron por Trump están viviendo en un estado de narcisismo prestado. La grandiosidad del hombre, su sentido de privilegio con impunidad, su abierta crueldad hacia las mujeres, las minorías y la gente discapacitada fueron adoptadas por identificación. Las políticas no importaron. Realmente no importaron. Él hizo que los hombres blancos humillados, disminuidos en su virilidad (y las mujeres que se identifican con ellos) se sintieran mejor acerca de sí mismos. Ahora todos pagaremos por la fantasía colectiva que perteneció a solo la mitad de nosotros.”

Aquí terminan las citas. A lo citado, probablemente, solo hay que agregar que los votantes que describe también son, al igual que muchos otros que no votaron por Trump, damnificados de la globalización de la economía que también deja impactos negativos en grandes sectores de la población estadunidense.

También cabe matizar que al decir que “ahora todos pagaremos por la fantasía colectiva que perteneció a solo la mitad de nosotros”, la autora expresa una versión fatalista de una historia que todavía está por escribirse, asumiendo que las fuerzas sociales opuestas se mantendrán inmóviles o que quedaron derrotadas definitivamente. También cabe precisar que, cuando la autora se refiere a “la mitad de nosotros”, está en lo correcto solo en términos de quienes votaron en esta elección, pues sería “la cuarta parte de nosotros” en términos de electores registrados y esa parte empequeñece aún más si se mide como proporción de la población total de EU.

Estos matices son importante para calcular la fuerza real del mandato que esos votantes entregaron a Trump y de las posibilidades de que su agenda política pueda ser impuesta al resto de la nación estadunidense. A pesar de estas notas de pie, es claro que Hustvedt, con una extraordinaria economía de palabras, captura contundentemente la esencia de lo que debe estar en el fondo de cualquier otra interpretación que se intente hacer de la victoria de Trump. ■

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img