La realidad de la migración: entre mentiras y estrategias solidarias

La realidad de la migración: entre mentiras y estrategias solidarias

La propaganda antiinmigrante es una enorme falsedad llevada a la arena política: una mentira con efectos políticos muy reales. Estados Unidos debe la tercera parte de su PIB al trabajo de los migrantes y las tasas de ganancia de una parte importante de empresas (sobre todo agrícolas) debe al trabajo de hispanos su éxito económico. Además, recibe una transferencia de valor de sur a norte: el trabajo que aprovechan (sobre todo el calificado) ellos no lo formaron, no invirtieron en él. México gastó en su formación y ellos lo aprovechan. Y no sólo: todos los migrantes pagan impuestos, tanto al consumo como a la renta. Así las cosas, es falso que los migrantes representen una carga en el país del norte. Todo lo contrario.

Sin embargo, observamos un discurso migrofóbico del señor Trump. Es evidente el uso electoral del mismo, hay una perfecta sincronización de los puntos altos de las ofensivas contra México con las coyunturas electorales. Hay académicos, empresarios y ciudadanos en general que saben que la propaganda migrofóbica es basura electoral animada por sentimientos racistas y discriminatorios. El pueblo que vota a favor de Trump es producto del efecto de dicha propaganda. Por ello mismo, una estrategia del gobierno federal debe ser contraatacar esa propaganda y, al mismo tiempo, animar a la oposición de Trump dentro de Estados Unidos que se manifiestan a favor de México a organizarse y hacerse manifiesta. Tanto la disminución del efecto de los ataques migrofóbicos como el fortalecimiento de la oposición interna (dentro de USA) a Trump, puede ser la manera en cómo el gobierno mexicano puede contrarrestar la política absurda del actual presidente norteamericano contra México.

En ese contexto ubicamos el acto que el Presidente mexicano planea hacer en la frontera “por la buena amistad de los dos pueblos”. Tiene el objetivo de provocar la discusión sobre México y animar a los norteamericanos a contravenir el efecto electoral que persigue Trump con los ataques a nuestro país. Hay una estrategia en la acción anunciada. Y además de estrategia hay un fuerte contenido ético-político en ese anuncio de fortalecer el valor de la solidaridad con esas familias que migran persiguiendo vivir con dignidad. En ese marco, es decepcionante los anuncios de los sindicatos patronales mexicanos: chatos, torpes, insolidarios, sin valores y antipatriotas. Sólo preocupados por su interés inmediato. Pero torpes, porque los afectados en la embestida de Trump son los empresarios exportadores a Estados Unidos.

En esta crisis, el gobierno de México está haciendo una política migratoria decepcionante: trabaja para y por la presión norteamericana deteniendo y deportando centroamericanos. Hicieron la propuesta de las llamadas ‘cortinas económicas’; pero ahorita que aun no están los proyectos-cortina, actúan con ‘las fuerzas del orden’. Es difícil resistir a las presiones del imperio. El objetivo es no sólo cómo lograr una política migratoria más justa, sino cómo lograr que al hacerlo México no resulte sacrificado.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70